miércoles, 31 de agosto de 2016

DEJAR DE DESEAR ES POSIBLE NO SIGNIFICANDO LA PERCEPCIÓN - AUDIO

    Adjunto, tras este breve prólogo, el audio de una charla en la que ahondo en la idea sustancial de que si vemos la evidencia de la insignificancia cierta de la percepción personalista del mundo, el deseo pierde su base y la paz de espíritu, que de inmediato surge, nos conduce a la vivencia del despertar a la Verdad, el Amor y la Vida, que habían sido relegados en el tiempo/espacio a un aparente y doloroso olvido.
   Darse cuenta, sin ningún género de dudas, de que los deseos personales son precisamente los que fabrican los problemas, trae la solución al punto, abriendo y despejando un camino de conocimiento esencial en consciencia, al constatar que lo esencial -el espíritu- y lo personal no saben el uno del otro, el ego y el espíritu no se conocen, lo real jamás puede solaparse con lo irreal... literalmente es imposible conocer al espíritu desde la idea del ego. Por eso, el espíritu sólo entra a formar parte sustancial de tu vida cuando tu petición y actitud de desapego de lo personal es firme y persistente.
   Comprender que cualquier pensamiento o deseo personal, por bienintencionado que parezca o se muestre, en lugar de acercarte a la experiencia viva del espíritu te alejará de de ella, mediante ilusiones de temporal percepción separativa, es básico para principiar a no darle significado a la percepción  y ser constantes en la meditación, oración y ahondamiento en la vida del espíritu (intemporal e inespacial, ilimitada y plena). Así es, la vida del espíritu sólo resplandece en verdad cuando uno deja de tener avidez por los deseos personales, dejando de significarlos o apreciarlos.
   Profundiza... en un sistema de pensamiento desiderativo desear la paz de Dios, que se encuentra más allá de todo entendimiento personal/perceptivo, es estar dispuesto a desaparecer como alguien personal, eliminando así el origen del deseo (el ego). Es este un deseo que acaba con todos los deseos. Aunque esto parezca a primera vista paradójico, ciertamente no lo es, pues es justo lo contrario, es la acción consciente que acaba con todas las paradojas que fabrican la aparentemente evidente separación egoica, llena de dolor, placer, angustia, euforia, penurias, depresión, fracasos, breves éxitos, enfermedades y finalmente la muerte, mediante el fatal apego a los deseos contradictorios. Únicamente comprendiendo esencialmente lo antedicho puede abandonarse la atracción por significar la percepción y liberarse del yugo de los deseos, para retornar en consciencia a antes del principio de todos los fines, a antes de la creencia en el ego y su pequeño mundo efímero, y vivir de nuevo la vida plena del espíritu.

KHAAM-EL


martes, 30 de agosto de 2016

ÚNETE A LA PAZ PERFECTA A TRAVÉS DEL PERDÓN

   Sólo el perdón total de las ilusiones trae la paz perfecta de Dios. Más allá de las diferencias perceptivas somos uno en la plenitud de Dios... no signifiquemos ni atendamos tanto a lo que aparenta separarnos como a la común esencia que nos sustancia y vivifica. 

   Que tu vida sea consecuentemente un constante instante santo de practica consciente del perdón, para que todo vuelva al Amor y la intemporalidad. Nunca busques éxito en la forma o fracasarás, una y otra vez, en las feas bajezas de lo personal; sirve de todo corazón y, éste, sin duda, quedará milagrosamente colmado de bendiciones provenientes de lo Alto. Recuerda, no estás solo en este noble y servicial empeño... 'poderosos compañeros de camino te acompañan' (UCDM); y, también, ten presente que 'No caminas solo. Los ángeles de Dios revolotean a tu alrededor, muy cerca de ti. Su Amor te rodea, y de esto puedes estar seguro: yo nunca te dejaré desamparado' (UCDM).

   Decide libremente ser un discípulo de la Verdad por encima de todo, incluido tú mismo... enseña, aplica y comparte las leyes de la curación: el perdón y el milagro que nos restauran la consciencia del Amor de Dios. Causa y efecto no están jamás separados aunque en ilusiones así lo parezca; por eso aquí y ahora, siempre, se encuentra la salvación (o curación, o redención, o purificación) de todos los errores que la mente proyecta. Recuerda: 'el milagro perdona; el ego condena' (UCDM). Únete pues, sin más dilación, maestro/a de Dios, a celebrar la feliz aplicación de las lecciones del perdón que, tras la intensidad inicial de romper las viejas inercias del resentimiento, la desconfianza y el dolor, nos colma con la bendita paz de espíritu, inefable, perfecta y bienaventurada. Confía, esta rectitud de vida, es segura senda al Cielo, al que regresamos junto con nuestro prójimo, de igual a igual, sea cual sea su condición en este mundo, como Hijos de Dios en esencia y en verdad.

   A continuación adjunto un interesante vídeo sobre la unicidad de propósito en la aplicación del perdón para la llegada de la perfecta paz, que nos invita a unirnos, sea cual fuere nuestra situación o circunstancia, durante la semana del 19 al 25 de septiembre de 2016, en la realización de encuentros conscientes para la hermanada expresión del perdón, aunque sólo sean de unos minutos, pero, eso sí, que sean de corazón... Los milagros nos conducen a la llegada de un Gran Despertar del Hijo de Dios, nuestro único Ser, que nos devuelve a la perfecta paz de Dios. ¡Namasté!¡Gracias! ¡Bendiciones!

KHAAM-EL




   Únete al plan de Dios. Únete de nuevo al Amor mediante el perdón... 'El más santo de todos los lugares de la tierra es aquel donde un viejo odio se ha convertido en un Amor presente' (UCDM).

lunes, 29 de agosto de 2016

ESPÍRITU

Contempla lo valioso y ve hacia ello desechando lo superfluo.
Sé valeroso compartiendo la ilimitada unicidad del ser.

No te agusanes culebreando en la dirección equivocada.
Arrastrarse por el fango en pos de las mohosas migajas del tiempo,
que sin remisión se derrumba a cada latido del corrosivo deseo, 
arredra al alma apegada y la atrapa tras inseguras seguridades
de vana hechura y oscura perdición que desconfían y dividen
hasta toparse con su propia descomposición y muerte.

Templa y domina cualquier egoico impulso que quiera tentarte
con el poderoso fulgor inmaterial de la Verdad y el Amor.

Recuerda... recuerda...
Traspasa todo pensamiento... trasciende todo sentimiento.
Asciende en lo abismal y ahonda en lo elevado.
Permítete la vivencia pura del presente... libre... en paz.
Aquí... anchuroso e indefenso... feliz y agradecido.
Sonríe. Nada te ata... todo te bendice si sabes aceptar.

Lo esencial, es; lo accidental o secundario parece y perece, y no es.
El espíritu es vida, la carne un ensueño de ésta.

Ninguna ilusión puede atraparte.
Ninguna definición puede abarcarte.
El mundo gira y gira... muta... se construye y derrumba incesantemente,
llorando tras las irreflexivas risas que degustan lo caduco.
El hombre es impermanente, más el espíritu permanece.
Nuestro verdadero Hogar es el Cielo, no el mundo.

No te apegues a lo aparente y perecedero... sé.
Vive sin significar los deseos personales y despierta de la muerte.

Bendito por siempre eres en el espíritu.
Nada esencial te sobra ni falta.
El Amor infinito es eterno... Dios y Su Hijo... Creación plena y santa.
Recuerda... recuerda...
Espíritu, no cuerpo...
el ego es nada, es nadie... más, en esencia, sí Eres.

KHAAM-EL





Tienes el poder de transformarte a lo real en un momento santo, aquí, ahora, en paz,
 si no te apegas a lo ilusorio y temporario.

domingo, 28 de agosto de 2016

EN LA INDEFENSIÓN HALLAS PLENITUD - AUDIO

   Adjunto tras este escrito el audio de una charla en la que profundizo en la actitud confiada y resuelta para con la vida y el prójimo, desde la atención consciente -que no se preocupa con proyecciones ni personalismos-, y que hace sencillamente lo que debe, sin miedo, feliz, congruentemente y en paz. 
   Siguiendo ejemplos del Budismo (inicio la charla con un cuentecito budista) y mediante la aplicación práctica de la lección 154 de 'Un Curso de Milagros' (en la que penetramos hasta lo esencial a lo largo de la exposición), se evidencia que la plenitud del espíritu es vivenciada con claridad, siempre y cuando no se caiga en la tentación de dar significado a las defensas del ego, que desconfían y separan, trayendo el sufrimiento y el pesar, en lugar de la dicha y el sosiego que se decía pretender.
   Ahora y aquí es, en toda circunstancia, el momento y lugar de la indefensión, el instante santo de la salvación, en vez de querer tener razón en el miedo y sus derivadas.

sábado, 27 de agosto de 2016

COMPARTIR SALVACIÓN ES VERDADERO COMPARTIR

  No te enclaustres en el dolor y la desesperanza ni te resientas contra nadie. Haz las paces contigo mismo dándole al mundo tu perdón. Comparte tu vida con alegría, compártela con ánimo fraternal... sin afán de personal éxito ni particulares exigencias; siendo peregrino y amigable compañero de viaje para todo aquel que, sea cual sea su condición, encuentres en tu cotidiano discurrir por el mundo. Comparte verdad y jamás ocultación o mentira; compasión, más nunca vileza; paz de espíritu y no tacticismo interesado; amor genuino, despreciando el odio y el miedo. Comparte, pues, sin medida, tu corazón enamorado de amar por el Amor mismo, sin miedo a que se rompa en mil pedazos. Da... bendice... agradece... testimonia lo esencial y puro, lo santo y pleno. Comparte el pan y el vino con tu prójimo a lo largo y ancho del camino mientras esparces generosamente tu fe y tu esperanza de vida eterna en el Espíritu. Comparte salvación, proclámala, cántala, viértela abundantemente... compartiendo, sin tibieza ni remilgos, la Palabra de Dios. Establécete en Él con constancia infatigable... ese es el verdadero y fructífero compartir.

   Los milagros te acompañan a cada paso que das revestido por la gracia. Solicítala para extenderla y te será dada. Confía... nada podrá ya detener tu segura llegada al Cielo, porque la vida se abre a lo infinito para todos aquellos que son receptivos a extender la llenura inmaculada del presente libre de prejuicios, deseos personales y temores. ¡Bendiciones, compañero de vuelta al Hogar! ¡Todos, en Dios, somos uno!

KHAAM-EL




El Amor de Dios está siempre presente... 
Órale en tu corazón agradecido y enamorado...
Escucha Su Palabra en silencio... 
Y...
Extiéndela.

viernes, 26 de agosto de 2016

LO ESENCIAL ES LA CUALIDAD Y NO LA CANTIDAD

   ¿No te has dado cuenta que el que dice tengo que despertar, alcanzar la iluminación, retornar a la unidad, ya se está separando del otro? Parece que esa disposición tiene buena intención, más está luchando. El despertar de la consciencia no es para uno de forma personal; ya que ese yo que codicia la iluminación es, sin duda, ilusorio. Ahí es donde comienza la Enseñanza Verdadera e Indivisa, que facilita la experiencia viva de unicidad, si te mantienes constante en la práctica de ver los intereses de tu prójimo como los tuyos propios (UCDM). Entonces, sí, maestro de Dios, advaitín, devoto, yogui, buscador, renunciante... (la palabra para designarlo es lo de menos), has hecho un pacto con Dios; antes, no, porque, aunque nominalmente así te considerases o consideraran, de facto no lo eras ("No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la Voluntad de mi Padre que está en los Cielos." Mateo 7,21), al no haber entregado por completo tu vida a Dios para el Perfecto Bien de todos, al seguir manteniendo la motivación de relacionarte especialmente para la obtención de tus intereses particulares.

   Uno puede decir yo quiero el despertar a la totalidad, pero mantiene un yo que lo quiere hacer a su manera. Entonces, en realidad, excluyes a tu semejante. No es una cuestión de yoes, sino de cualidad. Estamos ahondando en la cualidad, porque lo esencial es la cualidad. ¿Te has dado cuenta que la cantidad atrapa, porque tu mismo te has cuantificado? Por ahí, mediante esa actitud de juicio, es imposible despertar a la Verdad Indivisa, pues fundamentalmente te consideras  una cantidad separada. El yo se va de forma particular hacia adentro y fabrica un fuera; donde, entonces, se externaliza persistentemente, porque tiene miedo de su propia idea de separación, que ha fabricado con sus razones personales. Esa es la brecha ilusoria, la herida inexistente -pero dolorosa- que hay que sanar, el error reiterado que ha de perdonarse de una vez y para siempre. La cantidad es el ego. Un ego es muchos; por eso te has ido enclaustrando en tus intereses, aislándote de tus supuestos enemigos, encerrándote en tus razones, desconfiando de lo separado de ti y acusando de tu malestar a todos en vez de asumir la responsabilidad de tus propios pensamientos. A partir de ahí, se dice dos, tres, cuatro, cinco... más, menos, ganar, perder, vivir, morir... No, no, no, y no, jamás ha sido una cuestión de cantidad. Comprende: ¿dónde comienza y acaba el dos, o el tres, o el cuatro...? Ahí es donde comienza y se replica, una y otra vez, tu infierno. Sufres y te quemas horrorizado por el sufrimiento y la congoja, la ira y la frustración. Juzgando hay dos, tres y cuatro, de esto o de aquello, queriendo añadir de esto y restar de aquello, deseando lo que el prójimo tiene y tú careces, queriendo más porque sino piensas que pierdes, no haces más que sufrir, sacrificarte y acumular resentimientos. Te cuantificas y te cosificas, para defenderte de un enemigo imaginario por ti fabricado del que ahora desconfías. Todo eso es una ilusión, un ensueño, una pesadilla... una mundo donde cada uno por separado tiene tiene sus propios muchos y pocos, su mejores y peores, sus bueno y sus malo, sus diferencias especiales... una auténtica jungla de conflictos... un cementerio de engreídos deseos, cumplidos o no, convertidos finalmente en polvo y olvido por la codicia de tener razón a toda costa.

   Por mucho que mengues ahí afuera, en la ilusión imaginada dentro, seguirá habiendo un yo en contraposición a otros, y, un yo, es muchos... te disgregas, tienes una nariz, dos ojos, dos manos, dos pies, veinte dedos, en el mejor de los casos, muchas células, muchas neuronas, muchos glóbulos rojos, muchos leucocitos, etc, es que ego es legión. Así es, siempre, la cantidad comienza por el uno llamado yo. ese es al que hay que deshacer en la Conciencia una de Plenitud (Cristo, Krishna, Tao, Ser...) en la que lo Creado es indiviso al Creador. Refúgiate en Cristo, en Krishna... es decir confía sin titubeos en la unicidad y la eternidad, en la santidad del Espíritu... entrégale tu vida, tus cantidades, tus ilusiones, tus deseos y temores, tus esperanzas y límites, todas tus contradicciones; toda tu vida entregada por/para la Verdad... desidentificándote del ego (propio o proyectado en tu prójimo), muriendo a la muerte no temiéndola y expresando resuelto la bendición universal del perdón de todas las ilusiones, sin distraerse con cantidades, yendo a lo esencial, a la cualidad, a lo puro y pleno, y entonces comulgas con la Vida eterna de la creación, indistinta del perfecto Amor de Su Creador. Muriendo al ego ganas la verdadera vida; pero si quieres conservar tu vida personal, entonces la pierdes, porque querer conservar un yo frente al resto, te sigue manteniendo en el doloroso y absurdo sueño de las cantidades y sus aparentes separaciones, en el que nunca habrá suficiente, nunca tendrás suficiente... acumulando experimentarás siempre carencia. Puedes soñar con todos los ídolos imaginables de la abundancia, con todos los becerros de oro, y todos te van a fallar, como siempre ha sido, es y será, cuando te identificas como un yo separado del Amor (el ego), porque la auténtica abundancia está en el compartir la plenitud del espíritu.

   Vuelve a la cualidad esencial de la unicidad y descuantifícate de tus percepciones separadoras. No hay otra, sí o sí, se ha de admitir que uno, como alguien separado, es el fracaso personificado y que, haga lo que haga, irremediablemente fracasará, por muy buena intención que le ponga. Y, ahora, aquí, en este instante santo escogido libremente, comienza el plan de Dios en ti para devolverte a Él sin fisuras. Recuerda: "El Padre y el Hijo son Uno"... la soledad nacida de la ilusión de las cantidades es imposible en la unicidad del Ser: en lo interior lo infinito y en lo infinito lo interior. Despertar del tiempo y el espacio... Iluminación... Renacimiento... Plenitud... Reino de los Cielos... Tao... Nirvana... Verdad... Vida Eterna... Bienaventuranza... Paz de Espíritu... Consciencia... Amor.

KHAAM-EL




La esencia de la percepción es imperceptible.
Las paradojas acaban antes de plantearse por su carencia de significado.
Adéntrate en lo incuantificable y saldrás de lo limitado aquí y ahora.

jueves, 25 de agosto de 2016

BABAJI*

   *El vocablo hindi Babaji significa 'Papaíto' (siendo baba: 'papá'; y ji: sufijo de afecto). Es similar al término Abba empleado por Jesús, en arameo, para referirse a Dios.


   Confiar en el Amor de Dios es desprenderse de la creencia en el ego y sus arrogantes miserias. Confía y Ama. No sigas más a la historia que fabrica el ego mediante la proyección de la separación; es maya, mera ilusión, sueño e irrealidad... Consagra tu vida al Indiviso. Dale tus contradicciones para que finalmente sólo quede la Verdad.

... Derribándose el muro
de la mente escindida,
brota hermosa
-frente al calvero oscuro-
la fuente caudalosa
que clara en espíritu rebosa.

Pues, tal como se marchita
una flor fragante y fresca
si de la tierra es arrancada;
así también, el alma humana
acaba triste y reseca
si con la eterna esencia
del Amor no se la sustenta.

   Apóyate en el Espíritu. Conságrate a Babaji. Contempla la Luz de la Verdad reflejada en la mirada plena del Eterno y Perfecto Amor de Dios. Te mira desde lo íntimo y recogido... cantándote una hermosísima canción de salvación y redención. No te demores, contempla y atiende... es ahora, sí, siempre es ahora el momento, aquí, en este preciso instante intemporal. En tu corazón desbordado y agradecido por la gracia de lo Santo, nada ni nadie puede impedirte Ver, Oír y Despertar a la infinitud del Ser.

   Babaji, Abba, Papi, Dios, Ser 'no dos' en Él... ¡cuánto Amor! Él sabe exactamente lo que precisas para salir de tus sueños particulares, más que tú mismo. Ten fe y paciencia. Lo Universal desvanece lo personal. Agradece, bendice, sé feliz... Sé en el Espíritu que trasciende todo lo pasajero e ilusorio... comulga con la Vida eternamente. Nada podrá desviarte de tu camino a la plenitud, si sigues la melodía de Babaji (Papi Dios) que suena en tu corazón.

KHAAM-EL



Letra de la canción 'Babaji' de Supertramp:


Toda mi vida sentí que te estaba escuchando 
Viendo la manera de que me ayudes a estar en sintonía.
Señor de mis sueños, a pesar de la confusión 
que sigue tratando de engañarme 
¿Qué es lo que me hace creer en ti? 

Babaji*, oh no vienes a mí. 
No vas a ayudarme frente a la música
para sacarla y que podamos cantarla.
Ayúdame a hallarla antes de que la pierda. 
Por la noche, cuando las estrellas están cerca 
Y no hay nadie que te impida venir aquí 
Y no hay nadie ocultándome tus ojos 
Es la mía, es la mía, ¿es la mía para saber? 

Puedo ver lo que no me conviene 
para estar a flote en el mar de la gloria. 
Babaji, oh cómo me consuela 
que la proyección sea para mí una historia diferente. 
Tu luz en la oscuridad es real 
Y yo sé que sabes que es lo que siento 
cuando veo el reflejo de tus ojos 
Es la mía, es la mía, ¿es la mía para saber? 

Babaji, tienes una canción para mí 
con la que decirle al mundo quién es su ángel de la guarda. 
Sácala para que podamos cantarla
¿Oh, tienes que permanecer siempre siendo un desconocido? 
Por la noche, cuando las estrellas están cerca 
Y anhelo que la ilusión desaparezca.
Veo que esto está en el reflejo de tus ojos 
Es el momento, es el momento, ¿ya es hora de conocer?

martes, 23 de agosto de 2016

LA HUMILDAD ES SER FLUJO PRESENTE - VÍDEO

   A continuación de este breve escrito a modo de resumen, adjunto el vídeo de una charla en la que profundizo en lo sustancial acerca de lo que es auténtica humildad. Y, ¿qué es auténtica humildad? Es esa actitud esencial que expresa el espíritu por el espíritu mismo, relacionándose con el prójimo de igual a igual, no engriéndose ni prejuzgando aquello que, en el mundo perceptivo -por su variabilidad e impermanencia-, sabe que no sabe; por lo que fluye libremente en el instante presente con confianza y alegría, dando lo mejor de sí para el perdón y la unicidad. La humildad comparte (no compite, luego no se apropia ningún resultado de forma personal) y extiende siempre en el presente la alegría íntima del alma de vivenciar ser todos uno en el perfecto Amor de Dios.
   En resumen, elegir el instante santo para vivir siempre en la paz de espíritu con todos y con todo es el auténtico y generoso acto de humildad que nos conduce cual uno solo a la verdadera comunión y plenitud del ser.

KHAAM-EL



No te tomes nada de forma personal.
No pelees. No huyas... mantente presente en el flujo de la vida...
Devuélveles a todos aquellos que la vida te traiga el recuerdo de la plenitud del ser.
La humildad nos devuelve a la eterna Vida Una del espíritu.

lunes, 22 de agosto de 2016

CONFÍA EN LA CONFIANZA

   "Y les contestó Jesús: Por vuestra poca fe. En verdad os digo que, si tuvierais fe como un grano de mostaza, le diríais a aquel monte: Trasládate de ahí hasta aquí', y se trasladaría. Nada os sería imposible. 
Mateo, 17-20


   Confía en la confianza para vivir rebosante de felicidad... nada tienes que perder. Comprende que no puedes -ni podrás- encontrarla nunca (la felicidad) en la desconfianza. Da un salto de fe, y lo insospechadamente pleno e inefable surge desde dentro de uno mismo... lo fértil triunfa sobre lo baldío, la dicha acaba con la desdicha, el amor disipa el miedo, la humildad derrota al orgullo, la sencillez desvanece lo complicado y el espíritu vence a la carne, porque la vida verdadera no conoce la muerte. No te autolimites por percepciones y conceptos pasajeros, si confías en la fuerza interior que, como una semilla llena de vitalidad, estalla para entallarse resuelta hacia la luz, salvando todo obstáculo que se interpone en su camino, vivenciarás lo antedicho sin duda alguna.

   Por eso, no desconfíes de la vida o atraerás pesar a tu corazón. Sé presencia presente en el presente, inafectada por lo variable y volátil. Vive aquí y ahora sin miedo, confiando en la confianza... sonríendole al tiempo y sus percances con desapego. No te deprimas por su inexorable desgaste; desde la eternidad todo su cíclico devenir es insignificante, no puede realmente afectarte.

   Comparte con tu prójimo la confianza, la fe viva en lo eterno y santo, en el Amor perfecto de Dios... los milagros te acompañarán en tu vida, conduciéndote felizmente al Cielo.

KHAAM-EL




Confía en la confianza. Persevera en la fe.
Ora con auténtica confianza y gratitud
y la plenitud del Espíritu Santo te guiará más allá del tiempo, la carne y sus límites.

sábado, 20 de agosto de 2016

AQUÍ: AHORA, SIEMPRE ES

   El significado de buscar significado a la percepción transitoria tan sólo acarrea justificar la carencia de significado. Nunca te condiciones condicionando... en lo íntimo palpita vigoroso, calmo y despreocupado, lo universal. Sencillo: no te compliques con entendimientos personales que pretenden orgullosamente entrelazar contradicciones, o seguirá habiendo en lo conceptual una profunda y supina ignorancia llena de angustia. Simplifica y date cuenta que lo contradictorio, por su propia índole, no es más que falsedad e ilusión. Desvela lo obvio: todo vive en todo... la muerte, en esencia y en verdad, nunca ha sido ni será posible; porque el tiempo y sus situaciones son ideas impermanentes en la inefable consciencia intemporal del Ser.

   Retorna a la Alegría y comulga con la Vida. El horizonte sólo aparece ante los ojos del cuerpo; y la luz, que éstos ven, desaparece inexorablemente cuando no están abiertos, quedando únicamente oscuridad. Reflexiona en conciencia: interpretar, lo que finalmente se sabe va a dejar de verse, no puede ser nunca verdadero saber. Más, hay una Luz, sin necesidad de ojos, un aquí que no conoce horizontes, un ahora que no sabe de historias personales... ahonda; quédate ahora aquí, consciente, presente, atento... abre la mirada del ser... entonces, de súbito, aquí: ahora, siempre Es. Conoce, vivencia y sé sin límite. Despierta del ensueño de lo corporal... el norte y el sur, el oeste y el este, sólo existen desde una posición egoica, o, lo que es lo mismo, desde una limitada perspectiva espacio/temporal. 'Lo Que Es', es ningún lugar y ningún tiempo en particular... plenitud intemporal... Nirvana o Cielo, qué más da cómo se lo nombre... la música más hermosa es inaudible a los oídos, al igual que lo más bello es invisible para los ojos del cuerpo... escucha y contempla en la quietud de la mente, la consciencia que en este preciso instante Es... medita, no es necesario debatir conceptos... simplemente Sé, aquí y ahora, sin prejuicios ni expectativas... la unicidad nos colma incesantemente de bendiciones en el gozo intemporal del espíritu.

KHAAM-EL




Sumérgete en el presente, siendo presencia consciente, aquí, ahora... siempre... sé.

viernes, 19 de agosto de 2016

JESÚS

   "Se celebraba una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén, junto a la puerta de las ovejas, una piscina que llaman en hebreo Betesda. Esta tiene cinco soportales, y allí estaban echados muchos enfermos, ciegos, cojos, paralíticos. estaba también allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús al verlo echado, y sabiendo que ya llevaba mucho tiempo, le dice:
   -¿Quieres quedar sano?
   El enfermo le contestó:
   -Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se remueve el agua; para cuando llego yo, otro se me ha adelantado.
   Jesús le dice:
   -Levántate, toma tu camilla y echa a andar.
   Y al momento el hombre quedó sano, tomó su camilla y echó a andar. Aquel día era sábado.
   Y los judíos dijeron al hombre que había quedado sano:
   -Hoy es sábado, y no se puede llevar la camilla.
   Él les contestó:
   -El que me ha curado es el que me ha dicho: 'toma tu camilla y echa a andar'.
   Ellos le preguntaron:
   -¿Quién es el que te ha dicho que tomes la camilla y eches a andar?
   Pero el que había quedado sano no sabía quién era, porque Jesús, a causa del gentío que había en aquel sitio, se había alejado. Más tarde lo encuentra Jesús en el templo y le dice:
   -Mira que has quedado sano; no peques más, no sea que te ocurra algo peor.
   Se marchó aquel hombre y dijo a los fariseos que era Jesús quien lo había sanado.
   Por esto los escribas y fariseos tenían ganas de matarlo; porque no solo quebrantaba el sábado, sino también llamaba a Dios Padre suyo, haciéndose igual a Dios.
   
   Jesús tomó la palabra y les dijo:
  -En verdad, en verdad os digo: el Hijo no puede hacer nada por su cuenta sino lo que quiere hacer el Padre. Lo que hace éste, eso mismo hace también el Hijo, pues el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que Él hace, y le mostrará obras mayores que ésta, para vuestro asombro. Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere. Porque el padre no juzga a nadie, sino que le ha confiado al Hijo todo el juicio, para que todos honren al Hijo como honran al padre. El que honra no honra al Hijo, no honra al Padre que lo envió. En verdad, en verdad os digo: quien escucha mi palabra y cree en el que me envió posee la vida eterna y no incurre en juicio, sino que ha pasado ya de la muerte a la vida. En verdad, en verdad os digo: llega la hora, y ya está aquí, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que hayan oído vivirán. Porque, igual que el padre tiene vida en Sí Mismo, así ha dado también al Hijo tener vida en Sí Mismo. Y le ha dado potestad de juzgar, porque es el Hijo del hombre. No os sorprenda esto, porque viene la hora en que los que están en el sepulcro oirán su voz: los que hayan hecho el bien saldrán a una resurrección de vida; los que hayan hecho el mal, a una resurrección de juicio.
   Yo no puedo hacer nada por mí mismo; según le oigo, juzgo, y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Hay otro que da testimonio de mí, y sé que es verdadero el testimonio que da de mí. Vosotros enviasteis mensajeros a Juan, y él ha dado testimonio de un hombre; si digo esto es para que vosotros os salvéis. Juan era la lámpara que ardía y brillaba, y vosotros quisisteis gozar un instante de su luz. Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: las obras que el Padre me ha concedido llevar a cabo, esas obras que hago dan testimonio de mí: que el Padre me ha enviado. Y el Padre que me envión, Él Mismo ha dado testimonio de mí. Nunca habéis escuchado su voz, ni visto su rostro, y su palabra no habita en vosotros, porque al que Él envión no lo creéis. Estudiáis las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues ellas están dando testimonio de mí, ¡y no queréis venir a mí para tener vida! No recibo gloria de los hombres; además, os conozco y sé que el amor de Dios no está en vosotros. Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibisteis; si otro viene en nombre propio, a ese si lo recibiréis. ¿Cómo podréis creer vosotros, que aceptáis gloria unos de otros y no buscáis la gloria que viene del único Dios? No penséis que yo os voy a acusar ante el Padre, hay uno que os acusa: Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. Si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero, si no creéis en sus escritos, ¿cómo vais a creer en mis palabras?".

                                                                                                               Evangelio de Juan, 5




Jesús resucitado, el Cristo, vive en tu interior, ahora, aquí... 
escúchalo y síguelo, sin titubeos, a la Vida eterna.
Te llevará más allá de las mezquindades y abusos del mundo... 
hasta el Padre que nos hace 'no dos' en plenitud con Él.
La vida es del espíritu, no de la carne.

jueves, 18 de agosto de 2016

ACCIÓN ÚTIL ES TOTAL ENTREGA - AUDIO

   A continuación de este escrito preliminar adjunto el audio de una charla en la que profundizo en  la cuestión de desentrañar lo que es en verdad útil, de todo aquello que superficialmente lo aparenta pero, en lo mollar, no lo es.
   Sólo retornando a la inocencia plena de la consciencia una, puede uno encontrar la claridad y certeza para realizar la auténtica acción útil; esa que está por encima de acciones positivas o negativas, trascendiendo la dualidad y las paradojas de lo personal frente a lo externo. Y, únicamente con la total entrega del yo, el Amor resplandece facilitando que todo sea utilizado, por equivocado que en principio se presente, para la bendición y la salvación de cualquier aparente condición egoica... Sí, el espíritu triunfa porque es lo genuina e innatamente útil; la carne y el tiempo son pasajeros, impermanentes e ilusorios.

miércoles, 17 de agosto de 2016

DIOS VIVE EN TODOS


   Sé un transeúnte por esta vida de colores y formas, de encuentros y desencuentros, de altibajos e inercias que trascender. Camina con esperanza colmada por la luz que desvanece oscuridades y flaquezas. Sé audaz y comparte la libertad de no escuchar al miedo. Persevera  y camina la senda del Amor, no estableciéndote en la tibieza o la desconfianza. No quieras atrapar lo infinito; fluye en ello, indistinto, seguro, en paz. Deja que ese Amor indescriptible, indefinible e incontenible, explote... llenando de vida todo aquello que estaba muerto. No te dejes engatusar por transitorios deleites intelectivo/corporales, ahonda en el alma de las relaciones y no sucumbas a la tentación de los juicios emitidos por los pensamientos e identificaciones que todo lo miran desde una perspectiva personal, relativa y superficial. Mira más allá de lo cambiante: Dios está vivo en lo interior, en lo esencial de ti, en lo sustancial y sagrado de todos, de todo. Dios no sabe nada de deterioros, abandonos o muertes. Renace en la fe... Confía... Ama. 

   Desecha todas esas ideas inverosímiles que pululan por tu mente cuando cualquier cosa es tomada de forma personal; no son más que meras conjeturas acerca de supuestos. Sé libre del ego y sus manías. Vive sin miedo. Ahonda en lo que es y no te pierdas con aquello que, aunque lo parezca, no es. Intima en tu núcleo más recóndito con la ilimitud del ser. Ahí, Dios te encuentra, como siempre, puro, eterno, feliz y en perfecta paz; pues, en Dios, la vida no conoce la muerte. ¡Despierta de tu sueño absurdo! Dale un giro completo a tu atención (como darle la vuelta a un calcetín), para experimentar una visión distinta de lo mismo; una visión que muestra, sin ambages, que aquello que parece separado y en conflicto se encuentra, en espíritu, perfectamente unificado con la infinita fuerza, desbordante e incondicional, del Amor de Dios. Toda percepción equivocada es corregida de inmediato por Su gracia, haciendo que lo irreal -lo sujeto a tiempo y espacio- sea visto en su palmaria insubstancialidad, para que únicamente refulja lo real, pleno e ilimitado. Confía en el milagro de la fe. Es un cambio radical de perspectiva... un giro de 180º en la manera de pensar y actuar... una auténtica revolución de la consciencia... un ineludible renacer a la Verdad y la Vida eterna del espíritu.

   Contempla recogido en tu alma como la llama viva del fuego del espíritu, con la fortaleza de lo santo, derramará Su plenitud sobre ti; haciendo temblar toda la tierra con la certeza de la resurrección de la vida en la Vida... DIOS VIVE EN TODOS... lo que perece es nada. El Cielo es el destino alcanzado por/para Su gloria.

KHAAM-EL




Toda la oscuridad se oculta ante la luz. Confía.
En la libertad de Dios encuentras la Verdad que te hace libre de tu miedo y tu muerte.
El mundo quedará a los pies de la eternidad que Dios comparte contigo.
El Cielo es el destino consumado de la vida.

martes, 16 de agosto de 2016

LA ALEGRÍA DE SER... ES


   Nada puede atrapar a lo esencial y puro... ni tiempo ni espacio, ningún concepto o cantidad. El verde de los prados, el azul del cielo, el gris de la ciudad, el blanco de la nieve, el dorado del sol... son formas y colores, nada más... el Ser trasciende cualquier tonalidad o color, todas las formas y sus contornos, nada menos. 

   El tiempo es una idea que no puede abarcar jamás, con sus mohosos límites (pasado, presente y futuro), la eternidad... que es siempre ahora en plenitud, en perfección, en espíritu; y colmada, hasta lo indecible, por indescriptible júbilo. Por eso, ese alegre niño que corretea libre, amigable, inocente, feliz y despreocupado, y que jamás ha podido ser herido, salvo en ilusiones transitorias, sigue vivo dentro de ti, en lo más profundo de tu memoria, allende toda interpretación particular. Encuéntralo... encuéntrate... vive esa alegría, esa confianza, esa seguridad en que nada te falta... compártela... extiéndela... encontrémonos encontrándonos en el interior infinito del Ser.

KHAAM-EL




Sé... sin significar límites que te condicionen.
Comparte la Alegría de Ser... nada te falta... todo irá bien... confía.

domingo, 14 de agosto de 2016

ES EL MOMENTO, SÍ... AHORA.


   Soñar es pasar superficialmente por la realidad; como protegiéndose del momento presente, mediante fútiles y codiciosos deseos que imaginan futuros devoradores de ayeres, procurando satisfacerse con egoicas evanescencias... algo, en definitiva, tan deslumbrante como inútil, tan al principio atrayente como finalmente repulsivo. Sí, soñar fabrica un precavido yo, o ego, que, en su desconfiada precaución, se torna temerario: queriendo calma, guerrea; ansiando dicha, se lamenta; anhelando amor, recela; suspirando por el Cielo, expira en un infierno... un descomunal sinsentido queriendo tener sentido... comprende que el miedo (el ego), en su superficial juicio y percepción, desdibuja la claridad presente, oscureciéndola con sombríos calvarios de depresión, ansiedad y muerte.

   No te distraigas con distinciones de particular variabilidad y ahonda en el fondo de la cuestión... toma tu cruz y sigue a la Verdad, Su carga es ligera y Su yugo llevadero; porque, sólo la Verdad, te hace libre... las apariencias son mera vanidad y las cosas no son, por su impermanencia, lo importante... la esencia de las mismas está esperando tu atención consciente para revelarte la plenitud del Ser, su dignidad y pureza intemporal. La eternidad es ahora, sin ensueños ni ilusiones de particular hechura. Despertar a la realidad es vivir sin miedo, desechando lo superfluo y compartiendo, sin distinciones, el Amor de la unicidad del espíritu... esa ha sido, es y será, la única salida al sueño del tiempo y sus engreídas fatigas de dolorosa manifestación.

   No silencies la Voz del Despertar de la Consciencia. No hagas nada de forma personal. Confía... Permite que a través de ti, rotunda e infatigable, la Voz, se exprese, actúe, cante, clame, se extienda y bendiga.

Vive sin miedo...
Escucha los agrios lamentos
para que sean transmutados
por la fuerza de ser presente.

Es el momento...
Enciende palabras de fuego
para que oídos fríos y vanos
se descongelen de repente.

Vive contento...
Expulsando todo el veneno
del sufrimiento enajenado
con certeza resplandeciente.

Vive ligero...
Despréndete de lo superfluo
y avanza con honesto paso
hacia la unidad ciertamente.

Sí, es el momento...
Esculpe el ahora de nuevo
para hermanos esperanzados
por la Verdad libre y viviente.

Comparte, actúa y expresa.
Ama, ¡sí! Ama... por siempre, Ama...
no ayer ni mañana, sino ahora.

KHAAM-EL




¡Despierta del letargo del ego! No te calles por miedo o personal conveniencia. 
Atraviesa la intensidad de no protegerte... 
Actúa y expresa lo evidente...
El tiempo de compartir la salvación y la dignidad esencial de todos, es ahora... siempre.

sábado, 13 de agosto de 2016

CONSTANCIA Y ENTREGA


   No hay horizonte nuevo para miradas viejas ni logro personal que dure para siempre. Deja que Dios mire de nuevo a través de tus ojos y realice lo que ha de hacerse para el bien de todos desde tu lo más profundo de ti. Confía... con humildad, ocúpate de entregarle a Dios el día por la mañana, diciéndole de todo corazón: -¡Oh, Dios! Hágase en mí según Tu Palabra. Al principiar la tarde, después del almuerzo de mediodía, agradécele el sustento que hace que puedas continuar extendiendo útilmente la consciencia de unicidad, siguiendo Su amoroso plan, proclamándole con toda tu mente: -Aquí estoy, ¡oh, Dios! Hágase en mí según Tu Palabra. Y, al acostare, exprésale tu gratitud con todo tu ser, orándole: -¡Oh, Dios! Gracias por el día de hoy, en el que Tu perfecto Amor ha venido a mí para poder compartirlo con mi prójimo. Toma mis sueños, hágase en ellos según Tu Palabra.Y nada podrá hacerte fracasar en tu vuelta a tu santo Hogar, al corazón de Dios.

   Sé constante, perseverante, humilde, agradecido... la constancia genuina tiene que ver con el 'desde donde' se realiza todo, no con lo reflejado en lo externo. Si eres constante de verdad en apartarte para servir, de corazón y mente, a la Voluntad de Dios, de Yo Soy el que Soy, el hábito salvífico aparecerá; pero, si inventas hábitos, a tu manera, intentando alcanzarLo, jamás Lo alcanzarás. Llegar a Dios sucede abandonando todo plan personal, por bienintencionado que éste sea, siendo perseverantes en la entrega y en la realización de la acción de ésta resultante. No titubees con especulaciones personales, la constancia es la confianza total en la honestidad y la rectitud de apartarse por completo, para que la vida, así entregada, sin condiciones, a la Voluntad de Dios, a la Voluntad del Inefable, a la Voluntad del Veraz, a la Voluntad del Perfecto y Eterno, nos retorne, junto con nuestro prójimo, a la plenitud del espíritu, dejando atrás toda identificación con los cuerpos en el el tiempo, y seamos Uno con Dios y toda Su Bienaventurada e Infinita Creación.

KHAAM-EL




Concéntrate en la amplitud inefable del instante presente.
Sé constante, ahora, aquí... no hay otro tiempo ni lugar.
Entrégate por entero, ya...
... por la Gracia...
... de repente, indubitablemente...
...Dios.

viernes, 12 de agosto de 2016

LA RESPUESTA ESTÁ EN LO INTERIOR

   No busques las respuestas esenciales afuera ni quieras ser redimido por lo que te atrapa. No imites a unos u otros según un interés cambiante. Deja de pelearte con el mundo mientras le pides consejos que nunca acaban de satisfacerte, ni tampoco creas que apoderándote de cosas o teniendo influyentes relaciones especiales hallarás seguridad. Lo que sustrae siempre se siente menguado y esclaviza en el nombre del bien... esa es la malicia que procede de la ignorancia. Asimila que apoyarse en lo impermanente acarrea, tarde o temprano, inevitables caídas. Comprende que la Respuesta, la esencial e indubitable, se encuentra en lo más íntimo de cada uno, impresa en su alma esperando ser escuchada... la Redención viene a ti desde tu espíritu libre y eterno.

   El mundo no puede ayudarte si tú mismo no paras en tus juicios acerca de él. No des por sentada tu particular posición intelectiva. Cuestiona tus razones antes de cuestionar cualquier cuestión, no sea que el desatino provenga de la perspectiva reducida de tus creencias personales. Lo mollar nunca es personal. Lo esencial no puede dividir ni dividirse, tampoco empezar para acabar, o dejaría de ser esencial. La esclavitud más opresiva es la mental, esa que no ofrece escapatoria con sus monolíticos conceptos egoicos. Sólo cuando, conscientemente, uno se separa de la separación, al dudar de las dudas como vía a la certeza, unifica; puesto que saber que no se sabe no es una duda, e indagar y reflexionar en ello, con firme constancia, sí es senda hacia la sabiduría.

   Todo habla de ti... todo te muestra y enseña, ahora, tus pensamientos... todo te señala e indica, aquí, dónde te encuentras en tu mente. Medita. No sigas yendo hacia lo exterior y resuelve, de una vez, tu confusión y angustia, ahondando en los recovecos de tu alma, en las pasiones de tu corazón, en las memorias que atesoras. Camina en la dirección interior... siendo consciente de ser consciente... los pensamientos ni te definen ni aciertan en su variopinto y cambiante pulular. Aposéntate en el ahora con presencia vigilante, y nada vano y superficial distraerá tu atención de la paz y dicha presentes. Recuerda lo inolvidable olvidando lo insustancial... soñar es olvido transitorio... el tiempo pasa, tú ser permanece... no tengas miedo del mundo y sus desastres, profundiza en tu mente... el recuerdo de la realidad te espera tras el velo de la ilusión... abre tu mirada interior y contempla lo infinito, lo santo e inefable. Ve hacia ello con resuelta disposición... camina sin necesidad de pies... con las luminosas alas de la consciencia plena; recuperando, de súbito, la libertad de Ser. ¡Felicidades! Alejado de la lejanía, que proyectaba lo personal, te aproximas a lo indiviso... únete con tu prójimo, y canta, y celebra, con él su libertad, que es también la tuya, la de todos... Escucha a la Voz de la Verdad, a la Respuesta esencial bendiciéndote y bendiciéndolo todo sin límite... mostrando con claridad que no hay separación posible en lo pleno e indistinto... Unido a lo sin opuesto tan sólo 'no dos' Es... Eso es Amor... eterno y puro Amor.

KHAAM-EL




La respuesta esencial está en lo interior... 
la Redención procede de la infinitud Ser... libre y amoroso... pleno e indiviso... 
en perfecta comunión.


jueves, 11 de agosto de 2016

¿ESTÁS MADURO PARA SOLTARLO TODO? - AUDIO

   Adjunto el audio de una exposición aclaratoria en la que abordo lo básico del significado de estar maduro para lo espiritual y no dejarse llevar por la atractiva pero vana creencia de que aprendiendo de memoria conceptos y palabras de contenido espiritual se está realmente conociendo lo esencial. 
   Todo habla acerca de uno en el devenir de los acontecimientos. La vida es una sucesión de aparentes obstáculos. que surgen a lo largo y ancho de su transcurso... y ésta, sencillamente, es una metáfora que nos muestra los devastadores efectos de identificarnos con un yo personal y separado. ¿Aplicas el esencial mensaje de salvación? Ese que te libera de lo egoico, temporal y corpóreo, o ¿te demoras por ignorarlo y despreciarlo? o incluso ¿te demoras por actuar aparentemente como un seguidor del mismo, pero en lo esencial lo pospones por no considerarte preparado o considerarlo arduo? ¡Ríete de las excusas! la aplicación es aquí y ahora... soltando todo apego a la historia personal. Reflexiona y comprende que lo más doloroso es reconocer el mensaje de salvación y no aplicarlo.
   Ahonda... medita... ¿estás listo para soltarlo todo? ¿estás dispuesto a la inmediata felicidad de la paz de espíritu por encima de razones particulares? Profundiza en consciencia y descubre que no hay enemigos reales, salvo en la imaginación de la fragilidad personal que se defiende, y, por lo tanto, ataca.
   Atravesar la intensidad de no activar las propias defensas y no atacar es el camino de la madurez espiritual... el resultado final: la plenitud. No sucumbas al influjo de las palabras y los conceptos que, de todas las maneras y pelajes, sinónimas o antónimas, asertivas, tibias o negativas, querrán distraerte del aquí y ahora... mantente presente y se consciente de que tan sólo son palabras, nada más, y que se esfuman con el viento del tiempo... y, así, quedarás en el silencio mental, que florecerá y madurará para exhalar el aroma de lo indiviso y dar fruto de eternidad, trascendiendo el mundo y sus formas transitorias. Ahora siempre haces, sí o sí, lo útil, conveniente y salvífico... eso es haber madurado... medita... ¿estás maduro para soltarlo todo?... aplica.