domingo, 31 de mayo de 2015

ACEPTACIÓN.

  Acepta que todo sea tal y como es en este momento... Si en tu camino presente te sacuden, sin cesar, furiosas e intempestivas situaciones que llenan de lágrimas tu corazón, vívelo sin quejas, sin ira, sin resentimientos, con profunda calma; porque muchas veces Dios, en Su misericordia infinita, no varía las circunstancias que uno experimenta para que esas situaciones sean un benéfico empuje en la transformación de su conciencia, en un confiado rendirse a Su guía, en un soltarlo todo por el que, al quedarnos únicamente con Él, comprender que sólo Dios basta.

   No protejas tu corazón de las lágrimas para que finalmente éste pueda reír de verdad en una dicha inconmensurable. Extiende la fragancia del Amor aún en las vicisitudes más insospechadas, hostiles e incómodas. Ábrete como una tierna flor, poderosa en su humilde función de extender la belleza de la primavera, para anticiparle a tu prójimo aquí, en este mundo yermo y gélido como el más crudo de los inviernos, las bienaventuranzas de retornar al Cielo... No te demores más y acepta la función que Dios mismo te ha dado, el Hijo de Dios -tu verdadero ser- es un servidor de Dios y de su prójimo. Esta aquí, en la Tierra, no para encontrar un lugar en ella sino para caminar con sus hermanos en Dios hasta Su Hogar en la eternidad del espíritu, nunca de la carne.
   Acepta tu vida tal y como es, y entrégasela toda a Dios. PermíteLe bendecirte. PermíteLe bendecir, a través de ti, a todos los que Él te envíe para transitar contigo por este sendero que tornará todo lamento y dolor en gozo. Permite que todo sean bendiciones en un entorno aparentemente maldito... Deja que lluevan bendiciones; déjalas venir para que, mediante tu entrega a Dios, refresquen desconfiadas arideces; déjalas llegar para que, a través de tu aceptación, empapen corazones fatigados... No temas. No desconfíes. No escuches el falso testimonio nacido del miedo. Estate atento sólo a la voz de Dios que te habla mediante Su insondable y certera paz. Quédate con Él. Todo te irá bien aceptando a Dios por guía... Él te conducirá junto a tu prójimo, entre oscuras tempestades, a una inefable y eterna calma en el corazón mismo de la eternidad, en Su Santo e Indivisible Ser. Confía... confía y acepta... ten por seguro que todo irá bien.

KHAAM-EL




sábado, 30 de mayo de 2015

SANAR EL SUFRIMIENTO


   Sufrir el sufrimiento, lo perpetua. No temas al temor y desenfángate de todo el lodo acumulado en tus memorias al creer que ibas a remolque de las circunstancias, sin saber muy bien a donde te conducían. Haz oídos sordos a ese blablabeo de tu mente que trae angustia y te atormenta en su estéril búsqueda de soluciones a imaginarios problemas, tomados por vitales. No te enredes en enredos de enredada coyuntura, pues todo lo que quiere atarse a una seguridad particular aumenta, mas pronto que tarde, la inseguridad; fabricando bucles y paradojas de cansina absurdidad, en las que cuanto mayores son las protecciones más temible e inseguro parece todo. Y sentirse inseguro es pensarse en peligro. Y creer estar en peligro conlleva sufrimiento.

   Sanar el sufrimiento es una cuestión de perspectiva. Un pasar de la visión reducida -a ras del mundo- a una manera de ver totalmente diferente; mediante la cual, al mantener la conciencia atenta tan sólo al instante presente, todo es contemplado desde una óptica no atrapada por las corrientes de pensamiento que se arremolinan y serpentean ante cualquier obstáculo que aparece en el flujo de la vida. No te castigues por la vergüenza, la culpa, la cólera, la pena, el dolor, y por tantas y tantas sensaciones producto de pensamientos equivocados. No les concedas valor. No los sigas a pies juntillas o te despeñaras por el delirante precipicio del terror y su insoportable sufrimiento. Elévate por encima del sinuoso discurrir del mundo y, con gratitud, verás que su tránsito ya ha alcanzado su consumación... que el río de la vida, siempre ahora, llega ininterrumpidamente al mar y que el mar no conoce precipicios. 

 Desde lo elevado hasta los obstáculos más temidos y evitados, imponentes como macizas cordilleras, son sobrepasados sin ningún titánico esfuerzo por tu parte, con visión clara, con suavidad y certeza... en paz.

   Sanar el sufrimiento es una cuestión de elegir la paz de espíritu, sea cual sea la circunstancia que parezca suceder... Un despreciar aquello que, en tu propia mente, te desprecia y minusvalora... Un despedirse de los consejos del miedo... Un no atender a los requerimientos de los deseos por subsanar una carencia que estos consideran ineludible, cuando no es más que una vana ilusión. El Amor, Dios, no te dice que tu vida aquí no sea dura y que sus senderos no sean dificultosos; Él, te dice que estos senderos no son reales, que no son más que meras ensoñaciones en tu mente santa... que confíes y sueltes tu apego a lo transitorio, en favor de lo eterno... un soltar el mundo para ser del Cielo.

   Sanar el sufrimiento es un aceptar la intensidad de la angustia de creerse limitado y no querer arreglarla a tu manera, sino confiar en la manera de Dios; quedándote en la quietud espaciosa del cielo abierto del ahora. Confiando. Confiando de verdad, sin tibiezas ni peros. Un atravesar tu huerto de los olivos con el corazón entregado. Confiando en la paz de espíritu, con constancia, con devoción, con fe... Un no olvidar que Dios sana todo sufrimiento, porque te Ama, porque nos Ama, porque sólo hay Su Amor... Un dejar pasar todos los sueños rotos y esperar sólo Su Respuesta... Y, de repente, ¡Oh, milagro! La Luz... el fin del sufrimiento... la misericordia divina te colma... la certeza de lo infinito te desborda... te has sanado de la idea de lo limitado... te has curado de identificarte con un cuerpo... te has salvado por la gracia del Altísimo, confiando sólo en Él y en Su Amor... Su Respuesta, únicamente Su Respuesta de Vida plena, de Vida sólo en el espíritu, te resucita del sueño de la muerte.

KHAAM-EL
     



Confía en el plan de Dios para retornar a Él.

viernes, 29 de mayo de 2015

QUÉDATE EN DIOS


   Así como pienses, así será tu sentir; y según sea tu sentir colorearás todo con su tonalidad particular. Si estás triste todo te parecerá gris como los densos nubarrones que presagian tormenta, si te encuentras iracundo todo se tornará rojo como un descontrolado incendio, si en otro momento te sientes saludable todo será visto como si fuera verde pradera, si interpretas que te quieren todo se pintará de rosa pastel y así un largo etcetera de pensamientos, sentires e interpretaciones.

   ¡Ojo! Porque, si decides desde tus sentires cosecharás inevitablemente las consecuencias de su tonalidad de pensamiento, ya que los pensamientos son completos en sí  mismos y cualquier decisión traerá su resultado -como las borrascas traen lluvia y los anticiclones, días despejados-. ¡Ojo! Porque, si sigues en esa dinámica quedarás condicionado a repetir la montaña rusa de los pensamientos y sentires desbocados, una y otra vez. ¡Ojo! Te digo, estate atento, muy, muy atento, porque el que pide recibe y, si uno es coherente, se dará cuenta de aquello que pide por lo que está recibiendo... Pide sólo la Verdad (el único Bien) y ya es tuya... pero, pídela por encima de todo, incluido tú mismo... y Su certeza, de que la vida es del espíritu y no del mundo, te acompañará siempre; llenando tus días aquí de profunda paz e íntima alegría, disolviendo sueños vanos y deslumbrantes ficciones entendidas como ciertas. 

    ¡Ojo! repito, porque, si te consideras un cuerpo esta idea se cristalizará en tu mente como un prisma de cristal que filtra la luz y la distorsiona; entonces, los pensamientos puros que te unen a la Verdad -Dios infinito y Su Amor eterno- serán dispersados por tus juicios particulares acerca de ti con respecto al mundo y sentirás miedo, y desde él, colorearás tu entorno con un arco iris de posibilidades, todas ellas equivocadas, todas ellas finalmente dolorosas y generadoras de culpa, incluidas las que a bote pronto te parecen muy sugerentes.

   Cuestiona tus cuestiones. No creas a tus creencias. No sigas tu inercia de pensamiento o serás esclavo de esa rutina irreflexiva. No busques en tu propia búsqueda porque, como ya nos dijo San Pablo: "Buscando el bien que quiero, hallo el mal que no quiero". Detente en el corazón del corazón, en la esencia del instante presente. No te quedes con tus propios pensamientos. Entrégate a Dios incondicionalmente, y, aceptando la convulsa intensidad del deshacimiento de tus defensas conceptuales, desdeña todos tus particulares sentires para así no seguir más al pensamiento que les da cohesión; simplemente no hagas nada, pide la paz de espíritu, quédate en esa paz... todo te irá bien en la luz del ahora. Dios Mismo te tomará y te inundará en la blanca y pura luz que compartes con Él y con toda Su creación... ángel de Dios, óyele decirte que nunca has sido ese cuerpo que imaginas y con el que te identificas, quédate con Él, sólo con Él; todo tú, con tú Dios de Amor y completud, de inocencia y santidad. Experimenta la certeza de la plenitud, la vivencia esplendorosa de la eternidad y su júbilo inagotable, la comunión del espíritu y su gloria inefable.

   Al despertar de un sueño, uno se da cuenta que soñar un sueño no tiene consecuencias reales y que todas las situaciones, pensamientos y sensaciones, no tuvieron significado... pero mientras confundas el sueño y su frenesí con la realidad (creer en tu identidad corporal como cierta) experimentas sus devastadores efectos. 

   ¡Despierta! Permite que todos tus pensamientos personales, y sus correspondientes sentires, sean disueltos, en el mismísimo centro de ese prisma corporal que imaginas ser, y sólo quede la luz... toda la luz santa del Amor de Dios y Su Perfección infinita... Quédate en Dios, la Verdad y la Vida, el único Bien que no es ilusión, y confía. Amén.

KHAAM-EL



No te agarres a tus sueños y quédate en Dios.
   

jueves, 28 de mayo de 2015

ETERNIDAD

Permite que brille tu infinitud
El verdadero amor, por ser infinito y tierno, sólo puede consumarse en    la eternidad.   
                                                         Aldous Huxley                               
   No pongas límites a tu conciencia con imaginarias teorías basadas en la fragilidad de tu identidad corpórea. No te des por supuesto a la ligera. Reflexiona tus reflexiones con pausada contemplación interna y sé una mirada limpia, mirándose sin tapujos. El momento perceptivo de tu tangibilidad no es más que el posicionamiento relativo de tu conciencia, fabricando una perspectiva de lo diferente al pensar que podría haber separación en lo indiviso pero, en lo fundamental, dentro y fuera son lo mismo; porque todo lo visible es, en esencia, sustancia invisible al ojo sensorial en su núcleo más íntimo. En lo profundo -como muestran lo microscopios- también hay vaciedad entre las partículas subatómicas, además de en su propio interior; consecuentemente, lo manifiesto es, en verdad, no manifiesto; pues, en lo hondo de sí, es también espaciosidad, amplitud, ámbito infinito, transparencia radiante, sutileza impalpable, y no forma... la vida que vives no depende, en consecuencia, tanto de la carne como del espíritu.

   Por eso es por lo que la Vedanta hindú proclama: este mundo es maya*; el budismo, remarca: que lo percibido es samsara* y que la mente búdica sabe que samsara ya es en esencia Nirvana*; Cristo, señala: Mi reino no es de este mundo; mientras que 'Un Curso de Milagros', dice: este mundo no es real, es ilusorio; y el Taoísmo, apunta: el Tao que puede ser nombrado ya no es el Tao, etc, etc...

   Deja, por lo tanto, de distraerte con los efectos de tus propios pensamientos e indaga y penetra en ellos, como un cirujano con un bisturí, y extirpa, sin contemporización alguna, todos aquellos pensamientos que no te traigan infinita paz, perfecta dicha y plenitud... ahí, te encontrará Dios con una dulzura, una ternura y una calidez indescriptíblemente benéficas que te salvan de toda desdicha.

   Tu conciencia descenderá se elevará muy por debajo y muy por encima de las apariencias, hacia la luz infinita de la verdad; más allá de las nubes de lo perceptivo y sus imaginarias evoluciones formales, allende las fronteras de charcos y mares, de elefantes y mosquitos, de piedras y montañas, de átomos y galaxias... la tierra, los océanos y los soles, desaparecerán; pero Dios permanecerá y tu vida verdadera, también permanecerá en Él... todos nosotros, como un único ser, permanecemos en Su esencia infinita. ¡Todas las cadenas rotas para siempre! Danzando, ahora, en libertad, al trascender lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande con el vuelo de una mentalidad abierta y confiada... hasta alcanzar aquello que se creía inalcanzable, cuando ya era, desde siempre, lo que Es y no lo que parecía ser... tú, ya no eres tú, para ser lo que Es; yo, no soy yo, para ser lo que Es; nadie es nadie en particular, para ser lo que Es... sólo indivisible unicidad... siendo todo comunión en la eternidad de la benévola y generosa certeza de lo inconmensurable... Siendo sólo uno con lo divino.

   Sin miedo, sin límites, sin demarcaciones ni fronteras de imaginaria seguridad, sin juicios, sin definiciones de frágil justificación, sin ti separado de lo otro, hallas consumación en la Verdad que te hace libre, por su asombrosa y misericordiosa gracia... eres el Amor mismo y Su inagotable ternura infinita. 

    *maya: vocablo sánscrito para referirse a una imagen ilusoria o irreal.
 *samsarapalabra sánscrita que significa 'fluir junto', 'pasar a través de diferentes estados', 'vagabundear'. "Samsara" es la raíz de la palabra Malay "sengsara" que significa sufrimiento. 
   *Nirvana: vocablo que hace alusión al estado de fin del sufrimiento, indicando un estado de cese de la actividad mental corriente y que significará una liberación espiritual, el estado de felicidad supremo.


KHAAM-EL



    Consúmate en la gracia infinita del amor de Dios.

miércoles, 27 de mayo de 2015

ESCUCHA LA MÚSICA DEL ALMA


  Enraízate en el presente, como el sereno y quieto árbol, sabedor de que el lugar que ocupas es perfecto y deja de buscar otro sitio imaginariamente juzgado mejor. No sigas el discurso mental que te proyecta hacia el futuro desde un nebuloso y esquivo pasado. No conceptualices. No te preocupes por nada, ni siquiera te entusiasmes o ilusiones con ninguna expectativa por llegar. Acepta todas las posibilidades e ignóralas en favor de la paz de espíritu, porque, al fin y al cabo, los aplausos y los méritos terminan siendo igual de dolorosos que los abucheos y desprecios. Buscar la gloria en el mundo trae siempre aflicción. Sencillamente, mantente feliz ahora, aquí. Aquel que nada desea vive presente. Quédate sosegado, suceda lo que suceda, y experimenta agradecido como el tiempo, y sus interminables ciclos, ya no te atrapa... Las formas y sus cambiantes configuraciones ya no tienen para ti importancia relevante... El espacio ya no te limita... sólo atiendes a lo esencial. Escuchas la música del alma, su hermosa melodía, y danzas a su son, alegre, liviano, inspirado, anchuroso... rebosante de Dios.

   Deja que la inmediatez florezca en ti y te ofrezca su dulce fruto, bello, sutil, infinito, profundo y expansivo a la vez, pleno de sorprendentes matices, gozoso e inexplicablemente insondable, palpitando en tu entraña como una sublime música y saborea la divina eternidad que te regala, generosamente.

 Experimenta como una vez saboreado el fruto de Dios -no el de la carne y su desmedido ansia de mundanal diferencia- esa inefable música prende rauda en tu corazón quemando toda aparente malicia y dolor, toda angustia e incertidumbre, toda ira o vergüenza, todo deseo y toda queja. Tu esencia una es ahora una hoguera crepitante, sin principio ni final. Un fuego enamorado pleno de Dios que, en sus llamas sagradas, consume -sin dilación posible- cualquier aparente impureza que imaginases tener, para mostrarte tu indisoluble unión con Él en el constante Amor eterno que te profesa y que tú también le profesas... Eres luz. Lo impío se desvanece en su propia evanescencia sin dejar ni rastro, pues no soporta la ardiente mirada de lo veraz. Siempre has sido inocente... siempre has sido puro... siempre has sido belleza inmaculada y santidad... siempre has sido música excelsa y nunca ruido. La melodía olvidada es recordada, ahora, en la luz del Amor. Al fin, vuelves a reír de corazón, palpitando libre en bendiciones, sin término... estás totalmente presente en el presente y tu espíritu inmortal, en su pureza original -nunca perdida, salvo en imaginaciones estériles-, extiende la música que Dios Mismo comparte contigo.

   ¡Aleluya!

KHAAM-EL




Extiéndete hasta el infinito... Sólo la música, toda la música.

martes, 26 de mayo de 2015

ESTAR EN EL MUNDO SIN SER DEL MUNDO

   Todo lo percibido y buscado en este mundo es polvo en el viento. 

  Sé un oasis, para tu prójimo, en medio de este escenario seco y polvoriento; abastece de 'Agua de Vida' a todo aquel que a ti llegue fatigado, desesperanzado y perdido, a todo aquel que sueñe con montar su hogar en sus arenas de promesas incumplidas o a ese otro que intenta, en vano, salvaguardar sus posesiones y logros que son sin remedio reducidos a polvo volando en el viento; abastece, también, al que te ataque o rechace; sé generoso, en ese oasis de Vida, y transmíteles a tus semejantes la realidad del Cielo, de lo infinito y lo santo, de la perfección del Amor que en ellos mora y del espíritu inmortal que los alienta; háblales de Dios y Su Reino, que es siempre aquí y ahora, y no de este mundo; porque Dios no sabe nada de lo efímero y sus angustias, de sus oscuros miedos, de sus furias, carencias o vergüenzas. Dios conoce y crea únicamente eternidad y plenitud.

   Estate en el mundo sin ser del mundo -como nos instó el Maestro- y su devastación no te alcanzará por la gracia del Altísimo, para que puedas extender ese oasis que sabe que el desierto no es más que un delirio febril producto de una idea equivocada tomada por cierta: creer que somos un cuerpo en un mundo de cuerpos; mas, esta idea descabellada, es deshecha en el oasis de la confianza plena en el poder del Amor de Dios. No te niegues a ver lo evidente, aquello que se convierte en polvo no puede ser real. No te agarres a lo que se deshace, o llorarás. Sólo la Vida es Vida y no conoce la muerte. Sólo la Verdad es Verdad y no sabe de espejismos o dudas. Sólo el Amor es Amor y nunca se relaciona de forma especial ni diferenciando. Sólo la Eternidad tiene ciertamente significado. Sólo el espíritu es vida y jamás el cuerpo; recuerda las palabras de Jesús, en Juan 6, 63: "El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida." Y ahí, siempre ahí, encuentras paz y dicha perennes. Al espejismo del desierto le llega su fin y el Cielo, junto a su abundante Vida, a ti retorna.

KHAAM-EL




Medita las palabras, suéltalas después, y sé música viva.

lunes, 25 de mayo de 2015

SÉ CONSTANTE EN EL AMOR

  Sé constante en lo que realmente amas: ¡Ser feliz, ahora!

  Sé constante en la alegría. Vive lo cotidiano, lo ordinario, lo banal, todas esas circunstancias repetitivas de tu vida, en las que tiendes a moverte por inercia, con plena consciencia; y una bienaventuranza profunda, sin motivo externo, permanecerá en ti e irradiará bendiciones hacia tu prójimo que te retornarán por la gracia del Amor.

   Sé constante en la confianza. Vive lo doloroso, los sinsabores de este mundo, lo desconcertante e insidioso, todas esas situaciones opresivas de tu vida, en las que sueles reaccionar con frustración e ira, con absoluta consciencia; y una paz inefable, a la que lo externo ni siquiera roza, quedará en tu alma y cubrirá con su reconfortante manto a todo aquel que éste cansado de luchar.

   Sé constante en la paciencia. Vive lo insatisfactorio, lo limitante, la incomprensión y el reproche, todas esas tesituras de árido desenlace, en las que acostumbras a responder irreflexivamente, con total consciencia; y una infinitud de esencial llenura, que no conoce agitación ni carencia, se establecerá en ti y se extenderá desbordante hacia todo aquel que en verdad la anhele. 

   Sé constante en la constancia de ser consciente de la consciencia presente, y... lo real, será completamente claro y evidente. No quieras cambiar nada desde tus memorias de flaqueza y temor, de deseo e inquietud, de éxito o placer, de victoria frente a derrota, de bueno contra malo. No sigas a tus juicios, no les otorgues valor. Mantente atento al instante presente con firme decisión... camina sin pies hasta el final, camina en tu propia mente... camina por la luz íntima del espíritu hasta que la sublime transparencia del ahora, en su divina e ilimitada vastedad, te colmen hasta que sólo haya lo indiviso (Sat-Chit-Ananda*). 

   Sé constante, siempre en el presente. Comprende que únicamente lo eterno es constante y que lo que brota en el tiempo es inestable y finito. Sé constante, por tanto, y retorna a la eternidad, ahora... libre para amar y libre para ser amado... Amor presente, ¡Amor real! 

   *Sat-Chit-Ananda: Conjunción de tres palabras sáncritas para referirse a la plenitud del Inefable.
     Sat: Existencia sustancial y omnipresente. 
     Chit: Conciencia pura.
     Ananda: Gozosa bienaventuranza.
     Luego, puede traducirse como: Ser Conciencia Bienaventurada.

KHAAM-EL

domingo, 24 de mayo de 2015

TIÉNDELE TU MANO A CRISTO


   “Viendo a la muchedumbre, Jesús, subió al monte; y cuando se hubo sentado, se le acercaron los discípulos, y abriendo Él su boca, les enseñaba, diciendo:
   Bienaventurados los pobres de espíritu,
porque de ellos es el reino de los cielos.
   Bienaventurados los mansos,
porque ellos poseerán la tierra.
   Bienaventurados los que lloran,
porque ellos serán consolados.
   Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, 
porque ellos serán hartos.
   Bienaventurados los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán misericordia.
   Bienaventurados los limpios de corazón,
porque ellos verán a Dios.
   Bienaventurados los pacíficos,
porque ellos serán llamados hijos de Dios.
   Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia,
porque suyo es el reino de los cielos.
   Bienaventurados seréis cuantos os insulten y persigan y con mentira digan contra vosotros todo género de mal por mí. 
  Alegraos y regocijaos, porque grande será en los cielos vuestra recompensa, pues así persiguieron a los profetas que hubo antes de vosotros.
   Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Para nada aprovecha ya, sino para tirarla y que la pisen los hombres.
   Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse ciudad asentada sobre un monte, no se enciende una lámpara y se la pone bajo el celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a cuantos hay en la casa. Así ha de lucir vuestra luz ante los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, glorifiquen a vuestro Padre, que está en los cielos.
                                                                                      Mateo 1, 5:16.                                                                                              
      "En aquel tiempo, Jesús, dijo: «Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados, y yo les daré alivio. carguen mi yugo sobre sí y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontrarán descanso, porque mi yugo es suave y mi carga ligera."
                                                                                                                                                      Mateo, 18:30.

     "Jesús les habló otra vez, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida:"
                                                                                                                                                         Juan, 8:12.

    "Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo el que cree en mí no permanezca en tinieblas."
                                                                                                                                                      Juan, 12:46.

   "Dijo el Jesús: No se inquieten entonces, diciendo: '¿Qué comeremos, qué beberemos, o con qué nos vestiremos?'. Son los paganos los que van detrás de estas cosas. El Padre que está en el cielo sabe bien que ustedes las necesitan. Busquen primero el Reino y su justicia, y todo lo demás se les dará por añadidura. No se inquieten por el día de mañana; el mañana se inquietará por sí mismo. A cada día le basta su afán."
                                                                                                                                                 Mateo 6, 31-34.


    Ora de corazón y recibe de corazón. Tiéndele la mano a Cristo. Acércate a Él, permitiéndole que ilumine tu sueño de dolor y te muestre el Camino al Cielo. Despertar... Retornar a la Luz -ser la luz del mundo- no es tanto el resultado de una evolución hacia un perfeccionamiento gradual de un yo pequeño, como la feliz consecuencia de la gracia del milagro de una rendición total a Dios y su Amor, que conlleva una auténtica revolución de la Conciencia, un reversión completa de la dirección de la atención, pasando del hacer al permitir, del obtener al compartir, del desear comodidades a un servir gozosamente de todo corazón. Renunciando a las ilusiones del mundo por Dios, con una confianza ilimitada que desdeña cualquier tentadora separación, en favor de la Unicidad; transitando resueltamente de lo efímero a lo Eterno, del miedo al Amor y de lo falso a la Verdad. 

   Despertar es un repentino y liberador tránsito de la aparente penumbra a la luz. Despertar conduce de la desdicha a la bienaventuranza, de la muerte a la vida. Despertar es un camino de consciencia, un darle la mano a Cristo y seguir sus dulces huellas -que son la luz del mundo en ti-. Abre bien los ojos del espíritu y sigue la luz que conduce hasta la Luz... Camina con confianza, pues nada quedó al azar. Tu peregrinaje con Él acabó felizmente en el Amor indiviso, pues Cristo mora en tu corazón. 

   Cada uno de nosotros dejó sus santas huellas (las huellas de Cristo) en la eternidad; para así, un día de rendida plegaria, fiel y sincera, seguirlas desde el mundo hasta el Cielo, desde el tiempo a lo intemporal, desde lo íntimo hasta la Comunión infinita. 

   Recuerda Amig@, Cristo vive en nosotros... es nuestro Ser... Camino, Verdad y Vida... tiéndele tu mano y vuelve a tu Hogar en los Cielos.

KHAAM-EL

sábado, 23 de mayo de 2015

CONSUMACIÓN

  Consúmate en las celestes aguas del brillo eterno que 'Lo Inefable' te trae.

   Aléjate de la lejanía y no busques más la salida a tu angustia vital en el espacio/tiempo. Despídete con arrojo de tus conceptos y juicios, esos que te ofrecen la carne como tu hogar, esos que pretenden que no ceses de pretender algo, sea lo que sea. Descansa, suspende todo ir y venir, aquiétate, abandónate al presente, acepta la totalidad de este instante, de cualquier instante... que sólo quede el bendito Ahora que los unifica, detén tu frenético ansia... sumérgete en las misericordiosas aguas de la paz de espíritu, consiente que su sosegado remanso te cubra hasta que seas 'no dos' con ellas, y no haya fisura entre tú y la paz, entre tú y lo que realmente eres, entre tú y ese océano infinito que disuelve las orillas que conforman la segmentada percepción de habitar en un cuerpo.

   Acércate a la cercanía, con el corazón abierto. Aproxímate a tu propia mente, sin reproches ni ensalzamientos, sin censuras; deja que todo salga a la luz, para que en ella sea disuelto. No intentes abarcar con las palabras el espíritu y, más bien, deja que sea éste quien las plenifique, dotándolas de sustancia ilimitada... palabras acallando palabras hasta que sólo quede el Silencio de la mente, ese espacio infinito y libre de interferencias donde escuchar la Palabra Viva de Dios y Su Amor.

            Corriendo te pierdes y agotas.
            Caminando despacio se avanza deprisa.
            Reposando sin miedo tú eres el Camino
            -el final, es como el principio-.
            Confiando totalmente, has llegado.
            Consumación...

            ... No tienes que hacer nada,
            nada en absoluto...
                                             sólo Ser.
     
           Tu mente y tu corazón se unen en el puente del Amor,
           en plenitud,
                                 para que tu espíritu dance.

           Míralo todo como el que no mira nada.
           Vívelo todo como el que ha soltado todo.

           Afina las cuerdas de tu corazón
           ¡Que suene la melodiosa canción del espíritu!

           Sigue el camino que asciende hasta ti.
           Desde lo alto te ves más cerca...
           siempre has estado al alcance de ti mismo.

           El tiempo de las dudas ha acabado
           pues, el tiempo, no es más que el fruto de la incertidumbre.

           Ahora lo eterno... siempre lo eterno... sólo lo eterno, es cierto.

          Vive esa certeza, esa alegría.
          Vive esa confianza, esa seguridad en que nada falta.

          La luz te guía   (tú eres la luz)
          Te guías a ti mismo...
                                                acércate más y más,
           hasta que no haya separación alguna...
                                                                             Y todo sea Uno.

   El fin del tiempo y sus distancias trae la llegada de un esplendente despertar en la Conciencia... el sufrimiento y el miedo desaparecen en un presente libre de las pesadas cargas de un pasado que ya pasó, liberando al futuro de sus aparentes consecuencias... libres de querer ser libres... ¡pura libertad!


   El fin del tiempo es ahora, en un inmenso abrazo de perdón. Ámate y Ama... Amor... todo el Amor. Ahora comprendes que eres espíritu libre y eterno, sin enemigos ni peligros que solventar, sin nada que temer.

   Ahora sabes que 'Lo Incondicional' jamás se separó de ti, pues estar separado de 'Lo Íntegro' nunca pudo ser posible... la paz de Dios y Su bienaventuranza son tu perenne herencia; toma sin pudor, sin culpa ni recelo, posesión de ella... y sé feliz. Eres pleno... y en tu plenitud, en verdad, la liberación se ha consumado.

KHAAM-EL

viernes, 22 de mayo de 2015

DIOS, ES

Dios existe en el agua del lago;                                           
también existe en el agrietado lecho del lago
cuando se ha secado.
Dios existe en la abundante cosecha;
también existe en la hambruna que se extiende
cuando la cosecha se pierde.
Dios existe en el rayo;
y también existe en la oscuridad
cuando el rayo ha desaparecido. 

  
                                                           Mansur Al-Hallaj.





    El mundo percibido no conoce a Dios porque, en su ignorancia, confunde como diferente lo superficial en detrimento de lo fundamental; valorando aquello que no es nada en su efímera urdimbre, olvidando que en lo esencial no hay más que Dios, y Su espíritu... ya que Dios es en todo, pero nunca es ese todo observado. La suma de las partes jamás conforma a Dios, pues Dios no es una cuestión de forma, sino de esencia. Él no sabe nada de cantidades, mas sí de comunión.

   Dios, Es. Y no se encuentra en idolatrías ni panteísmos. Recuerda lo dicho por la filosofía sankhya:  "Toda la naturaleza es para el alma, no el alma para la naturaleza".   Ahonda en esta idea. reflexiónala, saboréala; medita en ella... comprenderás en profundidad lo que quiso decir swami Vivekananda cuando pronunció la siguientes palabras, salvaguardadas en su obra 'Karma Yoga':  "La naturaleza existe por una sola razón: la educación del alma individual; no tiene otro significado; está aquí porque el ser humano debe tener conocimiento y por el conocimiento debe liberarse. Si recordamos siempre esto, jamás nos ligaremos a la naturaleza; sabremos que ésta es un libro en el cual tenemos que leer, y que ya no tendrá valor alguno para nosotros cuando hayamos adquirido el conocimiento encerrado en él. Sin embargo en vez de esto, nos identificamos con la naturaleza; pensamos que el alma es para ella, que el espíritu es para la carne, (...) estamos continuamente cometiendo este error; consideramos a la naturaleza como siendo nuestro propio ser y así nos ligamos a ella; tan pronto se presenta esta ligadura se produce una profunda impresión en la mente, impresión que nos domina y hace obrar no como libres sino como esclavos."

  Dios, Es. Y, lo que Es, jamás podrá ser notado u observado por aquello que parece ser. No te distraigas, por tanto, con los fenómenos cambiantes. No te dejes atrapar por juicios acerca de como debería ser 'tu vida' en un mundo inestable. Deslígate de resultados particulares y anchúrate más allá de toda circunstancia. Estate atento a lo esencial, y quédate en paz. Reposa en Dios. Él, te hallará en el presente, en ese presente libre de cargas y juicios, en este instante... ahora.

   Dios, Es. Y, en Su constante flujo creativo, hasta la sequedad reverdece en su entraña gracias a la eterna y bendita vida que Él concede.

   Dios, Es. Y, en esta luz, la sombra es imposible; porque, hasta en la oscuridad perceptual más opresiva, Su brillo infinito traspasa cualquier aspecto.

   Dios, Es. Y, en semejante plenitud, la carencia es imposible, pues Su Amor perfecto abastece sin medida lo que el espíritu requiere... porque la vida es del espíritu y no de la carne. "El Espíritu es quien da vida, la carne no sirve de nada"  Juan 6,63.

   Dios, Es. Y, en Su Ser, somos libres y felices por siempre, al no conocer ni límites ni vaivenes... Sólo en Dios... todo en Dios.

KHAAM-EL

jueves, 21 de mayo de 2015

ENTREGA

Rinde todos tus deseos por un corazón en paz.
     
Entrega tu anhelo romántico
y permite a tu latido interno danzar intrépido.

Vive… Vive… Aligérate… Vive.

Entrega tu vuelo semántico 
y permite a tu silencio interno hablar indómito.

Rinde todos tus cantos por una mente en paz.

Entrega tu compás, tu ritmo…
Y fluye con la sinfonía inédita de la vida.

Que tu ansía de reconocimiento se someta a un alma amorosa,
libre y humilde.

Deja que la Providencia te sostenga,
y experimenta la gozosa sorpresa
de vivir
   en el milagro constante.

Permite que las frases se sitúen por si mismas
en las blancas páginas de tu vida,
y deja que libremente
   escriban tu historia de Redención…
Tu feliz camino de retorno a Dios.

Ambiciona únicamente lo eterno y cesará toda ambición.
Desea tan sólo la verdad
  y desaparecerá todo deseo.

Que tu canto sea un himno alegre y desprendido
que abrace a todos aquellos oídos deseosos de infinitud.

La Vida se despliega, grácilmente,
cuando ninguna pretensión procura señalar, con juicio implacable,
cual es su sentido
 y su función.

Sólo tu Voluntad, Dios…
Haz tu Voluntad 
en mi.


Sé, ahora, uno en la música.

KHAAM-EL

miércoles, 20 de mayo de 2015

RAMANA MAHARSHI

   Sri Ramana Maharshi fue un maestro Adavita que, desde la experiencia viva de la Realización, extendió el Mensaje, la Enseñanza Eterna, durante la primera mitad del siglo XX  en la India.

   A continuación reproduzco unos fragementos de una conversación de Ramana, recogida en el libro "Pláticas con Sri Ramana Maharshi", que son una auténtica bendición. Una dulce invitación al recogimiento íntimo, para propiciar ese encuentro interior con la infinitud del Ser. Un regalo para aquel que ansía de corazón lo divino, para aquel que cansado de ilusiones sólo aspira a la verdad.

   "El doctor Henry Hand, un norteamericano que frisaba en los setenta años, preguntó: -¿Qué es el ego?
   Maharshi: Como el ego es interno, y no es externo respecto de usted, deberá ser claro para usted.
   D.: ¿Cómo lo define usted?
   M.: La definición también procederá del ego. Es el ego el que debe definirse.
   D.: ¿Qué es el alma?
  M.: Encuentre el ego y encontrará el alma.
  D.: ¿Entonces son lo mismo?
  R.: El alma puede existir sin el ego, pero el ego no puede existir sin el alma. Se parecen a la burbuja y el océano.
   D.: Eso aclara el asunto. ¿Qué es el Atman?
   M.: El Atman y el alma son lo mismo.
(...)
    Otro norteamericano preguntó sobre las formas de pensamiento.
  M.: Si hubiera pensamientos, éstos se materializarán. Si desaparecen, no hay nada que se materialice. Además, si usted es físico, el mundo es físico, y así sucesivamente. Averigüe, si usted es físico.
   D.: ¿Su enseñanza es diferente de la los demás?
   R.: El sendero es uno solo, y la realización es una sola.
 D.: Sin embargo, la gente habla de tantos métodos...
   M.: Eso depende del estado mental de esa gente.
   D.: ¿Qué es el yoga?
  M.: Yoga (la unión) es para quien está en viyoga (separación). Pero hay uno solo. Si usted realiza al Yo, no habrá diferencia.
   D.: ¿Es eficaz bañarse en el Ganges?
   M.: El Ganges está dentro de usted. este ganges no le hace sentir frío ni temblar. Báñese en él.
   D.: ¿Hemos de leer al Gita de cuando en cuando?
   M.: Siempre.
   D.: ¿Podemos leer la Biblia?
   M.: La Biblia y el Gita son lo mismo.
   D.: La Biblia enseña que el ser humano nació del pecado.
   R.: El ser humano es el pecado. La percepción humana no existía en el sueño profundo. El pensamiento de cuerpo produce la idea del pecado. El nacimiento del pensamiento es el pecado mismo.
   D.: La Biblia dice que el alma humana puede perderse.
   R.: El pensamiento 'del yo' es el ego, y eso se pierde. El 'Yo' real es 'Yo Soy El Que Soy'.
   D.: Hay conflicto entre las enseñanzas de Aurobindo y de la Madre.
   M.: Primero entréguese al Yo, y luego armonice los conflictos.
   D.: ¿Qué es el Renunciamiento?
   M.: Es renunciar al ego.
   D.: ¿No es renunciar a los bienes materiales?
   M.: También es renunciar al que los posee.
   D.: El mundo cambiará si la gente renuncia a sus bienes materiales en beneficio de los demás.
   M.: Primero, renuncie a usted mismo, y luego piense en el resto.
D.: ¿No podemos tener la realización instantáneamente?
R.: La realización no es nada nuevo. Es eterna. No se trata de realización instantánea o gradual.
D.: ¿Existe la reencarnación?
M.: La reencarnación sólo puede existir si usted está ahora encarnado. Usted nació ahora mismo.
D.: Si todos renuncian, ¿habrá un mundo práctico? ¿Quién cosechará?
R.: Primero, realice; luego, vea. La ayuda a través de la Realización trasciende toda ayuda a través de las palabras, pensamientos y acciones, etc. Si usted entiende su propia realidad, entonces la realidad de los rishis y los maestros será clara para usted. Sólo hay un maestro, y ese es el YO.
   D.: ¿Por qué los maestros insisten en el silencio y la receptividad?
   R.: ¿Qué es el silencio? Es elocuencia eterna.
   D.: ¿Cual es la actitud receptiva de la mente.
   R.: No distraerse de la mente."

   Toda esta Enseñanza no tiene precio. Es intemporal e inespacial; es siempre aquí y ahora, sin distracciones futuras ni cargas pasadas. Naces a la vida a cada instante, no te demores en logros por venir. Primero, como señala Ramana, realiza; y luego, ve. Sé receptivo a ti mismo y permite que Eso que ya eres te encuentre en el interior infinito del Ser. Sumérgete en esas aguas sagradas del espíritu. En paz, en perfecta quietud íntima. No compares senderos -en esencia todos son el mismo porque todos conducen a un mismo final, que es como el principio- y camina, hasta el final, por aquel en el que transitas, para llegar al ahora desde el ahora. Renuncia, por tanto, a hallarte en el tiempo y la realización -en su eterna gracia- se revelará.

   Quédate en un profundo silencio interior y la voz de Atman será clara en la conciencia. No hay distancias ni tiempos que te impidan ser Ser. Retorna, pues, ahora, siempre ahora; al origen, a la fuente de agua de Vida eterna y sé Bienaventuranza.

KHAAM-EL

martes, 19 de mayo de 2015

LLAMA VIVA

"¡Oh! Tú has oído mi plegaria,
y ¡me has bendecido!
Ésta es Tu sublime promesa:
Tú aquí, y en todas partes. 

Mary Baker Eddy.
Oh! Dios.
en oración,
de llama viva
mi alma toda
por ti clama.
 Contemplación.
Vida presente
de lo ilimitado
libre de juicios
y temores.

Bendición sublime.
Promesa cumplida.
Saber inmediato
de lo infraccionable. 

Mañana es nunca
porque no está
y ayer es nunca
porque se fue.

Sólo el ahora
en verdad tengo.
Aquí, sólo Tú...
todo en y por Ti.
Sin aditamentos,
en desnudez pura.
Simplicidad.
Sencillez.
Armonía
Dicha.
Luz.


Y ahora, arde de pura bienaventuranza en esta sublime pieza llena de Dios.

Bendiciones.

Sé feliz.

KHAAM-EL

lunes, 18 de mayo de 2015

RESPUESTA UNIVERSAL

Ser expertos es una ficción enmarcada
      “Un carillón se arruina a sí mismo proporcionando sonido, una vela de sebo se consume dando luz. Las rayas de tigres y leopardos atraen cazadores; la rapidez de los monos atrae tramperos.
        Así, los guerreros valerosos mueren a causa de su fuerza, los intelectuales quedan bloqueados a causa de su conocimiento; pueden utilizar el conocimiento para conocer pero son incapaces de utilizarlo para no conocer.
    Así, quienes son expertos en una facultad o perceptivos en un modo de expresión pueden participar en una discusión desviada, pero no en una respuesta universal.”
                                                        Lao - Tse.                                                           

    Meditad…

   Ese afán por adquirir conocimientos para lograr una destreza especial, ese sentirse y pensarse diferente, ese esforzarse en ser experto en algo y poder después destacar, es la absurda idea de separación entre lo creado y su Creador, incrustando un recelo entre el prójimo y uno mismo, e imaginando una distancia espacio/temporal entre la idea acerca de de uno mismo y su ser real, al buscar ser más en una habilidad determinada que arraigará en un futuro y no, simplemente, ser aquí y ahora en universal infinitud, porque el deseo de ser especial imagina una aparente e irreal brecha entre lo manifiesto y lo no manifiesto. Y en esa grieta, que antepone a la realidad, fabrica un enajenado sueño de sufrimiento y muerte en el que la separación parece consistente y la destreza un importante logro que desvía arteramente la atención de la vivencia esencial de lo universal hacia una localizada y reducida percepción parcial en la que poder expresar, con arrogante imprudencia, juicios particulares que terminan por ser ruina y aflicción para el alma.

   Dos o más puntos de vista antagónicos o conflictivos, por muy expertos que sean en su especialidad, muestran lo limitado de sus razonamientos y, por lo tanto, su inequívoca falsedad. 

   No desviéis el camino viviendo de ideas prestadas, o destrezas pavoneadas, o caeréis en la trampa del autoengaño que creerá saber qué es saber, y morará en la ignorancia más absurda y dolorosa. Soltad el apego a ser diferentes... fluid... ya no más preguntas con respuestas que fabrican otras preguntas que se responden para volver a preguntar... confiad... fluid... el ahora es respuesta... el ahora es universal. 

  Reflexionad…

  ... la Vida Es... y Es, siempre ahora. Sin antagonismos ni perspectivas conflictivas. Realmente nunca se interrumpe ni puede quebrarse… Nada puede estar separado de sí mismo; pues todo, absolutamente todo, es siempre igual a 'SÍ MISMO' en la perfecta unicidad de lo universal... La ‘Fuente’ (El Creador) y su ‘desembocadura’ (Yo Soy) despliegan ‘el Camino’ (ese ‘Flujo de Vida Eterna’ que es la Creación), y que invariablemente es ‘No dos’… Perfecta y Gozosa Completud… Amor y Luz.

  Indagad en el núcleo del no conocer para, en verdad, conocer más allá del conocimiento mismo y ser experiencia viva de lo universal… Indagad… profundizad en el corazón del instante… en el meollo de la conciencia.

  La comunicación real, y su indivisa respuesta, es no local… es plena e indiferenciada.

KHAAM-EL