miércoles, 23 de mayo de 2018

VERDADERO SER - AUDIO

   Bajo este escrito adjunto el audio de una charla en la que profundizo en despejar los obstáculos que las creencias forjadoras del ego han fabricado, para poder despertar así, aquí y ahora, en la Luz del Verdadero Ser que nada ha sabido, sabe o sabrá jamás de egos.
   Se suele tener miedo a la vida porque al identificarse uno con el cuerpo se siente amenazante el paso del tiempo y vemos como todo lo que ha surgido crece, llega a un cenit y mengua hasta desaparecer. Esa es la vida del falso ser, un yo personal que busca especializarse para encontrar seguridad pero que lo único que encuentra es hastío y desesperación, miedo y frustración. Hay que ir más allá de esa reducida y reductora manera de pensar y vivir, para encontrar lo que jamás ha podido perderse realmente, el Verdadero Ser, la Verdadera Vida, que es eterna plenitud de Consciencia Indivisa, Amor, Paz y Bendición.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX



martes, 22 de mayo de 2018

SÉ VIVENCIA PRESENTE


Mírate sin suposiciones, 
perdona tus juicios y acéptate.
Sal a la vista de ti mismo.
Contémplate con claridad,
nada tienes que ocultar.

Los milagros se ven en la luz.

Desde lo interno se aclara lo externo.
Que ningún miedo te quite la alegría.
Que ningún ansia te saque del presente y de la vida.
Que ninguna ilusión te nuble la plena mirada del espíritu. 

Descubre la Verdad que mora en tu alma
y te hace libre de las cargas de lo divisor
al unificarte con toda la existencia ahora.

Tú sólo eres en el presente.
Este instante en su ilimitud es lo esencial,
cada minuto transcurrido queda atrás.
La consciencia que los vive permanece inalterada.

Vivenciar el presente en su eternidad inherente
es el milagro que religa lo que nunca pudo separarse
aunque perceptivamente así lo pareciese.

Sé constante en la constancia inmediata.
Que la cólera no asome en tu rostro.
Que las dudas no enturbien tu mirada.
Que los deseos no desvíen tu pasos.
Que el horror y el miedo no apresen tu alma.

Vivir no es temer... no es sufrimiento.
Vivir es gratitud.
Vivir no es morir... no es un lamento.
Vivir es plenitud.

Estar en el presente es estar en el hogar.
Sin ayer, sin mañana.
Sin principios ni finales.
Puro ser siendo ahora.

Quien bucea por las nubes
jamás descubre una perla.
Aquel que sueña con las distancias,
aunque lo intente, nunca se encuentra.

Halla tu secreto...
cuéntaselo a la vida
y ella te revelará el suyo,
que siempre ha sido el tuyo.

KHAAM-EL



Ahora y aquí todo es uno más allá de su apariencia.
Ahonda y lo infinito te encuentra.
Bienaventuranza.
Amor.
Luz.



lunes, 21 de mayo de 2018

ILIMITADO INTERIOR

   Mirar afuera es fabricar lejanías y olvidar lo cercano e inmediato. El horizonte es distinto para cada observador porque depende de su propia ubicación formal/temporal y de su exclusiva perspectiva de particular memoria. En última instancia, es indiferente que sea un horizonte visual, de expectativas, emotivo o intelectual; el horizonte es un futuro perceptivo que se alonga según se avanza hacia él desde otro pasado perceptivo (que fue a su vez futuro) mediante un esquivo presente hipotecado al tiempo que terminará por convertir finalmente todo supuesto futuro en pasado. No vivas pendiente de los horizontes o, por no verlo, te tropezarás con lo inmediato, suponiéndolo un estorbo a tus sueños cuando es tu mejor oportunidad para despertar de ellos. La luz se ve aquí y ahora, provenga de donde provenga. Vivir de deseos es morir de frustración, porque la existencia que imaginas es inexistencia presente. Aquí es lo que hay; gestiónalo en paz, haciendo lo que debes para que la paz de espíritu permanezca contigo como un regalo a compartir con el prójimo... experimentarás como la luz brilla en tu interior... en su interior... en el interior de todos... en el interior de todo... afuera es ilusorio... no hay límites para la eterna Luz del Amor.

   Querer asir un límite es limitarse al significar lo sin significado como importante. No quieras demostrar lo que supones conocer o serás una suposición de ti mismo. Creer ser quien no se es, en verdad, conlleva ignorancia de juicio, quebradero de cabeza éste, que atesora recuerdos malinterpretados tomados por certidumbres. Medita. El pasado es una barrera imaginaria de remembranzas descifradas parcialmente que, con ímpetu desbordado, se proyectan en un devenir: por eso, olvídate de todos los horizontes que percibes en tu historia personal y mantente en el recuerdo del ahora, para que las memorias que atesoras sean una herramienta que te ayuda a relativizar -mientras las sueltas- tu perspectiva particular, y no sean más un pesado fardo de resentimiento e infelicidad. Perdona. Aligera tu carga. No te limites con externos sueños que se escapan como densos nubarrones que lloran su volatilidad. Vive ahora sin horizontes, confiado, valiente, esperanzado en que el ahora es la puerta a la eternidad.

   Es lo que es... ahonda en ello, no lo pases de soslayo como antaño. Reflexiona. Lo íntimo es inexplorado por distracción hacia lo externo. Olvidar el desde donde sume a la consciencia en un ensueño absurdo. Que tu propósito sea la Verdad ante todo y, el desde donde, será uno con Ella. Tú ya eres, no quieras llegar a ser o penarás. Deslumbrarse con lo exterior ciega, contemplar desde lo esencial e íntimo es pura visión sin sombras. No te rezongues con justificaciones y avanza en lo consciente. Sé acción y no sólo conceptos e ilusiones. Vive con alma y corazón enamorados del Amor Mismo. No busques provecho personal. Comparte desde lo profundo e intemporal. En lo interior no hay limites. Eres en la Verdad, y la Verdad es Divina Unicidad, y Divina Unicidad es Amor, y el Amor es Eterno, y lo Eterno es Vida, y la Vida es Plenitud, y la Plenitud es tu Naturaleza Esencial con todo y con todos en el Espíritu; jamás eres, ni somos realmente, en el doloroso e impermanente límite fabricador de horizontes, nunca en lo personal y corpóreo. El tiempo y las formas son límites que no te rozan siquiera en la ilimitada espaciosidad interior. Medita... Ahonda... Despierta. 

KHAAM-EL 



Mirar sin cuestionar quien es el que mira es ilusión...
No te concentres en lo externo
o soñaras sufrimientos que tomas por reales.
toda percepción exterior
es limitada y pasajera.
Ahonda...
Concéntrate en lo ilimitado 
y ya no te concentrarás en lo ilusorio.
Mirar lo que mira es meditación...
liberación...
despertar...
no está fuera de ti... 
fluye en ello 
y sé pleno aquí, ahora.




domingo, 20 de mayo de 2018

BREVES REFLEXIONES A CONSIDERAR (y 12)


           1.
   Reflexiona acerca del ego y la Consciencia: En ti hay un muerto que parece vivir y también hay un vivo que crees muerto.

           2.
   Una porción no es la totalidad. En esencia eres la totalidad y en apariencia una porción. No te aferres a las apariencias y lo pleno se evidenciará de nuevo.

           3.
   Apegarse al cuerpo (ego) es ignorancia, lo que se supone después no es más que el efecto de un efecto, mera ilusión y vanidad. Por eso, la Verdad nos hace libres de las funestas consecuencias de la ignorancia... como dice UCDM: "El ego y el espíritu no se conocen".



           4.
   Hay cosas que no cambian, y en medio del cambio regresan una y otra vez, hasta que sea uno el que cambie

           5.
   Confía, no busques validarte con la opinión ajena. Sé sin prejuicios, sin expectativas ni rémoras pasadas. Nunca ha habido realmente dilemas, cuando escuchas en el silencio de tu mente sabes muy bien lo que tienes que decidir.

           6.
   Sin duda, lo encontrarás de nuevo. Lo que anhela tu corazón jamás lo perdiste. Todo en esencia permanece por muy oculto que parezca.

KHAAM-EL



Reflexiona lo que vas a expresar antes de manifestarlo...
puesto que lo que expresamos siempre afecta a la totalidad,
y somos inseparables de esa totalidad.

Namaste





sábado, 19 de mayo de 2018

LA HUMILDAD Y EL DESPERTAR - VÍDEO

   Adjunto el vídeo, tras estas líneas, de una charla en la que comparto como la humildad es una actitud veraz ante los incongruentes juicios del ego... con él sólo hay ignorancia y error.
   En la humildad de no creernos especiales alborea el despertar de la Consciencia, aquí y ahora, en un presente vivido en paz, libres de toda angustia, hermanados en el Espíritu y nunca más separados por las apariencias temporales. Es por ésto que la humildad nos ayuda a tomar conciencia de lo esencial. Así que te invito en esta charla Consciente a la total honestidad, a poner toda tu atención en concentrarnos con asumida responsabilidad en los cimientos de nuestro pensar para poder averiguar, sin ambages ni excusa alguna, si somos humildes o arrogantes; sí vamos detrás de nuestros sueños, aún a costa del prójimo (y en esa arrogancia recelosa fabricamos sueños de dolor), o somos realmente humildes y agradecidos con la inmejorable oportunidad que el presente siempre nos ofrece para abandonar resentimientos, temores y personales expectativas. Tomando de esta última manera consciencia plena de ser sin condiciones, y facilitar el despertar de todos con nuestro despertar (al no adherirnos más a la egoica idea que albergábamos acerca de nosotros como 'yoes' separados del resto de la vida). 

KHAAM-EL


En la humildad, la grandeza de lo indiviso.
El Amor es Divina Unicidad...
nadie es más ni menos... puro Ser en esencia y eternidad. 




viernes, 18 de mayo de 2018

TRASCENDIENDO LA MENTALIDAD HUMANA..., ETERNA PLENITUD

   La mente humana cree estar separada de lo que percibe más allá del cuerpo con el que se identifica, a partir del cual establece una relación especifica de autodenominación desde la que cataloga y juzga  como conveniente o inconveniente a todo aquello que considera externo a ella.

   Es el mundo para ella (la mente humana) un gran escenario pendulante de calculados encuentros de fugaz deleite o de mera utilidad en la consecución de un supuesto logro futuro, donde convierte al presente en un furioso campo de batalla en el que, según convenga a veces, aparentar la concordia de una siempre recelosa tregua tras la que siente el triste y amenazador aliento de la desgracia, de la enfermedad o de la muerte, siempre cercano. Convierte la vida en una ilusión que se torna pesadilla al protegerse del miedo con miedo, olvidando el Amor mientras sueña que Éste es lo que no es reduciéndolo a algo meramente especial con lo que considerar qué es mejor para el cuerpo con el que se ha identificado, uniéndose a otros cuerpos en un intercambio de utilidades y expectativas con maquilladas sonrisas que se crispan a la menor sospecha de desacuerdo.

   Todo lo antedicho muestra como la identificación con el cuerpo fabrica sueños que se toman por ciertos, confundiendo lo banal con lo superficial y creyendo benigno aquello que es dañino al pensar que lo separativo puede ser real, útil o interesante. El Despertar de semejante ensueño que se prolonga a sí mismo desvaneciendo todo lo que en él aparece mientras lo vuelve a reformular, una y otra vez, de miles de millones de temporales y diversas maneras en un egoico continuo de dolorosas memorias, sucede mediante la completa desidentificación de los apegos y justificaciones que lo elaboran y posibilitan; entonces la vida se convierte en una oportunidad para desde la percepción deshacer cualquier apego a ella, sintiendo como se difumina el egoico sentir en un Sentir Universal que nos devuelve a la plenitud de todo aquello que hay allende toda ideación, sentimiento o emoción personal. No hay mente separada a causa del miedo porque, a todas luces, en lo esencial, el miedo es ilusorio por su formal y transitoria manifestación.

   Más allá de los juicios no hay caos sino compasión, mientras que en el no apego al cuerpo hallamos perfecto perdón. Y la compasión y el perfecto perdón conducen al Amor, donde la mentalidad humana, llena de dolorosas memorias, es trascendida en/por lo Todoabarcador; regocijándose uno de ser puro Ser, henchido de Divina Unicidad... ahora, en la inefabilidad esencial de la Consciencia Una la egoica contradicción pendulante, derivada del deseo y del miedo, es definitivamente resuelta en comunión, en el silencio hondo del alma, en las profundas certezas emergentes de la paz indescriptible de lo santo, bienaventurado, pleno y eterno.

KHAAM-EL



Aquí y ahora... el tiempo se eterniza siempre
si no se apega uno a lo contradictorio y divisor...
No seas el ruido enloquecedor de la angustia egoica
y sé excelsa música de plenitud en el silencio del miedo.






jueves, 17 de mayo de 2018

LO ESENCIAL PERMANECE

   Despertar de un sueño no depende de ninguno de los personajes que aparecen en él, salir de donde nunca hubo puertas significa que nunca hubo realmente un encierro; por eso, pretender despertar por cuenta propia sólo lleva a seguir soñando, e intentar salir de un encierro imaginario te seguirá dejando atrapado en él, al tomar lo imaginario como real. Aquieta el fragor de los pensamientos no yendo tras ninguno en especial, déjalos venir e irse tal cual, sencillamente contempla tu contemplar con el Corazón, no te apegues al que quiere despertar, al que se siente encerrado, y ya eres libre aquí y ahora... Lo esencial permanece, siempre.

   Acepta y no te pelees con apariencias. Suelta la espada y el escudo, vive sin miedo. Ya es hora de que desaparezcan las espinosas ilusiones de lo egoico. Si no te aferras a la inestable longitud del tiempo, la constancia de lo eterno te bendice justo en este mismísimo instante. No eres diferente en esencia de ninguna cosa viviente... la vida no se segmenta... acompásate al presente y no proyectes tu supuesta segmentación sobre el mundo... Todo lo cambiante cambia, pero el Amor queda inafectado, pleno, radiante, jubiloso... ¡Despierta! El pasado y el futuro nunca son ahora, y somos siempre ahora... Sí, es un vuelco completo de la manera usual de pensar, ya que de nuevo comprendes que no se piensa para llegar a ser sino que es en el Ser donde suceden y disuelven los pensamientos... ellos pasan, lo que en esencia somos permanece. 

KHAAM-EL 



El Amor en su esencia pura
fluye eternamente como un río inorillado
en el que la Consciencia permanece en indivisa comunión
con la vida toda...
en la plenitud de la Divina Unicidad.




miércoles, 16 de mayo de 2018

LIBERACIÓN DEL SUFRIMIENTO - AUDIO

   A continuación de este escrito adjunto el audio de una charla en la que abordo la cuestión del sufrimiento y de como terminar con él; sencilla y conscientemente, permaneciendo en paz en el presente, e irradiándola a todas las memorias del pasado, quedamos libres de las temibles proyecciones venideras que nuestros miedos personales forjaban, pudiendo relacionarnos así, nuevamente, con verdadero amor, con sencillez y generosidad... en plenitud.
   La verdadera vida no es del tiempo sino de la eternidad... el ego es ilusoria vanidad y dolor; el espíritu, perfecta paz y júbilo... el espíritu es real; el ego, no. Únicamente se despierta de la ilusión del ego y su temporal yugo mediante la extensión de la paz de espíritu, por la dación de la vida de uno para la felicidad universal de todos. Hallando así uno, en lo indivisible, la liberación del pesar, de la angustia y de todo sufrimiento; porque es en la comunión del Alma, en la unicidad de Consciencia, donde la plenitud del Ser se vivencia sin velo alguno... 

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX



martes, 15 de mayo de 2018

DE LO INEVITABLE Y DE LO DEFINITIVO


   "No sabes lo que dices -respondió el ángel-. No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razón de ser: sólo necesitas saber distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo.
   -¿Qué es lo pasajero? -preguntó Elías.
   -Lo inevitable.
   -¿Y lo definitivo?
   -Las lecciones de lo inevitable.
   Diciendo esto, el ángel se alejo.

Paulo Coelho - 'La Quinta Montaña'.

* * * * *

   Aprender a desaprender el apego a lo pasajero nos trae lo perenne. Dejar de dolerse por lo acontecido y vivir en valiente aceptación, atento más en servir que en ser servido, en amar más que ser amado, en ofrecer alegría más que en buscarla, en confortar más que en ser confortado..., es la actitud correcta de quien, sin tibieza alguna, quiere conocer el Amor, la Verdad y la Vida; pues, lamentarse por lo ya ocurrido, gemir por lo ya a todas luces inevitable, es estéril remembranza que llena el presente con las amargas lágrimas de la frustración y el resentimiento que impiden ver con claridad un porvenir limpio de la condicionada proyección del pasado.

   Cuando el gozo del espíritu sea definitivo y no fruto del vaivén de los acontecimientos se habrán aprendido de verdad las lecciones de lo inevitable para soltar con convicción el oculto deseo de tragedias que acontecen, sí o sí, por la búsqueda insensata de éxito personal. La humildad vive las tragedias para no repetirlas, admitiendo que más allá de sus configuraciones formal/temporales hay una paz que las trasciende, y a la que uno puede sumarse de inmediato para realizar aquello que se debe, dejando atrás todo eso que se deseaba o añoraba; sencillamente, porque cuando el pasado no lo cargamos y el futuro no lo proyectamos el tiempo todo se convierte en liberación y en bienaventurada antesala de lo intemporal, pleno y definitivo. Ama, no juzgando aquello que no conoces en esencia; y ahí, en esa actitud receptiva, paciente y sencilla, las lecciones del Amor, la Verdad y la Vida, se aprenden rápido. Viendo la razón de ser de todo lo pasajero como lo que es, un medio de enseñanza facilitador del aprendizaje total acerca de lo que es definitivo y de lo que no lo es... un apreciar sólo, y de todo corazón, lo definitivo por un abandono libre y resuelto de todo aquello que es pasajero.

¡Despierta del letargo de lo egoico!
La Plenitud es lo definitivo... 
Eso que hay que aprender en la inevitabilidad de lo pasajero.
Las tragedias y sus afanes de triunfo pasan...
es el fracaso del ego sin paliativos 
lo que nos devuelve a la consciencia una del espíritu.

¡Bendiciones ser de paz y de luz!
Todo va bien, aquí y ahora, en esencia y en verdad.
Da de corazón y recibe la plenitud de lo inacabable,
el Amor es infinito y todos somos uno en Él... 
Enseñarlo es aprenderlo.

Lo definitivo espera con paciencia infinita
la inevitable disolución de lo pasajero.
Namasté.


KHAAM-EL


La Plenitud es ahora, y ya es aquí, porque es siempre...
déjate envolver por su dulce melodía de vida eterna...
la vida definitivamente es del Espíritu, nunca de la trágica carne.
Sé, pues, feliz... vive en paz, lleno de Amor, sin miedo alguno que valga, 
y enjuga todas las lágrimas del mundo con la fuerza del Espíritu.




domingo, 13 de mayo de 2018

EL SABOR DE LA PAZ

   Sólo hay un ansia que has de cultivar, un fervor que has de fomentar, el de vivir abierto a tu Corazón, a tu Alma, a tu Ser; y, una vez el dulce fruto de la paz madure, sabrás con seguridad que nada esencial te falta, que nada esencial nos falta... que somos unicidad de vida plena y no transitoriedad de muerte. Abre la mirada del espíritu y se cerrará el falso ver del ego.  Ahora, sí, mira... contempla la luz de las Almas y verás en calma, despierto y feliz, tu propia luz. No hay sabor mejor que el de la paz, degusta esta miel. Siente la paz en tu corazón y en tu mente, e irrádiala a donde quiera que estés... todo tiene sentido cuando no se le da significado al sinsentido del ego y su separativo elucubrar, poseer o conquistar. Paladea el instante y no te futurices desde un supuesto pasado ensoñado. Comprende que no hay horizontes que alcanzar sino un aquí y ahora que compartir con generosidad; entonces, descubrirás que hay mucho por descubrir, mucho por vivenciar en plenitud, y que todo ese gozoso y liberador descubrimiento de plenitud jamás estuvo alejado de ti.

   Estate atento a lo esencial. Sé siendo ahora sin ningún pretender llegar a ser. Ahonda en el presente con consciencia... sé como la humilde violeta, casi escondida a ras de tierra pero exhalando su perfume y alegrando el campo con su color... Porque es dando como uno sabe que tiene y es, sin duda, amando como uno se sabe amado; y todas esas enormes o pequeñas cicatrices, que aún parecían socavar tu alma, sanarán con la inefable comprensión de que en realidad nunca existieron. Perdona continuamente, a ti mismo y al mundo, no apegándote a lo personal, no peleando contra fantasmas por ti proyectados, laborando para extraer la miel de la paz en lo cotidiano, permaneciendo confiado y en paz incluso en medio de rugientes tormentas. Sí, no hay mejor sabor que el de la paz, degusta esta miel... e invita a tu prójimo a saborearla junto contigo. Finalmente la vivencia de lo indiviso te conducirá a antes de cualquier tiempo y forma, a la infinitud del Ser, al inacabable Amor de la Divina Unicidad.

NAMASTE



Danza en la armonía celestial de Amor 
y saborea la Paz de Espíritu
que eternamente nos hermana en la Divina Unicidad.




sábado, 12 de mayo de 2018

VIVIR PRESENTE - AUDIO

   Tras este escrito adjunto el audio de una charla en la que incido en lo importante que es vivir con clara consciencia el aquí y ahora para vivenciar lo real y eterno en nosotros. 
   No te distraigas con juicios personales proyectados en el tiempo que todo lo cambian externamente pero que no ahondan en el núcleo mismo de la cuestión: la consciencia siendo consciente de ser pura consciencia plena. Nada esencial hay que mejorar, puesto que nada esencial ha estado realmente estropeado jamás. Así que haya primero, en lo interior, la realidad incuestionable de ser, y la vida se desplegará en paz de manera natural... en un ilimitado e inefable presente que trasciende todo tiempo y forma.

KHAAM-EL



Enlace directo del audio en IVOOX



viernes, 11 de mayo de 2018

LA CUALIDAD Y NO LA CANTIDAD ES LO PRIMORDIAL

   ¿No te has dado cuenta aún qué el que dice tengo que despertar, alcanzar la iluminación, retornar a la unidad, ya se está separando de la luz y del otro? Parece que esa disposición tiene buena intención, más está luchando. El Despertar de la Consciencia no es para uno de forma personal; ya que ese yo que codicia la iluminación es, sin duda, ilusorio. Ahí es donde comienza la Enseñanza Verdadera e Indivisa, esa que facilita la experiencia viva de unicidad si te mantienes constante en la práctica de ver los intereses de tu prójimo como los tuyos propios (UCDM). Entonces, sí, maestro de Dios, advaitín, devoto, yogui, buscador, renunciante... (la palabra para designarlo es lo de menos), has unificado tu aparente voluntad separada con la Voluntad de lo Indiviso..., con Dios, la realidad del Ser, el Absoluto; antes, no, porque, aunque nominalmente así te considerases o consideraran, de facto no lo eras ("No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la Voluntad de mi Padre que está en los Cielos." Mateo 7,21) al no haber entregado por completo tu vida a Lo Inconmensurable para el Perfecto y Eterno Bien de todos (Amor), al seguir manteniendo la motivación de relacionarte especialmente para la obtención de tus intereses particulares (ego).

   Uno puede decir yo quiero el despertar a la totalidad, pero mantiene un yo que lo quiere hacer a su manera. Entonces, en realidad, excluyes a tu semejante. No es una cuestión de yoes, sino de cualidad. Estamos ahondando en la cualidad, porque lo esencial es la cualidad. ¿Te has dado cuenta que la cantidad atrapa, porque tu mismo te has cuantificado? Por ahí, mediante esa actitud de juicio, es imposible despertar a la Verdad Indivisa, pues fundamentalmente te consideras  una cantidad separada. El yo se va de forma particular hacia adentro y fabrica un fuera; donde, entonces, se externaliza persistentemente, porque tiene miedo de su propia idea de separación, que ha fabricado con sus razones personales. Esa es la brecha ilusoria, la herida inexistente -pero dolorosa- que hay que sanar, el error reiterado que ha de perdonarse de una vez y para siempre. La cantidad es el ego. Un ego es muchos; por eso te has ido enclaustrando en tus intereses, aislándote de tus supuestos enemigos, encerrándote en tus razones, desconfiando de lo separado de ti y acusando de tu malestar a todos en vez de asumir la responsabilidad de tus propios pensamientos. A partir de ahí, se dice dos, tres, cuatro, cinco... más, menos, ganar, perder, vivir, morir... No, no, no, y no, jamás ha sido una cuestión de cantidad. Comprende: ¿dónde comienza y acaba el dos, o el tres, o el cuatro...? Ahí es donde comienza y se replica, una y otra vez, tu infierno. Sufres y te quemas horrorizado por el sufrimiento y la congoja, la ira y la frustración. Juzgando hay dos, tres y cuatro, de ésto o de aquéllo, queriendo añadir de éso y restar de lo otro, deseando lo que el prójimo tiene y tú careces, queriendo más porque sino piensas que pierdes, así sólo sufres y acumulas resentimientos. Te cuantificas y te cosificas, para defenderte de un enemigo imaginario por ti fabricado del que ahora desconfías. Todo eso es una ilusión, un ensueño, una pesadilla... una mundo donde cada uno por separado tiene tiene sus propios muchos y pocos, su mejores y peores, sus bueno y sus malo, sus diferencias especiales... una auténtica jungla de conflictos... un cementerio de engreídos deseos, cumplidos o no, convertidos finalmente en polvo y olvido por la codicia de tener razón a toda costa.

 Por mucho que mengües ahí afuera es una ilusión imaginada dentro, donde seguirá habiendo un yo en contraposición a otros; y, un yo, es muchos en su necesidad de autoafirmación especial... Ahí, en la proyección de ti, te disgregas... tienes una nariz, dos ojos, dos manos, dos pies, veinte dedos (en el mejor de los casos); muchas células, muchas neuronas, muchos glóbulos rojos, muchos leucocitos, etc, porque el ego es legión. Así es, siempre, la cantidad comienza por uno llamado formado por un conglomerado de divisiones que a su vez dividen todo lo que percibe. Ése yo no tiene realmente consistencia y se deshace en la Conciencia Indivisa de Plenitud (Cristo, Krishna, Tao, Nirvana, Ser...) en la que lo Creado es inseparable al Creador. Refúgiate en Cristo, en Krishna..., es decir confía sin titubeos en la unicidad y la eternidad, en la santidad del Espíritu... entrégale tu vida, tus cantidades, tus ilusiones, tus deseos y temores, tus esperanzas y límites, todas tus contradicciones; toda tu vida entregada por/para la Verdad... desidentificándote del ego (propio o proyectado en tu prójimo), muriendo a la muerte no temiéndola y expresando resuelto la bendición universal del perdón de todas las ilusiones, sin distraerse con cantidades, yendo a lo esencial, a la cualidad, a lo puro y pleno, y entonces comulgas con la Vida eterna de la creación, indistinta del perfecto Amor de Su Creador. Muriendo al ego ganas la verdadera vida; pero si quieres conservar tu vida personal, entonces la pierdes, porque querer conservar un yo frente al resto, te sigue manteniendo en el doloroso y absurdo sueño de las cantidades y sus aparentes separaciones, en el que nunca habrá suficiente, nunca tendrás suficiente... acumulando experimentarás siempre carencia. Puedes soñar con todos los ídolos imaginables de la abundancia, con todos los becerros de oro, y todos te van a fallar, como siempre ha sido, es y será, cuando te identificas como un yo separado del Amor (el ego), porque la auténtica abundancia está en el compartir la plenitud del espíritu.

   Vuelve a la cualidad esencial de la unicidad y descuantifícate de tus percepciones separadoras. No hay otra, sí o sí, se ha de admitir que uno, como alguien separado, es el fracaso personificado y que, haga lo que haga, irremediablemente fracasará, por muy buena intención que le ponga. Y, ahora, aquí, en este instante santo escogido libremente, comienza el fin de lo que pareció comenzar... la paradoja de las cantidades temporal/formales se desvanece en la inefable cualidad de la Luz del Amor Infinito que el Corazón Indiviso de la Divina Unicidad extiende eternamente en plenitud. Recuerda las palabras de Jesús: "El Padre y el Hijo son Uno" y las de Buda: "Samsara ya es Nirvana"... La soledad nacida de la ilusión de las cantidades es imposible en la unicidad del Ser: en lo interior, lo infinito; y en lo infinito, lo interior. De súbito, el Despertar del tiempo y sus efímeras formas... Iluminación... Renacimiento... Plenitud... Reino de los Cielos... Tao... Nirvana... Verdad... Vida Eterna... Bienaventuranza... Paz de Espíritu... Consciencia... Sat Chit Ananda... Amor.

KHAAM-EL



La esencia de la percepción es imperceptible.
Las paradojas acaban antes de plantearse por su carencia de significado.
Adéntrate en lo incuantificable y saldrás de lo limitado aquí y ahora.




jueves, 10 de mayo de 2018

NO PONGAS LA INTENCIÓN EN LO LIMITADO

   Todo se decide desde lo profundo de la consciencia y no desde el superficial revestimiento justificativo de los pensamientos. Ahonda en el meollo de tu alma, en el núcleo mismo de donde parecen surgir todas tus particulares tendencias. Profundiza con conciencia... medita. La intención es el motor que empuja a realizar un acto; luego el resultado del mismo no tiene tanto que ver con la ejecución observable (muchas veces revestida de aparente bondad o mesura) como con la intención impulsora que lo dispuso (desde el ego siempre condicionada y condicionante). Recuerda las palabras del Cristo en Jesús, reseñadas en Mateo, 15-11: "No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre.", y, sin más dilación, pon toda tu intención en lo ilimitado, en expresar fraternal júbilo y confianza, en amar sin cálculos o estrategias... lo incondicional, desde lo interior, saldrá inevitable a tu encuentro para bendecirte con la certeza de la infinitud del ser. Entonces, milagrosa y despreocupadamente, la acción vendrá por sí sola, revestida con la generosa dación de la fe, y en congruente alegría con un presente liberado de juicios personales... sin duda, lo bienaventurado y santo -Dios Mismo- te plenifica, en Su perfecta viviente ilimitud, mediante la dulce y sagrada música del alma, siempre y cuando decidas no escuchar el estridente ruido del miedo en tu mente.


Nunca pongas la intención en lo limitado
o te limitarás limitando
sintiéndote morir de inmediato.
No te rompas en mil pedazos por un trozo de yoidad.
No te pierdas en un laberinto inverosímil por una búsqueda inútil de lo especial.
No te niegues la dicha plena por la afirmación de lo separado como posible.
No te hagas el sordo a la bendición universal parloteando preocupaciones
en el mutismo de lo iracundo escondido tras un embalaje circunspecto
presto a asomarse en cuanto se lo rasca un poco en su escondite.
Agradece que salga a la luz la tendenciosidad de lo encubierto
para que cualquier respuesta condicionada quede desactivada
de su implacable y furibunda inercia.
¡No temas!
Nada puede ir mal en la confianza inmediata,
merced a la incondicional pureza de la libertad esencial del espíritu.
¡Espabila!
Lejano se presenta lo cercano en una distorsión,
a la vez que -en la misma- lo desagradable tiende a juzgarse como grato.
¡Despierta!
La demencia creyéndose cuerda tiene cuerda para rato
en la troceada perspectiva de lo temporario.
¡Medita!
Prisiones tomadas por refugios son los recuerdos
apilados en la memoria de la nostalgia que una vez fue aparente futuro...
nada más y nada menos,
simples retazos inconexos imaginando una historia.
El porvenir ya es pasado... no lo soslayes más y acéptalo
para comprender, de una vez por todas,
que nunca podrá entenderse lo inentendible.
¡Ilumina!
Se encierra la mente en la carne
por desvarío identitario de penumbrosa cavernosidad
en la que se proyectan sombras temibles
fruto de la ignorante arrogancia escondida
tras formidables parapetos conceptuales
que finalmente le aplastan el ánimo a uno frente a otro.
No caigas en indolentes justificaciones
y alumbra la gruta de tu temor con la esplendorosa luz de Lo Inefable.


¡Conoce!
Amar atraviesa los muros que se interponen entre tú y tu prójimo...
entre la idea de ti y la vida...
entre lo que se anhela, se rechaza o se ignora... y la unicidad redentora,
con la irrefrenable vehemencia de lo indiviso.
No te apegues al apego.
No caigas a la sima de la ciega y codiciosa vanidad por un puñado de éxito...
todo lo contemplado por los ojos del cuerpo pasa.
No te duelas del duelo por lo pasajero,
'dejad que los muertos entierren a sus muertos'...
Y... sigue la senda de lo eterno.
Llorar lloros tan sólo trae devastadoras riadas de angustia.
¡Resucita!
Destapa el ataúd de lo perceptivo... Y...
el espíritu escapará raudo de la inclemente caducidad de lo mundano.
La muerte no es posible excepto en ilusiones
pues morir nunca puede ser la intención de la vida
que una y otra vez contra viento y marea rebrota.
Florece, ahora, aquí, siempre, en la fragancia de lo eterno.
permitiendo que, desde la acompasada ternura de un corazón
verdaderamente enamorado,
suene gloriosa la música infinita de tu alma libre e inmarchitable...
sin ningún temor a rechazos, ataques o desdenes.
¡Comunión!
Comparte con tu prójimo la alegría de lo bienaventurado,
la sutileza del Espíritu y la fortaleza de lo santo.
Que tu intención sea compartir fraternalmente lo puro e ilimitado
y el Amor te colmará eternamente
en la plenitud de ser uno con Dios y con tu prójimo...
sencilla e inefable Divina Unicidad.

KHAAM-EL



Que tu intención sea siempre Amar de verdad... 
Y... en la dicha,
fluye con el soplo del Espíritu que acaricia y reconforta tu fatiga, 
tal como el viento mueve las nubes hasta disiparlas por completo en él.
Todo es, en definitiva, Lo Mismo...
un ilimitado espacio incondicional; consciente y lleno, 
por siempre, del Amor perfecto de la Divina Unicidad.






miércoles, 9 de mayo de 2018

YA SOMOS PURO SER - VÍDEO

   Bajo este escrito adjunto el vídeo de un vídeo de una charla en la que muestro como la consciencia presente nos libera en el ahora de lo que es irreal e inconsistente.
   Lo que somos nada tiene que ver con lo que pensamos, imaginamos o creemos... es infinitamente inefable lo que trasciende nuestra limitada percepción personal... Medita, profundiza, no te supongas ni definas...Buscar alcanzar un resultado universal con lo personal es prolongarse en sueños temporales innecesariamente... Nada esencial perdiste; nada sustancial obtendrás fuera de la consciencia presente. En este momento eres, soy, son, en la claridad de una presencia incondicional, lo indiviso y eterno si no nos distraemos con los ávidos juegos del ego... Sí, ahonda en consciencia y despierta.... somos ya el innacido, puro Ser; porque los transitorios cuerpos que parecen contenernos no son la realidad última, sino una apariencia en desarrollo temporal que en el ahora consciente, bendita e irremediablente, se desvanece en la Luz de la Divina Unicidad.

KHAAM-EL


Nada que alcanzar...
sólo retirar el apego a lo personal 
y lo esencial e innacido, de nuevo, en plenitud.




martes, 8 de mayo de 2018

LA FELICIDAD ES AHORA SIEMPRE PARA COMPARTIR



"Ser feliz y hacer feliz, es el ritmo del amor".
              
   Nisargadatta Maharaj 




  Ahora es, sin ningún género de dudas, el momento actual (ni antes ni después); y lo que es sin dudas, es pleno; y lo que es pleno, no tiene opuesto; y lo que no tiene opuesto, es en paz; y lo que es en paz, con seguridad es feliz. Estate, por tanto, atento aquí, en este preciso instante, consciente, presente, y lo verás. Confía... Sigue el flujo de la vida... hallarás el ritmo del Amor, porque la alegría que emerge siempre de la no resistencia al momento actual es genuina felicidad, extendiéndose más allá de uno mismo hasta alcanzar lo infinito... que nunca estuvo, oh! Sorpresa, separado de uno.

   Emancípate del gravoso costo que los deseos exigen, no te escindas ni dividas con ellos. Obtener lo impermanente nunca será ganar, sino siempre perder. Salta por encima de cualquier pensamiento que quiera distraerte del gozoso flujo que discurre en el ahora, alza confiado tus brazos a la Divina Providencia. No temas, no exijas, afírmate en la confianza de lo fraterno y no pelees por forzar las cosas a una particular manera; si compartes de corazón, sin pretender especial tajada, toda angustia o pesar desaparecen en un presente reencontrado... Ama y disfruta, sin tiempo, sin distancias ni medida alguna, de la luz plena de la Conciencia Una que no conoce tiniebla y desvanece toda pena... Vive la vida verdadera, la vida eterna que te libera del terrible sueño de la muerte... Ama... Ama... Ama... regresarás a la bienaventuranza de la vida indivisa del Espíritu.

  La felicidad es ahora siempre para compartir. Y lo que se comparte de corazón nos une más allá de formas y tiempos, porque el Amor no es separado de ti ni tampoco de nada ni de nadie. Recuerda en todo lugar y circunstancia que la felicidad es una actitud vital y no un logro o adquisición... no tiene precio, por eso es imprescindible e inherente a nuestra naturaleza real, es la fuerza del espíritu, la luz del camino, la bendición de nuestras relaciones. Sé aquí y ahora en paz.... la Divina Unicidad es en todos, sin ser un todos por separado; pues Ella, sin duda, trasciende la suma de las partes, al carecer de significado (en Su Plenitud con todo compartida) la mismísima idea de parte. Por lo tanto, tu felicidad hace feliz a todos... y, por Su gracia, te es devuelta inagotable para compartirla ahora, al fin, siempre sin fin.  

  Sé, pues, feliz ahora y vive siempre en el ritmo del Amor... en comunión con la chispa Divina, que habita en todos y cada uno de nosotros, para así vivir en el gozo indescriptible de la Luz de la Divina Unicidad.

KHAAM-EL



Sal de tus sueños de temor,
ahora, aquí, para siempre...
Y despierta a la dicha de Amar.




lunes, 7 de mayo de 2018

VERDADERA TERNURA

   Querer la alegría y la paz para todos, y obrar por ellas sin exclusión de ninguno, es genuino Amor, auténtica ternura que alienta al abandono de los autoimpuestos límites del miedo y la desconfianza; un impulsar el libre vuelo del espíritu, desencadenando al prójimo -que es uno con uno en esencia y en verdad- de los férreos agarres del egoico sopesar para posibilitarle la vivencia del verdadero bien, ese Bien con mayúscula, que no sabe de males que puedan destruirnos. Es lo eterno, santo y bienaventurado nuestra auténtica naturaleza, al igual que la de un aguilucho recién nacido (aunque en un principio precise del nido y los cuidados de sus alados progenitores) es crecer y volar. Sí, la ternura auténtica (no la mema melosidad que justifica lo pusilámine y frágil como inevitable) quiere lo mejor para que la felicidad y la paz siempre nos acompañen; por eso, no es insensible fomentar en el prójimo la acción desprovista de miedo, emancipándolo de apegos, vanas creencias, dependencias y supersticiones. Sin embargo, aunque a bote pronto extrañe, justificar el temor con algodonosa contemporización sí es insensible, al confinar a nuestros semejantes a permanecer en el victimismo y sus volátiles alegrías que se vuelven amargas tristezas, y tentándolos a relamerse en sus intermitentes sosiegos que trocan, con rapidez, en agitadas impaciencias, pesares y frustraciones.

   Cuando los manantiales se secan las praderas languidecen. De nada sirven entonces las lágrimas... únicamente las praderas recuperan su verdor cuando, de aquéllos, vuelven a brotar limpias las aguas. Por tanto, no dejéis que vuestros manantiales de agua viva se sequen por indolencia o por codicia, por temor o por vergüenza, por complacencia o por desprecio, por deseo o por rechazo... la ternura nos impele a que nos mantengamos firmes y confiados en la dicha inalterable del ahora y su perfecto sosiego, para que el recuerdo de nuestro santo Ser se mantenga claro en la conciencia mientras fluimos por el transitorio mundo de las formas para desembocar en el océano infinito de la Consciencia Indivisa... en bienaventurada infinitud del Ser... Pura Divina Unicidad.

   Así que no confundas al miedo, disfrazado de cordiales maneras, engatusándote con melindres para que permanezcas en la cómoda posición de la justificación como si éso fuese la bondad de la ternura. Estate vigilante y atento porque tras el miedo, y sus seductores maquillajes, sólo se encuentran la insatisfacción, la ira y el profundo pesar. Únicamente la verdadera ternura quiere que seas libre y feliz, tal como empuja a volar del nido a sus polluelos la amorosa madre cuando, éstos, están listos para valerse por sí mismos, porque sabe que esa es la única manera posible de que vivan en plenitud... Vuela, vuela amigo/a, vuela y sé feliz... vuela amiga/o, vuela y vive en paz. Comprende que sólo lo que es para siempre, en plenitud, es lo realmente tierno, el verdadero bien... y, con fe viva, álzate por encima de temores, creencias y dudas. 

KHAAM-EL



Quédate en la ternura de la paz infinita
que a todas las relaciones libera del apego, la indiferencia o el rechazo...
sólo todo Divina Unicidad...
Plenitud de Ser...
verdadero Amor eterno
en esencia y pureza.





domingo, 6 de mayo de 2018

ÚNICAMENTE...


    Únicamente la pantalla y las letras en ella resaltadas. Únicamente la mirada que las contempla. Únicamente lo que hay. Únicamente el silencio mental que no se distrae del presente. Únicamente comprensión sin esfuerzo. Únicamente lo permanente es veraz y sin contrario. Únicamente iluminación, tenebroso pesar imposible. Únicamente despertar, errático sueño inexistente. Únicamente instante, espléndido, único, ilimitado, vacío de temor y lleno de amor, sin expectativas, feliz, en este preciso instante, libre, sin titubeos. Únicamente la acción inmediata de lo sencillo... compasión. Únicamente la paz de lo simple... bendición. Únicamente el triunfo del Amor sobre el odio y el miedo... Inefabilidad. Únicamente un abrazo infinito de indistinta plenitud. Únicamente lo que soy, lo que eres, lo que somos... obvio, lo que nunca fuimos nunca estuvo. Únicamente Es Lo Que Es, aquí y ahora, siempre...

KHAAM-EL



Únicamente música en el corazón... 
No temas. Confía en el presente... 
sólo hay vida ilimitada 
¡Renace ahora! 
Nunca será después. 
Nunca fue antes.





sábado, 5 de mayo de 2018

LA UNIÓN MAYOR - AUDIO

   Adjunto tras este escrito el audio de una charla en la que ahondo en lo que une en lo sustancial para poder así despertar de las ilusiones que parecen separarnos.
   Estar completamente vigilante a vivir aquí y ahora en profunda paz de espíritu y compartirla es una actitud que incluye al mundo entero, sin exclusión alguna; y es esta actitud vital una bendición que bendice inevitablemente al que la extiende, porque funde la relación con el prójimo en una relación indivisa en la que la felicidad y el despertar de uno ha de ser la felicidad y el despertar de todos. En la Unión Mayor -la del Espíritu-, tu salvación es la salvación de todos nosotros cual uno solo y la de todos nosotros, la tuya, sin duda alguna... Por eso, gracias por unirte ahora, aquí, al Amor y la Vida Eterna, a servir y alentar, a recordar que la separación y el conflicto son solo superficiales y aparentes y que todo sufrimiento y pesar puede sanarse en el reConocimiento de la Divina Unicidad, y retornar a la plenitud de lo santo al vivir felices y con fraterno desprendimiento.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX


viernes, 4 de mayo de 2018

... INFINITO...

   Como el azul del cielo reflejado en las incontables gotas de agua del océano o el reflejo de la luz del sol al amanecer en las gútulas de rocío, así es el inconmensurable resplandor del Espíritu espejado en cada uno de nosotros. No hay separación posible realmente entre los diversos aspectos de lo finito, porque ante el infinito cualquier cantidad, por grande que parezca, es nula; y todo tiempo, nada más que evanescente sueño. Tan sólo mirando hacia lo íntimo y sustancial, hacia lo puro y sutil, hacia lo indescripitible e inmediato, puede atisbarse la gozosa plenitud de lo ilimitado... la excelsa bienaventuranza de la Divina Unicidad.

   Todo habla de Amor cuando no se escucha la voz del disperso y externalizante ego. ¡Despierta! Es adentro y no afuera, donde ha de buscarse lo definitivo... lo infinito y en perfecta comunión. Lo externo es una metáfora que, con poética precisión, muestra cada recoveco de nuestro pensamiento por escondido que se imagine. Todo retorna, inexorable e inevitablemente, a su origen desde el intemporal viaje de la Consciencia Inmaculada, por el que uno renace a lo indivisible para no segmentarse más... todos somos uno en el Amor eternamente; cualquier otra creencia es ignorar lo esencial. Ahonda. Medita. Conocer es ser indiviso de lo conocido; y los sueños -en su desconocimiento fundamental- no son nunca realidad, pues nada ofrecen, ciertamente, valioso y perenne.

   Sé humilde y no te enfurruñes por logros caducos que pelean con el prójimo por personal razón. Sé consciente de lo intemporal, del Espíritu, y desentiéndete del apego a las cosas del tiempo, finalmente todas -sin duda- quedan atrás... convirtiéndose en polvo y olvido.  Atiende a la vida con el corazón abierto, con la mente en paz, al ritmo del liberador cántico de lo sublime. No tengas miedo y desvela... La luz del alma no sabe de las oscuridades del ego... Ve hacia lo inefable, aquí, ahora, siempre... hondo muy hondo, todo en su esencia es fragancia eterna, poesía y bendición universal...
  
Innumerables versos se recitan en el aire;

No se ven, pero vibrantes brillan como veraces

Frases de la esencial y firme voz del canto libre,

Iluminando el sombrío mundo de los humanos.

Nunca se componen en vano, e invitan a la entrega

Inquebrantable de nuestro afán siempre hacia lo real.

Todos versan sobre unión, plenitud, amor y dicha...

origen, esencia y culmen de nuestra alma inocente.

KHAAM-EL



Todo fluye en su esencia hacia lo infinito.
Todo es armonía interior desvaneciendo el aparente caos externo
con la pureza de la Divina Unicidad.




jueves, 3 de mayo de 2018

MÁS ALLÁ DE PALABRAS Y CONCEPTOS


   Cuando no nos aferramos a las palabras o a los conceptos, ni tampoco a las liturgias o a las teorías, cuando estamos sencillamente en calma interior y receptividad de corazón, lo Inefable y Sublime se vivencia -de súbito- en lo cotidiano, en todo aquello que antes nos pasaba desapercibido y que ahora se nos muestra radiante, puro y vivo al disiparse la niebla de lo personal.

   Nada puede ir mal en el presente libre de las cadenas del pasado y de los señuelos futuros. Cuando desde la paz de espíritu y desde lo más hondo del corazón surge con vehemencia la expresión es para desenmascarar juicios acerca de un montón de cosas que estaban ocultas tras justificaciones, inercias, deseos, temores y expectativas personales. No hay forma ideal, puesto que lo ideal está más allá de toda forma o apariencia, ya que el ego muchas veces se disfraza de tonos y maneras suaves para engatusar y conducir al engaño y el sufrimiento... Jesús en el Templo, echando con rotunda claridad a los cambistas y comerciantes nos dio una lección de no confundir el trigo con la paja, la fe con transacciones, el Amor con la utilidad, ni lo esencial con lo temporal. La consciencia pura, el espíritu, es lo crucial, y juzgar lo aparente como lo importante sólo deja en lo vano y separativo. Si no se ahonda, medita u ora de todo corazón se vive juzgando y no amando, escuchando al miedo y olvidando al Amor.

   Por lo antedicho, no te apegues a tu particular punto de vista como si fuese el ideal (ningún punto de vista será jamás el ideal), hay muchas maneras de expresar la misma e indivisa esencia del Amor, un lenguaje que está más allá de palabras, conceptos, idiomas, culturas, liturgias, o juicios. En este mundo, la Divina Unicidad es lo esencial y puede expresarse de múltiples maneras. ¿Por qué, entonces, juzgar y denostar por meras palabras, expresiones o liturgias si éstas apuntan a la realización del Bien de todos cual uno solo? Lo imprescindible es el Amor verdadero, sin particulares condiciones o exigencias. Extender lo que une, en lugar de lo que separa, nos bendice al bendecir... Ni el color de la piel, el tono de la voz, la religión, el cociente intelectual, el aspecto físico, el sexo, el tener más o menos dinero, fama o influencia, etc, significan nada en el Amor... Las diferencias son siempre pasajeras (del ego) y el Amor es eterno (del Espíritu). El ego sólo ofrece costosos y efímeros placeres; el Espíritu, paz, dicha y plenitud. Dios, Brahman, Absoluto, Ser, Divina Unicidad, Tao, Nirvana, Alá, Cielo, Gran Espíritu, Iluminación, Verdad, son sólo indicadoras de algo que nos trasciende y a la vez es inmanente en nosotros... pelearse por palabras o ritos es demente, absurdo y doloroso, cuando el propósito primigenio al que apuntan es lo genuínamente espiritual, Divina Unicidad, un amarnos los unos a los unos, en la temporaria y aparente separación, como el Amor Mismo Ama. Así que donde no haya genuino Amor universal hay ídolos, aunque se presuma de no tenerlos; trayendo ésto tan sólo conflicto, separación y desprecio contra el que se expresa diferente, en el nombre de una hipócrita unión. Amemos. Amemos. Amémonos, por tanto, los unos a los unos, todos, siempre, aquí y ahora, esa es la Verdad que nos hace libres de los juicios que nos juzgaban según juzgábamos o nos medían según medíamos... Amplitud de corazón, perdón de la propia arrogancia y paciencia infinita con las ofensas de un mundo doliente y desconfiado... Con esta actitud y disposición de ánimo, sin previo aviso, sorpresiva y maravillosamente, la luz clara de la Consciencia Pura e Indivisa... Bendiciones y Namaste.

KHAAM-EL



 Finalmente, más allá de palabras o liturgias, 
el Despertar al Amor muestra que aquellas sobran
en la plenitud del la Divina Unicidad...
dancemos ahora libres en la música del Alma...
en la melodía que brota del Corazón.




miércoles, 2 de mayo de 2018

NO NESITAMOS NECESITAR CÓMO DEJAR DE NECESITAR - AUDIO

   Adjunto bajo estos párrafos el audio de una charla en la que ahondo en la sencillez de vivir en paz y plenitud, al no desconfiar y agradecer que desde lo santo e indiviso, desde la Divina Unicidad que nos sustenta, todo se resuelve en el presente para el bien general, siempre y cuando no nos empecinamos en necesitar un supuesto bien personal ajeno al de nuestro prójimo.
   En lo esencial no necesitamos necesitar cómo dejar de necesitar. Cualesquiera sean las aparentes necesidades, todas ellas han sido resueltas antes de que pensáramos que había un antes que traía un después a resolver. Aquí y ahora, en paz, plenamente conscientes, todo se despliega de manera natural... Confía... Vuelve a la plenitud que siempre da, que nunca retiene ni desgaja; y, por eso, siempre tiene en infinita extensión bienaventurada.  

KHAAM-EL



Enlace directo del audio en IVOOX



martes, 1 de mayo de 2018

SIN DISPERSIÓN SE DESPIERTA DE LO ILUSORIO

   Toma consciencia plena del instante que vives sin sombrearlo con memorias o expectativas especiales. Vivencia el ahora con pureza y reconoce cómo somos en esencia y en verdad inseparables de la Divina Unicidad y Su Infinito Amor. Atiende a lo sustancial y siempre presente, permanece  en la paz de espíritu, no te disperses con deseos y temores de temporaria perspectiva; al igual que un rayo de luz sin su fuente no es posible y un arroyo separado de su manantial decae hasta secarse, el alma desgajada de su origen languidece y se resiente en un imposible tomado por posible. Porque, la vida es del espíritu y nada existe aparte de Él. Tomar el mundo de la carne como una realidad, es una ilusión que sólo trae pesadillas. Creer en el desarrollo de una parte frente a otras, y pensar que eso conlleva crecimiento y mejora, es olvidar lo esencial: la unicidad del Espíritu. 

   No te atribules con juicios personales. Utiliza la inteligencia natural mediante la contemplación paciente y profunda de lo percibido, incluyendo al perceptor mismo. Indaga. Penetra en lo esencial. No te sesgues con juicios y suposiciones carentes de real significado, pero que aparentan poseer convincentes razones para separar y negar lo indivisible, o te lamentarás con el sufrimiento de lo inconsistente. Poseer y acumular conceptos es ser un pordiosero en sabiduría revestido como un emperador del conocimiento ante los otros, por buscar -con avidez- unas migajas de reconocimiento y pleitesía. Mas, aparentar no es ser... la apariencia es el único premio para el descaro de la pretenciosidad del orgullo: la oquedad e hipocresía de conseguir los primeros lugares al costoso precio de la desesperación y la pesadumbre interior que siempre deja en el ánimo lo mentiroso y vil.¡Despierta de lo ilusorio! Comprende que opinar es aparentar conocimiento, cuando sólo tapa ignorancia con mal disimulado empecinamiento. Medita. Pretender saber -desde un fragmentador fragmento llamado yo- qué es la totalidad, no es más que un necio y arrogante desvarío cosechador de mayúsculos fracasos. Saber que no se sabe es un paso gigantesco hacia el saber sustancial y no conceptual, a ese fundamento vivencial que deshace prejuicios y deseos, que abate temores y tendenciosidades, que humilde se funde con todo lo que es, confiado, indefenso, congruente, generoso, en paz y con la mente abierta a lo inefable... y... ¡Oh, milagro! la certeza de la plenitud -en un instante intemporal pleno de significado y eternidad, de pureza y santidad, de comunión y amor, de verdad y compleción- todo se resuelve de inmediato en la bienaventuranza infinita de la Divina Unicidad. 

   Deja de estar disperso. Sí, deja de estar disperso... eres el Ahora.
   No te disperses con el tiempo... eres el Aquí.
   No te disperses con las distancias... eres la Vida Una.
  No te disperses con apariencias y desapariciones, con logros o fracasos... eres la Paz de Espíritu.
   No te disperses con preocupaciones, lamentaciones o agonías... eres la Dicha Eterna.
   No te disperses con culpas, juicios y condenas... eres el Perdón que brota puro en la Inocencia Original de Ser Hijo de Dios.
   No te disperses con temores y dudas... eres indistinto del Amor. 
  No estés disperso queriendo evolucionar o arreglar no sabes qué exactamente. Permanece presente y no te enredes en especiales relaciones con las que llegar a completarte o satisfacerte con algo que nunca es lo que Es, y, confía, pues, a cada día le basta su afán... eres en Plenitud.

  Permite que la Maestría, que desde lo interior con profundo Amor te llama, te muestre que no eres un cuerpo ni las palabras que éstos usan para definirse y definirlo todo; ni tampoco quieras sostener una imagen personal que defender con un discurso que mendiga palmas y vítores de reconocimiento. Antes bien, permite que las palabras y los discursos, inspirados por la Maestría (Satgurú) -que en lo esencial mora-, deshagan palabras y discursos personales, hasta que sólo quede la Consciencia Indivisa, puro Sat-Chit-Ananda. Alégrate de que todos los hilos relacionales, con la complejidad de lo aparente y temporal, sean amorosamente cortados; para que, al fin, dejes de soñarte un títere de los acontecimientos, y, con prontitud, abandones la demente idea del ego y la separación; y, en ese mismísimo instante, la rueda de samsara se detiene aunque parezca seguir girando por un tiempo -ahora sabes que lo ilusorio (lo formal/temporal) carece de significado- y, de nuevo, como antes de todo antes, eres libre de su seductor embrujo.

   Permanece atento al presente. Confía. No te disperses... ¡Despierta de lo ilusorio! Sé consciente de ser Consciencia y, en esa paz de Espíritu, en ese Amor indiviso, en esa Plenitud de Divina Unicidad, deja que la Verdad te haga libre.

KHAAM-EL



Mantente atento a la melodía... no te distraigas... 
¡Despierta de lo ilusorio! 
Sé en la música... nada más, nada menos... 
indivisa plenitud. 
Libertad de ser, ahora, aquí.
Darlo todo es ser en todo.
Namasté. 
Bendiciones. 
Luz y Consciencia. 
Paz... Amor.