sábado, 21 de octubre de 2017

AHONDANDO EN EL 'BHAGAVAD GITA' (Capítulo 1) - AUDIO

   Como ya señalé en el anterior audio introductorio comienzo con el Capítulo 1 del 'Bhagavad Gita', o 'Canto de Bienaventuranza', profundizando en su esencia que es una inestimable guía para el despertar de la consciencia; pues está indudablemente hermanado, en hondura y en verdad, con los Evangelios, la Vedanta Advaita, el Budismo, 'Un Curso de Milagros', el Tao-Te-King y con toda Enseñanza genuinamente espiritual.
   Pido disculpas de antemano por mi pronunciación de los nombres sáncritos, pero lo sustancial no es la erudición sino ahondar en la pureza de lo que nos hace uno en/con Brahman (Dios, Absoluto, Nirvana o Tao). Ya que a lo largo del 'Bhagavad Gita' vemos como Krishna (la Consciencia de Unicidad en la multiplicidad) le enseña a Arjuna (el buscador de la Verdad) que no se distraiga con la transitoriedad del mundo ni sea pusilánime ante sus embates, realizando cualquier acción sin buscar los propios intereses, o los de su casta, reino, etc, sino que, desentendiéndose del resultado, obre por amor a esa Divina Unicidad que es Brahman, o lo que es lo mismo para el bien de la totalidad y no de una parte (siendo esto último lo básico del yoga o unión), y entonces, por la gracia, será salvo de la rueda de nacimientos y muertes en la que el alma se encuentra encadenada por identificarse con el cuerpo y el ego.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX


viernes, 20 de octubre de 2017

EL TESORO DEL EVANGELIO


   No le des tu oro a los sumos sacerdotes, a los escribas y fariseos, a esos ciegos hipócritas que aparentan ver y sólo lo fingen por vano interés; no les des tu oro para sus falsos templos que en lugar de ser casa de oración son antro de ladrones y timadores. Más, dale tu oro divino, puro y bendito, a todo aquel que verdaderamente de corazón lo necesita. No le eches perlas a los cerdos, no alimentes y cebes a satanás (el ego) con un desmesurado apego por las cosas del mundo. Apacigua cualquier ímpetu personal y busca siempre el bien de todos, no únicamente el de una parte. Deshazte de lo superfluo y banal, de toda necesidad de posesiones. No acrecientes la identificación con la carne y susténtate en el amor y la verdad, en la paz y la unidad. Y, desde esa intangible riqueza Divina del encuentro interior con la infinitud del Ser, tráele a tu prójimo el inacabable tesoro del Espíritu, ese recuerdo íntimo y sagrado del perfecto Amor de Dios que eternamente a todos en esencia nos hermana... Éso es auténtico Evangelio; lo demás, sencillamente, carece de valor.  ¡Bendiciones!

KHAAM-EL




Darlo todo por Dios es recibirlo a Él completamente.

jueves, 19 de octubre de 2017

LA ESPERANZA DE DIOS


 "El desierto y el yermo se regocijarán, 
se alegrará la estepa y florecerá, 
germinará y florecerá como flor de narciso,
festejará con gozo y cantos de júbilo.
Le ha sido dada la gloria del Líbano,
el esplendor del Carmelo y del Sarón.
Contemplarán la gloria del Señor,
la majestad de nuestro Dios.
Fortaleced las manos débiles,
afianzad las rodillas vacilantes;
decid a los inquietos:
'Sed fuertes no temáis.
¡He aquí vuestro Dios! Llega el desquite,
la retribución de Dios.
Viene en presencia y os salvará'.
Entonces se despegarán los ojos de los ciegos, 
los oídos de los sordos se abrirán;
entonces saltará el cojo como un ciervo
y cantará la lengua del mudo,
porque han brotado aguas en el desierto
y corrientes en la estepa.
El páramo se convertirá en estanque,
el suelo sediento en manantial.
En el lugar dónde se echan los chacales
habrá hierbas, cañas y juncos.
Habrá un camino recto.
Lo llamarán 'Vía sacra'.
Los impuros no pasarán por él.
Él mismo abre el camino
para que no se extravíen los inexpertos.
No hay por allí leones,
ni se acercan bestias feroces.
Los liberados caminan por ella
y por ella retornan los rescatados del Señor.
Llegará a Sión con cantos de júbilo,
alegría sin límite en sus rostros.
Los dominan el gozo y la alegría.
Quedan atrás la pena y la aflicción."

                                                              Isaías 35: 1-10

* * * * *

   No dejes que la tristeza cubra tu corazón de desesperanza y atraviesa todas las tribulaciones de este mundo con la vista puesta allende las nubes del ego... el sol del Amor Infinito brilla siempre tras ellas. ¡No temas! Para quien de veras tiene fe viva, finalmente, atrás quedan todos los padecimientos, desdichas y arideces, porque Dios no está en el sufrimiento sino que Él es quien nos lo alivia y quita. Confía, y, con el corazón purificado por semejante Amor, sin condiciones encamínate por la Vía Sacra, directo a la luz pura de la Verdad... todo tu pesar acabará en la dicha inefable de la plenitud de la Divina Unicidad... no habrá tara corpórea ni situación mundana que no sea erradicada, al igual que cualquier pensamiento hostil y limitante será arrancado de raíz en la vida eterna del espíritu, en la santidad de la conciencia una, en el corazón indiviso de Dios... ¡Aleluya! ¡Bendiciones!


KHAAM-EL




Entrégate al Amor de Dios...
Colorea de esperanza cada día de tu vida nada más levantarte...
¡Siempre depende de ti la elección!
Confía.

¡Bendiciones!

miércoles, 18 de octubre de 2017

LO PROFUNDO, LO VERDADERAMENTE PROFUNDO, ES INFINITO - AUDIO

   Adjunto el audio, tras estas líneas, de una charla en la que profundizo en la profundidad de lo ilimitado, en la infinitud del Ser, en la unicidad del Espíritu que inmanente a toda forma, a su vez, la trasciende.
   Buscar en lo limitado la felicidad le limita a uno mismo a la dolorosa experiencia de lo parcial y, consecuentemente, aquella le parece esquiva e inalcanzable; pues apegarse a lo superficial es adherirse a lo vano e insustancial, a lo que se deteriora, desesperanza y perece. Únicamente en lo esencial, en el centro mismo de la consciencia consciente de ser, el ser recobra la vivencia plena de sí.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX


martes, 17 de octubre de 2017

CONTEMPLA EN PAZ LO QUE QUIERE QUITAR LA PAZ


   La sencillez de la vida suele verse complicada por una manera de pensar (más extendida de lo que se cree) que busca sin cesar conflicto para sentirse validada. No compliques más la sencillez entrando al trapo y de forma personal contra lo conflictivo o acrecentarás esa situación complicada que únicamente quiere implicarte en su conflictividad. Mantente sosegado y ecuánime, quien busca pelea es para justificar su lucha interna; sólo intenta querer tener razón imponiendo su egoísmo como si éste fuera ley suficiente frente a la Ley del Amor porque tiene miedo a la Unicidad esencial del Espíritu y, en su desconfianza llena de odio, fabrica límites, fronteras y muros, que defiende con uñas y dientes, tras los que establecer su particular castillo de sueños excluyentes. Abre los ojos del alma y contempla en paz lo que quiere quitar la paz y no te verás afectado por su ira disfrazada de endebles razones que simulan poderío. Aparta todo temor de tu corazón y no lo cierres al desamor. Perdona y mantente firme en lo esencial, puro y santo. La locura sueña con ser cordura. ¡Despierta! No te pelees contra lo que pelea, pues su verdadera pelea es consigo mismo. Todo lo que divide, segrega y confronta es un aparente legalismo que no es más que sinrazón, egoísmo e insidia deseando la guerra aunque a veces, con suma desfachatez, hable de paz.

   Estate atento a lo básico y no caerás engañado con lo superficial y aparente: el auténtico pacifismo es incluyente, jamás excluyente, no insulta, denigra ni se cree superior. Contempla, pues, en paz todo aquello que quiere quitar la paz y le estarás dando una inmejorable oportunidad a unirse a esa misma paz que sabes todo lo abarca... Y, recuerda, lo que uno siembra, finalmente, recoge.

KHAAM-EL





Sólo en la quietud de la mente hallas el Amor que sana la locura del divisor odio.
Sólo en la paz de espíritu te liberas de la perfidia del ego.

lunes, 16 de octubre de 2017

EL MAR CALMO


¿Contemplas el mar en calma?
... No es un velo ni una acuosa sima...
Es diurno reflejo arropado de sol
susurrando el mensaje del Amor.

El mar calmo
pinta de plata el horizonte difuso
al orillar estelas de breve espuma
mecidas en un presente pintado de azul.

El mar calmo besa con dulzura
las rendidas costas
con sus labios de palpitante esperanza.

Si el radiante rostro del corazón
vislumbrara la bienaventuranza
que le depara la senda océana
de fluyente eternidad,
sin rubor,
sonreiría a las duras rocas
con suave brisa vestida de luz.

Acaricia, danzarina, la marea
ancestrales sentidos
entumecidos por gélidos témpanos hirientes
disueltos por la perenne calidez del Amor,
mientras ingrávidas luces al alba
alumbran con áureos tonos el alma renacida.

¿Entendiste el mar en calma?
... Nunca es miedo ni rencor...
Es una metáfora de lo esencial...
Nocturno reflejo acunado de luna
a la espera de la inmortal aurora del Espíritu...

... Un sueño contemplado
sin angustia, con calma ecuánime,
y que acaba despierto en plenitud.

KHAAM-EL




Reposa en la calma interior.

No agites tu mente con pensamientos tempestuosos
y en ella se reflejará la plenitud de la Divina Unicidad
de la que jamás has podido estar separado.

Namasté.

domingo, 15 de octubre de 2017

ACERCA DEL EGO (Reedición)

   Reedito a continuación un escrito que considero oportuno volver a publicar por la claridad con la que muestra la naturaleza ilusoria del ego y en el que se recalca que si no se está atento parece real por la diversidad de las máscaras con las que se muestra:

  "Jesús le preguntó: ¿Cuál es tu nombre? Y el endemoniado le contestó: Mi nombre es Legión, porque somos muchos". 
Marcos, 5-9


  Una mente que imagina muchas percibe distancias, tiempos, cuerpos, mundos y cosmogonías, problemas a resolver junto a complicadas soluciones que traen nuevas problemáticas, diversiones que en su diversificación comparativa acaban por aburrir (exceso) o doler (carencia), palabras que acumulan más palabras conceptualizando la experiencia en detrimento de la inmediatez de la vida, imágenes que imaginan más imágenes buscando una imposible imagen definitiva, esoterismos que esconden absurdamente aquello que proclaman luminoso, recelos que anhelan amor pero temen darlo, triunfos efímeros que nada resuelven en su frenética carrera a ninguna parte, desconfiadas alianzas que se rompen por naderías tomadas como imperdonables afrentas. Bla, bla, bla, bla...

  Ser muchos en uno es una locura. Una dolorosa y delirante interpretación de la identidad que altera la paz mental, distorsionando el presente con mil y un conceptos -seductores unos, aterradores otros- pero, en última instancia, conflictivos entre sí. Eso es el ego: una multiplicidad, escindida y divisora, que se autoproclama 'yo' erigiéndose como rector y juez de lo que él llama 'su' vida; mas querer intermediar con lo contradictorio y divisor es perecer en ello, porque lo fraccionado jamás querrá ceder su minúsculo punto de vista y, en sus defensivas justificaciones, atacará sin miramientos. Como señala 'Un Curso de Milagros' "no se pueden unir dos mundos".

  No le otorgues solidez a la multitud de pensamientos que proclaman estar unidos en una poderosa Legión o serás derrotado en esa batalla interna que sólo te traerá desesperanza, angustia, ira, vergüenza y una profunda desolación. Aquiétate... y escucha el ahora libre de cargas y juicios. No guerrees más. Y dile al ego, con rotundidad: NO. Apacíguate... y contempla el ahora sin reminiscencias pasadas, sin expectativas futuras. Apela a la unicidad en ti. Y dile, con sinceridad, al Cristo en ti: SÍ. 

   Permítele a lo santo que te salve del ego, de esa identidad ficticia que fabricaste con temor y que se convirtió, mediante la culpabilidad, en tu carcelero; para, después, convertirse en un cruel verdugo que te condena, sin piedad alguna, a morir. Confía únicamente en lo santo. Con todo tu ser, y descubre como el éxito en el mundo también es un fracaso al estar éste irremediablemente condenado a desaparecer (en su fraccionada, transitoria e inestable hechura). 

   Déjale mostrarte, a lo santo, la plenitud de la vida -verdadera y eterna- aceptando humildemente su amorosa corrección en el silencio de la mente, en el vacío espacioso del presente... Verás como el ocaso del ego es el brillo del espíritu y que en la muerte de la muerte, en el fin del ego y su delirante escisión múltiple, hallas sencillamente: eternidad e infinitud, comunión con lo divino, bienaventuranza, libertad, pureza e inocencia, radiante conciencia, paz y certeza.

KHAAM-EL




Aquieta tu pensar y la luz de Cristo te unificará con el eterno amor de Dios.

Bendiciones.

sábado, 14 de octubre de 2017

AHONDANDO EN EL 'BHAGAVAD GITA' (INTRODUCCIÓN) - AUDIO

   Con este audio introductorio que adjunto bajo este escrito inicio una serie de audios en los que abordo, desde la experiencia viva de la infinitud del ser, cada uno de los 18 capítulos que componen el 'Bhagavad Gita' o 'Canto de Bienaventuranza', mostrando (semana a semana) como este Canto es una inestimable guía para el despertar de la consciencia; pues está indudablemente hermanado, en esencia y en verdad, con los Evangelios, la Vedanta Advaita, el Budismo, 'Un Curso de Milagros', el Tao-Te-King y con toda Enseñanza genuinamente espiritual.
   Pido disculpas de antemano por mi pronunciación de los nombres sáncritos, pero lo sustancial no es la erudición sino ahondar en la pureza de lo que nos hace uno en/con Brahman (Dios, Absoluto, Nirvana o Tao). Ya que a lo largo del 'Bhagavad Gita' vemos como Krishna (la Consciencia de Unicidad en la multiplicidad) le enseña a Arjuna (el buscador de la Verdad) que no se distraiga con la transitoriedad del mundo ni sea pusilánime ante sus embates, realizando cualquier acción sin buscar los propios intereses, o los de su casta, reino, etc, sino que, desentendiéndose del resultado, obre por amor a esa Divina Unicidad que es Brahman, o lo que es lo mismo para el bien de la totalidad y no de una parte (siendo esto último lo básico del yoga o unión), y entonces, por la gracia, será salvo de la rueda de nacimientos y muertes en la que el alma se encuentra encadenada por identificarse con el cuerpo y el ego.

KHAAM-EL




Enlace directo del audio en IVOOX


viernes, 13 de octubre de 2017

INFINITA ALEGRÍA

  "Ser feliz y hacer feliz, es el ritmo del amor".
              Sri Nisargadatta Maharaj 

  No te apagues al encerrarte en ti mismo como un yo separado del prójimo. Sigue el flujo de la vida, con confianza y generosidad, y hallarás el ritmo del amor, porque la alegría que emerge siempre de la no resistencia ante lo cambiante es genuina felicidad que se extiende más allá de uno mismo hasta alcanzar lo infinito... hasta comulgar con la infraccionable e indisoluble unicidad del Ser. 

   Persevera en la Luz de la Dicha... Salta por encima de cualquier pensamiento que quiera distraerte del gozoso flujo que discurre en el ahora, alza sin temor tus brazos al Absoluto, y disfruta, sin tiempo, sin distancias ni medida alguna, de la plenitud del amor que envuelve a la vida verdadera, a la vida eterna... ¡a la vida del espíritu!

  La Divina Unicidad no está separada de ti ni tampoco de nada ni de nadie... Su presencia santa es en todos sin ser todos como entes disgregados; pues Ella, sin duda, trasciende la suma de las partes (en las que también es inmanente) al carecer de significado en Su Infinitud, con/en todo compartida, la misma idea de parte. Por lo tanto, tu felicidad hace feliz a todos, y, por Su gracia, te es devuelta inconmensurablemente para compartirla sin fin.  

  Ahonda en lo esencial y eterno. No te aflijas por lo transitorio... Sé feliz y vive en el ritmo del amor... en comunión con el intemporal Brillo Divino, que habita en todos y cada uno de nosotros, para así vivir en el gozo indescriptible de la Luz de Dios... en la Infinita Alegría de la Plenitud del Espíritu

KHAAM-EL



Encamínate a la plenitud del Ser viviendo con compartida alegría el ritmo del Amor.

jueves, 12 de octubre de 2017

SÓLO SANANDO SU CAUSA, LOS EFECTOS PERNICIOSOS SANAN


   Mira hondo, profundo. Mira sin miedo... penetra los sótanos de tu constructo mental y contempla con diáfana honestidad la espesura que envuelve la luz del espíritu... Se oscurece la luz pura de la consciencia cuando te identificas con pensamientos egoicos y los proyectas fuera de ti elaborando un mundo de suposiciones e imaginaciones que consideras real. Ahonda y desbroza toda esa espesura de ilusiones y yerros para que vuelva a brillar la luz... comprende que nada es nunca lo que aparenta: tu ego no es tu ser, ni nadie es realmente su pretendido ego. Sólo la Verdad corrige todos los errores que las mentiras egoicas idean, porque no hay más que una única e indivisa realidad en la que se disipan todas las ilusiones.

   Ten muy presente en el presente, para poder ir más allá de las angustias y sinsabores del tiempo, que toda circunstancia que se manifiesta en el mundo primeramente ha sido pensada y proyectada por la consciencia. Cambiar los efectos perniciosos por otros supuestamente mejores no cambia la causa que propició esos desagradables resultados; para que éstos desaparezcan hay que corregir la causa, hay que ir al origen de los mismos, a la mente que los pensó, y dejar de darles sentido e importancia. Es decir, únicamente sanando su causa, los efectos perniciosos sanan; por eso hay que perdonar por completo la idea equivocada de uno mismo (la identificación con el cuerpo o sistema de pensamiento egoico), para que todos ellos se disipen y pueda así el perdón extenderse felizmente por el mundo entero, sanando todas sus enfermizas relaciones especiales mediante el establecimiento de una fraterna relación de igual a igual, sin competencias, engreímientos ni recelos, en la que el bien de uno es el bien de todos, sin excepción justificable de ninguno.

   Mira profundo, hondo. Mira con Amor... encuentra en lo más recóndito de ti la infinitud del Ser. No te distraigas con las historias del tiempo y dirígete a lo intemporal, santo y pleno, a la consciencia consciente de ser consciencia indivisa en la Divina Unicidad...  Bendiciones.

KHAAM-EL




Ve al centro del centro mismo de la consciencia 
y deshaz las proyecciones del ego desapegándote de él.

miércoles, 11 de octubre de 2017

EL TIEMPO ES UNA IDEA EN TU MENTE - VÍDEO

   Bajo este escrito adjunto el vídeo de una charla en la que ahondo en la idea eterna de la infinitud Ser que trasciende el tiempo y sus ilusiones.
   Todo lo que percibimos son ideas en la mente y todas esas ideas se están representando dentro de un mismo y único pensamiento de separación (el ego). Y ese pensamiento de separación se manifiesta como el espacio/tiempo. En él nada es definitivo ni tiene consistencia; lo que acontece, por su impermanencia, es ilusorio e irreal, carece de significado, y sólo puede ser utilizado metafóricamente para, desde sus múltiples aspectos y facetas aparentemente diferentes, apuntar a la Verdad que trasciende todo el espacio/tiempo y sus paradojas.
   En lo que es pleno -la Divina Unicidad-, dentro y fuera no están separados, ni tiempo y espacio pueden condicionar verdaderamente su Ser. La Consciencia Plena, que en esencia eres en comunión con la vida misma, ni nace ni muere, ni puede estar sujeta a limite alguno realmente. Ahonda en lo evidente y no divagues con suposiciones. Medita y comprende, más allá de toda duda, que el tiempo es una perspectiva del ego; más el ego sólo es una ilusión aparentando realidad. Profundiza en lo esencial. Sólo el autoconocimiento congruente y constante, la meditación profunda y sincera, libera del apego a lo temporal y sus circunstancias como si estuviera allende del perceptor.

KHAAM-EL



Lo eterno deshace la ilusión del tiempo en el presente libre de sueños egoicos.

martes, 10 de octubre de 2017

SUPREMA PAZ (Reedición)

   Buenos días, tardes o noches -según el momento de la jornada en el que os encontréis mientras leáis este escrito- os invito a vivir desde el centro mismo del ser, desde la paz honda y plena de una mente serena, de un corazón agradecido y generoso. Reedito, tras esta breve introducción, un escrito que publiqué hace un par de años en este mismo blog, porque considero que lo en él expresado puede ser de utilidad en estos días tan agitados para el mundo en el que los deseos y los recelos afloran con vehemencia e irreflexión inusitadas:

  "67. Como los vientos empujan un barco sobre el océano, así la inteligencia es zarandeada por los sentidos descarriados en la contemplación de las cosas.
   68. Aún mas, quien ha alejado por completo sus sentidos de los objetos tiene su inteligencia firmemente establecida en un tranquilo conocimiento de sí mismo.
  69. El Ser Supremo que para las demás criaturas es una noche, para el sabio que ha dominado sus sentidos es un claro día; la vida de dualidades que representa para las criaturas el día es una noche para el sabio iluminado.
   70-71. Y alcanzará la suprema paz aquel que recibe todos los deseos como el océano las aguas, que cada vez se llena más y, sin embargo, permanece inmóvil, no aquel a quien cualquier deseo perturba. la alcanzará también quien abandona todo deseo y vive y obra libre, sin apetitos, quien no tiene 'yo' ni 'mío'."
                                                                                       Bhagavad-Gita (Capítulo II)

* * * * *

   En un mundo de tinieblas eludirlas conlleva mayor oscuridad, porque lo que evitas te persigue en todo momento y circunstancia, hasta que quede realmente resuelto. Por eso, en un mundo plagado de tempestades y contradicciones no afrontarlas perturba, todavía más, el ánimo. Comprende que en un entorno desquiciado por los deseos sólo aquel que los contempla sin preferencias o aversiones, dejándolos pasar a todos con ecuánime indiferencia, vive realmente feliz al hallar su corazón verdadera paz.

   Permanece en la quietud de tu mente incluso en medio de la vorágine... atraviésala valerosamente. Descubre en las oscuridades de tus demonios, su inexistencia. Sólo sabes, de cierto, cuando miras a la ignorancia totalmente de frente. Todo el mundo habla de 'ismos' con visceral irreflexión. No sigas palabrerías externas porque otros lo hacen. Quédate en el sosiego de tu alma... sólo conoces, en verdad, cuando no hay creencia ciega sino clara certeza... dos verdades contrapuestas demuestran que ambas son mentira; por eso la creencia ciega, en su delirio, lucha únicamente contra fantasmas, jamás con realidades. La ambivalencia es locura; y la locura, ceguera. La vida de las dualidades no es más que una ilusión, una distorsión, una vana imaginación transitoria, resultado de una perspectiva particular. Refúgiate en lo universal y serás, sin duda, libre de lo que nace y fallece. Nunca perece aquel que conoce que no puede morir. Averigua cual es tu verdadera naturaleza, en medio de todas las vicisitudes, y vivirás en la suprema paz de la luz infinita del Ser Supremo que es 'No dos'.

   Abandona todo asidero con el que poder mantener tu particularidad... adéntrate en la intensidad del deshacimiento de tu singularidad perceptiva. No permitas que tus sentidos te externalicen de tal suerte que te zarandeen, de acá para allá, como una frágil hoja caída en aguas embravecidas por borrascosos vientos. Estate en la tormenta sin ser de ella. Descubre la libertad que la suprema paz te concede en la inmovilidad de tu mente. Tú no eres tus pensamientos, simplemente experimentas los efectos de tu identificación con ellos... por eso, siempre sabes lo que pides por lo que recibes y lo que buscas por lo que encuentras. Navega pues sereno en aguas turbulentas y, de seguro, llegarás finalmente a buen puerto.

   No rehuyas tus batallas... permanece en el centro de ellas y te elevarás por encima de las dualidades... y de repente, la Luz... la Luz y Su suprema paz.

KHAAM-EL




Date una oportunidad real para ser feliz y estar en paz aquí y ahora
e invita al mundo a unirse libre y voluntariamente a ti. 

lunes, 9 de octubre de 2017

ESENCIA ETERNA DE BIENAVENTURADA PLENITUD


No es distinto, en su agitación, el miedo del deseo
(cuando se anhela hay temor a no obtener lo ansiado).
Llora el alma,
en su férrea identificación corpórea
por la inevitable caducidad de sus logros.
Nada satisface plenamente
y cualquier bien es escaso
cuando el tiempo marchita,
con su inexorable paso,
todo aquello que encuentra ante sí.

Seca tus lágrimas
orientando tu ingrávido rostro
hacia el benigno soplo del Espíritu.
No eres lo lo que se aja, duele y fatiga...
Eres esencia eterna de bienaventurada plenitud.
Permanece presente,
estate feliz y comparte de corazón,
confiado, en paz y rebosante de Amor...,
tu alma quedará completamente satisfecha
tras su encuentro interior con la infinitud del Ser.

KHAAM-EL




Bienaventurados los que entregan su vida por Amor, 
ellos vivirán para siempre en el Espíritu...
Da lo eterno e impecable este mundo pasajero y encontrarás a Dios.

domingo, 8 de octubre de 2017

CELEBRA FELIZ LA VIDA Y SONRÍELE AL MUNDO CON AMOR


   No dejes que el mundo y sus vanas ilusiones te desborde y avasalle. No obedezcas los imperativos del miedo ni sucumbas a las tentaciones de la evasión o serás esclavo de las apariencias. Sé libre y auténtico, no actúes por el que dirán. Confía en la alegría esencial del Ser y dale siempre a tus relaciones tu felicidad aunque no la entiendan ni compartan. Amar a pesar del desamor te mantiene firme en el Amor. Esa es la actitud que te abre, en toda circunstancia, las puertas del Cielo incluso en este mundo. Nunca han habido problemas reales para el espíritu. Únicamente, en apariencias formales, comparativas y circunstanciales, da la personal sensación de haberlos, siluetándose como sombras siniestras que oscurecen el presente; y, en su malestar, esa identidad personal pretende arreglar tan angustiosa situación particular deslumbrada con planes y estrategias de lo más variopinto, que los solventen en un futuro. Pensar y sentir, al igual que el espacio/tiempo, no se encuentran nunca por separado, aunque a simple vista lo parezca. Es perentorio ahondar en consciencia para aposentarse en la verdad inamovible, y no despistarse con lo volátil por cautivador que se muestre ante la percepción nacida de lo personal. El espejismo del espacio/tiempo deslumbra por la falta de claridad resultante de mirar al presente con juicios y sentencias acopiados en la memoria identitaria, al igual que el fatigado y sediento en el desierto se deslumbra (ansioso y eufórico) por su alucinada mirada imaginando oasísticos espejismos en el horizonte. Ahondando con honestidad se descubre que el presente libre de memorias personales no es un desierto y que, por tanto, vivir no es un penoso sobrevivir.

   No busques en el futuro la plenitud y la dicha que puedes experimentar hoy. Sé respuesta clara a toda situación y jamás dudarás de la felicidad que en ti mora. Medita. Despierta. Conoce tus pensamientos en profundidad y quédate sólo con aquellos que son fieles compañeros de paz, alegría y bendición inmediatas. Celebra feliz la vida y sonríele al mundo con Amor. Aquí, en el presente, converge siempre, suceda lo que suceda, la intemporalidad del Ser. Comparte generosamente tu presente y viaja por la vida revestido con la confianza en la Divina Unicidad que nos conduce con presteza por la senda de la consumación e iluminación. No temas y ama incondicionalmente. Líbrate del pesado yugo de las creencias u opiniones personales que el mundo ofrece como si fuesen panaceas universales no siendo más que ignorancia, desazón y lastre. Creer en problemas es crearlos. Comprendamos de una vez por todas que deslomarse por bienes pasajeros es en verdad una estupidez. No sigamos al miedo y confiemos de corazón... Compartir la paz y la alegría de ser nos devuelve a la eternidad del Amor. Permanezcamos serenos y esperanzados en el ahora y, éste, al purificar nuestras mentes del temor y el resentimiento, nos trae auténticos milagros a nuestras, hasta ahora, sacrificadas y tristes vidas (correcciones de pensamiento que revierten el pensar personal, devolviendo a la mente obnubilada por los espejismos, al conocimiento real y a la experiencia viva de lo esencial, puro, infinito y universal). Sí, nunca han habido problemas reales para el espíritu, porque el ahora y Dios no están separados. El tiempo y el espacio son aparentes, el ahora es la puerta a la eternidad. No nos retrasemos fabricando mañanas, soñando espejismos, y celebremos el presente con alegría... ¡Compartiéndola juntos! Todos somos no dos en lo santo. Celebremos unidos la vida, como auténticos hermanos, Hijos de Dios. Celebremos ahora la plenitud de Su Amor. Nada puede fallar si no dejamos que se inmiscuya la sensación de lo separativo y sus recelos; pues, no es más (lo separativo) que la percepción equivocada de una idea sin significado real. No nos separemos, en/con imaginaciones, del Amor de Dios y de la esencia bienaventurada que nos une eternamente... ¡Aleluya! ¿Bendiciones! ¡Namasté!

KHAAM-EL




Celebra felizmente, siempre ahora, 
la vida que nos hace esencialmente uno con el eterno Amor de Dios.

sábado, 7 de octubre de 2017

LA INVULNERABILIDAD DEL SER - AUDIO

   A continuación de estas líneas adjunto el audio de una charla en la que abordo la invulnerabilidad del espíritu frente a la fragilidad del ego.
   ¿Estás en paz? ¿Verdaderamente experimentas la invulnerabilidad del Ser? Porque ésto es realmente lo crucial. El sistema de pensamiento del ego (que te identifica con el cuerpo al considerarlo como tu identidad) te hace sentir vulnerable, impeliéndote a acompasar tu vida con sus planes para intentar solventar semejante sensación de angustia. Más hay que atravesar todas sus distracciones y justificaciones para ver más allá de las apariencias la esencia plena de la vida, la realidad inalterable del Espíritu, la indisolubilidad de la Divina Unicidad, y poder retomar la experiencia viva de la invulnerabilidad del Ser. Y, ésta, sin ningún género de dudas, se encuentra en tu interior, nunca en proyecciones personales que se pierden buscando en lo externo.
   Confía en la luz de la consciencia presente; no temas, permanece en paz, aparta de tu mente todo recelo y ábrete de corazón al Amor... no te defiendas y no te sentirás atacado... Entonces, lo sustancial, lo puro, santo y bienaventurado, te mostrará la invulnerable plenitud que ciertamente eres en comunión con Todo Lo Que Es.

KHAAM-EL



Enlace directo del audio en IVOOX


viernes, 6 de octubre de 2017

ENTREGA CON CONSCIENCIA LA INCONSCIENCIA EGOICA


   Ahonda en lo esencial y consúmate en las infinitas aguas calmas de una mente sin apego... Sé un cirujano para ti mismo y extrae de tu consciencia toda idea enfermiza que te angustie, separe y limite. Templa tu ánimo y, con ecuánime actitud, ve al fondo del fondo de la mente y desecha lo aparente, egoísta y vano. Es crucial para el bienestar de tu alma no mantener como parte de ti aquello que te escinde de la plenitud del Ser.

   Consúmete en la infinitas llamas del brillo eterno de la Consciencia Una... hasta que sólo todo sea ese bienaventurado brillo. Permite con total confianza que ardan, en ese poderoso fuego de la Verdad, todos tus deseos, temores y aversiones... descúbrete sin las opresivas defensas del ego y te extenderás ilimitado en Todo Lo Que Es, libre de particulares condiciones, exento de planificaciones y medidas, sin definiciones o cortapisas... desnudo de toda vestimenta egoica... puro, feliz e intemporal.

   Entrega con toda consciencia la inconsciencia del automatismo recurrente, que las memorias personales invariablemente conllevan, a la Impersonal Plenitud de la Divina Unicidad. Aquieta tus pensamientos y sosiega tus pasiones... medita con toda tu mente... ora de corazón: '¡Oh, Dios! Que aquello que es irreal en mí arda en el fuego de la Verdad, para que aquello que soy en esencia y en verdad emerja de forma plena y consciente'... y todo refulgirá, aquí y ahora, eternamente indiviso del Amor.

   Bendiciones y namasté.

KHAAM-EL




Con el corazón abierto y la mente en paz 
la inconsciencia se disipa por completo...
quedando únicamente la Eterna Consciencia Pura.

jueves, 5 de octubre de 2017

LA GLORIA DE LA DIVINA UNICIDAD NOS BENDICE A TODOS POR IGUAL

   Encuentra ahora en tu ser lo que tanto anhela tu corazón. No temas al temor. No te maldigas maldiciendo lo que te contraría, aflige o atormenta, y ahonda en la bendición de no secundar al miedo. Mantente firme en el presente, sin juzgarlo por un pasado que sueña con futuros ideales, y este mismísimo instante te liberará de toda angustia, sufrimiento o desamparo. Vive, por tanto, todos los días como si no tuvieras otros. Deja que pase lo impermanente sin apegarte a sus aconteceres. Sé presencia ecuánime. No vivas huyendo de la muerte o te sentirás siempre como un muerto. Más, has de saber, que la muerte, como tal, realmente no existe. Lo que llamamos muerte no es más que la disolución de todos aquellos elementos que creemos propios, pero que, en el fondo, si miramos detenidamente, confirmaremos que no nos pertenecen en absoluto; pues, al ser cambiantes y perecederos, son hijos del tiempo y ajenos a la eterna Consciencia Una que nos sustancia, alma verdadera de todas las cosas y de todos los seres, y que da perfecto sentido a cualquier experiencia, trascendiéndola por Su sublime inmanencia... esa gloria que nos bendice a todos por igual.

   Observa maravillado como todas las circunstancias por las que pasamos en este conflictivo mundo espacio/temporal tienen, invariablemente, un claro objetivo de discernimiento y profundización consciente, a primera vista oculto, no obstante, a nuestros limitados sentidos perceptivos, por la misma naturaleza efímera que conforma a estos últimos; pero, la meditación, la honesta reflexión introspectiva o la orante entrega interna, que se dirige humilde a lo Inefable, nos conducen al mismísimo núcleo de nuestra esencia, a ese encuentro interior con la infinitud del Ser, con esa luz que desvanece toda oscuridad, que sin reproches ni restricciones nos libera de los enrevesados nudos de la culpa y la limitación egoicas, revelándonos la indisoluble plenitud que somos, en la etérea e intemporal realidad del Espíritu Siempre Viviente, merced a la incontrovertible expansión de consciencia que acontece a toda autoindagación genuina. Así que no pierdas tu tiempo en el tiempo y dirígete a lo único que en él tiene sentido: trascenderlo. 

   Renace del sueño de la muerte en la humildad del corazón para volver a vivir en la Luz de Dios. Todos los días son en esencia navidad. Medita, reflexiona con honestidad u ora de todo corazón al Inefable y Excelso. El resultado será la misma gloria que nos bendice, cual uno solo, en la Divina Unicidad del Amor.   Bendiciones. 

KHAAM-EL




Siempre es navidad para quien vive sin queja al servicio del bien de todos por igual.
Comparte de todo corazón la vida una del Espíritu...
Desde lo Alto la gloria de Dios nos bendice para devolvernos a Su Plenitud de Amor.

miércoles, 4 de octubre de 2017

SÓLO EN LO ESENCIAL HALLAS LA PAZ DE ESPÍRITU - AUDIO

   Adjunto a continuación el audio de una charla en la que ahondo y ahondo en lo crucial que es vivenciar la paz mental para no olvidar y desdeñar lo esencial, amoroso, pleno y santo.
   El yo personal siempre está en tensión y desconfianza al pensarse solo y en peligro. Tiene miedo de su profunda sensación de desamparo, de esa pequeñez surgida de la comparación que establece con todo aquello que percibe separado de su limitada personalidad temporal, creyéndose entonces legitimado a defenderse. Esta suposición es el único y fatal motivo de todos los conflictos que la egoica compulsión a desear más acaba trayendo finalmente; porque, todos esos deseos, no son más que confusión e ilusoriedad queriendo semejarse a claridad y certeza.
   No te ataques defendiéndote, deja de agarrarte al ego como si fuera tu verdadera identidad, y cesarás de malinterpretar la realidad esencial del Ser como si esta puediera estar atrapada en un cuerpo. 
   Permanece aquí en sosiego mental y la paz de espíritu iluminará las tinieblas que parecían asediarte... abrirá tu oído interno para que escuches la Voz del Amor... expandirá tu consciencia allende cualquier límite... entenderás que este mundo perceptivo no es más que una lucha de intereses contrapuestos que quieren mantener sus razones de minúscula visión equivocada, pero que la Verdad está, a Dios gracias, por encima de todo este mundo transitorio y que, en Su Plenitud, permanece Bienaventurada y Eterna esperando nuestro retorno, mientras nos invita a despertar del sueño del ego animándonos a no significar deseos ni temores, manteniéndonos conscientes siempre aquí y ahora de lo esencial. No te atarantes con juicios o suposiciones. Estate atento y aprovecha el presente... si no divagas con futuros o pasados el momento que vives te conduce allende el tiempo y sus apariencias. Medita...    Profundiza... sé constante y no sucumbas a la tentación de la dispersión. Céntrate en el centro mismo del instante que eres... ¡Despierta! Siempre hay, ahora, en lo sustancial, la paz suprema de la Divina Unicidad.

KHAAM-EL

 

Enlace directo del audio en IVOOX
 

martes, 3 de octubre de 2017

LA DICHA CONSUMA TU REDENCIÓN (Reedición)

   A continuación de esta breve reseña, reedito un escrito publicado hace ya unos cuantos años por su imperecedero mensaje de alegría, hermosura y bendición, invitando a vivir la vida que nos toque vivir, sean cuales fueren las circunstancias que acontezcan en ella, con amor, valentía, congruencia y júbilo interior:

   Y dijo Cristo en Jesús: "Yo soy la vid y vosotros los sarmientos. Si alguno permanece en mí y yo en él, produce mucho fruto, pero sin mí no podéis hacer nada. 
   Al que no está unido a mí, se le arrojará fuera como ramas muertas que se recogen, y se echan al fuego donde se calcinan.
   Si estáis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, todo lo que preciséis, pedidlo y se os concederá.
   El Padre encuentra Su gloria en esto: que produzcáis mucho fruto, llegando a ser con esto auténticos discípulos míos.
   Yo os he amado como el Padre ama: permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneced en mi amor, así como yo permanezco en el amor del Padre guardando Sus mandatos.
    Os digo estas cosas para que participéis de mi alegría y seáis plenamente felices. Ahora os doy mi mandamiento: amaos unos a otros como yo os he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.
    Vosotros sois mis amigos si cumplís lo que os mando.".
                                                                                                                       Juan 15, 5-14


  "La Voluntad de Dios para ti es perfecta felicidad. ¿Por qué habrías de querer ir en contra de Su Voluntad? El papel que Él ha reservado para ti en el desarrollo de Su plan se te da para que puedas ser restituido a lo que Él dispone. Este papel es tan esencial para Su plan como para tu felicidad. Tu dicha tiene que ser total para que aquellos a los que Él te envía puedan entender Su plan. Ellos verán su función en tu radiante faz, y en tu risa feliz oirán a Dios llamándolos.
   Eres ciertamente esencial en el plan de Dios. Sin tu dicha, la Suya no es total. Sin tu sonrisa, el mundo no se puede salvar. Mientras la tristeza se abata sobre ti, la luz que el Propio Dios designó como el medio para salvar al mundo se atenúa y pierde su fulgor, y nadie ríe porque toda risa no es sino el eco de la tuya.".
                                                                'Un Curso de Milagros'; Lección 100, párrafos, 2-3


   "Pregunta: Entonces, ¿por qué he sido desgraciado toda mi vida?
   Nisargadatta Maharaj: Porque usted nunca ha llegado a las raíces mismas de su propio ser. la completa ignorancia de sí mismo encubrió el amor y la felicidad de usted y le hizo buscar lo que nunca había perdido. El amor es voluntad, la voluntad de compartir la felicidad propia con todo. Ser feliz y hacer feliz, es el ritmo del amor.".
                                                             Nisargadatta Maharaj. 'Yo Soy Eso', ed. Sirio; pág. 336


* * * * *

                     En este mundo de luces y sombras
                     ignoras que, en lo esencial, no ignoras.
                     Tan sólo tomas a los símbolos por realidades
                     y, desatendiendo la unicidad que sutilmente señalan,
                     vagas, con errático rumbo, entre temores y dudas.
                     
                     Que no te importe lo que el mundo pueda pensar de ti
                     si decides ser completamente feliz.
                     Que no te importe adonde se dirige con frenesí el ansia de triunfo
                     y aquello que pueda burdamente ofrecer...
                     sencillamente desdéñalo y sé, en verdad, feliz.

                     Acepta y permite que todo suceda por sí mismo en ti mismo.
                     Permite y acepta que nada suceda sin Amor.
                     Admite que te peleas en tu propia mente
                     y que semejante lid es inadmisible.
                     Rinde tus dialécticas armas.
                     Pacifícate y todo se irá colocando suavemente en su sitio.
                     No te excluyas de ti mismo e incluirás, con júbilo, a tu prójimo
                     en el despliegue de tu recién iluminada senda.

                     Vive en el no-apego... en continua bendición
                     y te re-Conocerás, re-Conociendo.

                     Naciste para saber que tú realmente no puedes nacer.
                     Morirás para saber que tú realmente no puedes morir.
                     Nunca fuiste lo que creías o aparentabas.
                     Nadie es lo que parece y fenece. 
                     Todos son lo que es y permanece.

                     Cristo vive, la carne pasa.

                     La vida siempre ocurre en el presente, en este preciso instante
                     -nunca en otro-,
                     siempre ahora, siempre aquí... en plenitud.
                     Perecer es un imposible imaginado en el tiempo
                     y sus ensoñadas formas de variable hechura.

                     No temas. No llores. No luches.
                     No estás solo: Cristo mora en ti.
                     Vive sintiendo la Alegría de Ser, con Él, uno en Dios.
                     Deja de morir cada día y muere a la muerte...
                     en la Dicha hallas tu auténtica y segura Redención,
                     en lo sustancial sólo lo divino Es;
                     no te creas lo increíble dándole crédito a lo aparente
                     y descansa en la inconmensurable e íntima quietud de lo santo.
                     Nada hay que pueda perturbarte.
                     Eres uno con el mandato del Amor,
                     dando desde la pureza abundante fruto.
                     No te aridezcas con la queja y la desconfianza.
                     No más llanto ni quebranto.
                     No más deseo insaciable.
                     No más sed abrasadora ni hambre voraz.
                     Abandona la tentadora desdicha que justifica tu miedo.
                     Desdeña todo pensamiento que quiera perturbarte.
                     Renuncia a la seductora ingratitud que alienta la ignorancia
                     y serás redimido con la alegría del Amor.

                     Ríe... danza... canta... alaba... confía... y regocíjate de todo corazón.
                     Si decides ser feliz ante toda vicisitud, e invitar a tu prójimo a esa misma dicha,
                     los milagros os acompañarán a ti y a los que de vuelta contigo caminen 
                     hacia el bienaventurado y eterno Hogar en la Santidad de Dios.

KHAAM-EL




Cumple tu función y sé feliz... Únete a la canción de la perfecta Dicha y de la total Confianza...  es verdaderamente bueno, Cristo está siempre con nosotros, oh, ¡sí!

lunes, 2 de octubre de 2017

COMUNIÓN


¡Sí! En este poema cada palabra
pretende ser un compacto ladrillo
que dé solidez a todas las almas
frente a esos pretenciosos caudillos
que encierran tras puertas amuralladas
su vanidad de ostentoso castillo
aprisionando la bendita alianza
              del espíritu
con fieros y enmohecidos pestillos.

(Del corazón ha de brotar la llama
para que pueda ser eterno el brillo).               

                   / / / / /

El laberinto áureo del deseo
desvía del recto y firme camino
a todos esos seres somnolientos
que ansían un embriagador destino
tras desestimar lo que en estos versos
                  inspirados
se proclama a todos los peregrinos
que de veras quieren llegar al Cielo
una vez libres de sus desatinos.

(Todo transeúnte por este destierro
ha de compartir la hogaza y el vino).

KHAAM-EL




Comparte con sencillez tu vida con todo aquel que a ti llegue, 
de igual a igual, de hermano a hermano, de amigo a amigo, de corazón a corazón...
Y el Espíritu de Dios bendecirá todas esas relaciones con Su Infinito Amor
para conducirlas hasta la Bienaventurada Plenitud de la Vida Eterna.

domingo, 1 de octubre de 2017

LA BIENAVENTURANZA DEL DESPERTAR


  Estate unido en consciencia ante lo divisor. Quédate en calma. Sosegado. Sereno. Aquietado. Deja que todo salga afuera para que, vacío de interpretaciones egoicas, vivas sin miedo. Contempla al mundo desde la consciencia consciente de ser consciencia. No luches contra ilusiones ni te pliegues tampoco a su hipnótico influjo. No sucumbas a ello o lo diabólico te hará creer que es divino. Sencillamente ni lo ataques ni huyas, déjalo disolverse por completo hasta que sólo quede la pureza. Sigue la paz de espíritu y no habrá obstáculo que pueda impedirte tu encuentro con Dios, tú verdadero, primer y único, Amor. Repito: Quédate en calma. Sosegado. Sereno. Aquietado y, ya está, el resto viene por su natural... Él te halla donde te encuentres si así realmente lo quieres. Ves, no hay nada más sencillo que confiar en la Providencia y permitir que Ella nos dirija de vuelta al Amor. Todo te será puesto para que sueltes el mundo y elijas el Cielo. ¡Así de sencillo es despertar de la pesadilla del ego! ¡Espabila! Indaga de inmediato en lo inmediato. No te duermas y comparte el despertar... en lo sustancial nadie está realmente separado de nadie... tú despertar es el de tu prójimo y el de tu prójimo el tuyo.

   No escapes con furibundas justificaciones personales de la sencillez del alma. Simple y fácil: No hay complicación posible ni separación alguna de lo pleno dónde está Dios, y, ten bien presente, todo lo que percibes es ilusorio en su impermanencia, más su esencia sucede y resplandece siempre en Él.  Interioriza sin prejuicios... Ahonda en lo imperturbable... Sólo hay Dios, cualquier separación de Su Divina Unicidad no es más que nada pareciendo algo durante un breve lapso. Profundiza y aclara...  únicamente es auténtico lo eterno, santo e inefable, y en esto último se halla la bienaventuranza del despertar.

KHAAM-EL




Únete al presente con presencia consciente 
y la dicha del despertar de las ilusiones te vaciará de aflicciones y temores.

Namasté.

sábado, 30 de septiembre de 2017

LA SABIDURÍA ES CONSCIENCIA UNIVERSAL - VÍDEO

   Tras este escrito inserto el vídeo de una charla en la que profundizo en que no hay otra sabiduría que la Consciencia Universal del Ser. Las otras, no son más que conjeturas variables que se alternan para, tras desgastarse por el debate con sus contrarias, disiparse en la nada que en el fondo son.
   El frenesí de los pensamientos desborda las emociones, que no son más que la manifestación puntual de la adherencia a algunos de ellos a pesar de otros. Esta manera de conducirse por la vida, dándole a los pensamientos personales significado en sus controversias aparentes, nunca conducirá a la verdadera sabiduría por el hecho mismo de que cualquier concepto del ego, en su divisora comparación, se desentiende de la inmediatez esencial de la plenitud; supuestamente perdida o desconocida en el pasado, e intentando alcanzarla en un imaginado futuro, cuando la plenitud anhelada siempre está presente en el presente mientras éste no se distorsione con juicios provenientes de la particular, ávida, desconfiada e interesada perspectiva egoica. Consecuentemente, todo lo que este sistema de pensamiento personalista interprete fue, es y será erróneo, sin nada que ver con el auténtico y genuino saber.
   Sólo lo universal, eterno y puro, aquello vivencialmente pleno, lo que colma de alegría, paz y amor allende cualquier aspecto temporal, es sabiduría. Y ésta se comparte y difunde de corazón a corazón, de alma a alma, de ser a ser, en la honda comprensión de la comunión sustancial de todos y todo en la Divina Unicidad.
   Abandona, sin demora, todos los torpes planes que buscan felicidad en lo transitorio y vive ahora en armonía con el presente, sabiendo que aquello que no realices en favor de lo eterno desaparecerá finalmente y no te aportará nada realmente valioso.
   Vuelve al Amor, a la paz y la bendición de la inseparable Unicidad del Ser no dándole significado al ego y comprenderás, por encima de las vanas apariencias de saber, que no son más que ignorancias disfrazadas.

KHAAM-EL



Saber de lo transitorio, por mucho que de ello se sepa, 
en su impermanencia, no es verdadero saber.
La sabiduría es sencilla y simple, universal, eterna e inmediata, 
pura, bendita y llena de Amor. 

viernes, 29 de septiembre de 2017

DESEAR POSEER, ENCADENA; SERVIR DE CORAZÓN, LIBERA

   Ser, es ser ahora; no pretender serlo en un futuro. Sed, pues, consecuentes y evitad divagar si queréis tener claridad de pensamiento. Estéis donde estéis, estad conscientes de ser conscientes. No os distraigáis con el parloteo mental de lo personal que ansía poseer y controlar, encadenando a quien sigue su hueco discurso con mil y una aflicciones, y contempladlo todo con la mirada amplia de lo universal; vuestro pensamiento se enderezará y vuestro corazón volverá a amar sin esfuerzo, al dejar de sentirse amenazado por cualquier recelo o imprevisto, trayéndoos tal actitud el don de la palabra certera que se comunica para extender lo indiviso e intemporal del espíritu, dejando de contemporizar con la cortedad de miras de lo mundano. Simple: es correcto no dar pie a lo incorrecto ni darle alas a lo que no quiere volar; no echéis perlas a los cerdos, o seréis vosotros mismos los que provocaréis su pisoteo por la arrogancia de querer ser reconocidos. Sed puros de corazón y veréis a Dios. No hagáis nada por cuenta propia y la vida se os iluminará. Todo va bien cuando no se teme que pueda ir mal, al igual que toda tribulación trae un milagro si se vive con espíritu manso y afán de servicio. No busquéis nunca que el mundo os sirva sino todo lo contrario, sed servidores para vuestro prójimo y la Divina Unicidad os colmará con la experiencia viva de la plenitud del Ser.

   No os comparéis ni rivalicéis. Desear poseer, encadena; servir de corazón, libera. Manteneos en lo esencial y eterno, en lo santo y amoroso, y el resto vendrá por añadidura. Sea cual sea vuestro rol en el mundo, sed. No os despistéis con las seductoras posibilidades del sueño vano de lo personal y manteneos firmes en el camino angosto que conduce a la verdad. No os desviéis de la aceptación, el servicio y la humildad, recordando constantemente que ancho es el camino que conduce a la perdición; así, vuestra acción se enderezará y vuestro corazón amará de veras al sentirse impelido a compartir la inefable dicha de ser Hijos de Dios. Trayéndoos milagrosamente, tal disposición, el don de la manifestación viva de lo esencial, de lo lleno de Amor, de lo impecable, fraterno e infinito y, ya nunca más el titubeo o la indolencia ante la bajedad de actos que buscan provecho particular. Porque, sin duda alguna, es acertado no propalar lo erróneo ni aventar lo tóxico o temeroso. No os preocupéis por el vestido, el salario o los alimentos, permaneced en la paz de espíritu, ¿recuerdas? El resto vendrá por añadidura. Rendid el deseo y el orgullo personal, silenciando al ego, y orad para que lo sin mácula habite en vuestra alma y poder cumplir llenos de fe los mandatos del Amor... decidle a Dios con sincera convicción: -Hágase en mí según Tu Palabra, y vuestra vida cambiará para bien como no puede siquiera llegar a imaginarse. La luz divina os mostrará el rumbo a seguir, desde lo más íntimo y puro de vuestro ser, para servir de puente hasta Él a todos aquellos que lo busquen sinceramente. ¡Regocijaos! Nada puede entorpecer la extensión de la Paz de Dios cuando ésta mora en vosotros por vuestra entrega y devoción. No os demoréis con lo pasajero, sólo trae frustración e ira, cadenas y dolor. Uníos a esa paz más allá de toda comprensión y dadla siempre con largueza, todo escollo en el camino será apartado milagrosamente a vuestro paso hasta alcanzar el Cielo. No temáis, confiad y recordad que al Cielo se entra en comunión con el prójimo. Sed, pues, un leal  y solícito hermano para con él, sea cual sea su condición, y todo os irá bien... todo os conducirá, inexorablemente, hacia la plenitud en la Divina Unicidad.

KHAAM-EL




"El fruto del silencio es la oración.
El fruto de la oración es la fe.
El fruto de la fe es el amor.
El fruto del amor es el servicio.
El fruto del servicio es la paz."

Madre Teresa de Calcuta.

jueves, 28 de septiembre de 2017

LO PERCIBIDO Y SU PERCEPTOR SON ESENCIALMENTE INDISTINTOS

   Todo lo pensado es percibido por el el propio pensador, luego todo lo percibido es inseparable del perceptor. Nada se encuentra separado del observador salvo por la imaginaria perspectiva de lo personal. El observador influye en lo observado porque no es alguien separado de ello. Pero si, como suele ser bastante habitual en la observancia individual, se sostiene incuestionable una referencia yoística respecto a todo, dará la sensación de que es lo observado lo que condiciona e influye sobre el yo observador (un absurdo tomado por cierto), generando una paradoja sin posible solución desde sus propios postulados; ya que se estará contemplando al mundo como algo ajeno a uno mismo y que por tanto se teme, pero en el que es inevitable estar para vivir (como un yo por supuesto), y, de ahí, se fabrica el archiconocido ego, un alguien indefinido definiéndose a sí mismo, algo que en sí mismo es nada pareciendo ser algo consistente, un espejismo, un insensato tramar planes para intentar estabilizarse sobre percepciones inestables, un defenderse sin saber bien que es lo que defiende, una asustadiza identidad (tomada a la ligera por veraz) que elabora estrategias para sobrevivir a lo hostil -¡¿Que ella misma hostiliza!?-, un auténtico sinsentido queriendo tener sentido, un despropósito jactándose de sus pasajeros objetivos... lo necio aparentando saber. En consecuencia, se creerá ver situaciones que hay que resolver de forma específica para mejorar semejante condición limitada y al influir en ellas desde la perspectiva personalista, aun con toda la buena intención, queda uno atrapado irremediablemente por/en ellas (prolongando sine die la sensación limitadora que se quería subsanar); porque uno, al creer que lo exterior es ajeno, no se percata de que aquello que percibe son sus propios pensamientos de separación. Al pasarse, las más de las veces, esto por alto, el observador (en su fracción de sí) se dirige -imagina con candidez- hacia un futuro diferente, cuando lo que está viendo representado en todos los acontecimientos, con cansina insistencia cualesquiera estos sean, son siempre sus propios pensamientos... un agazapado sólo veo el pasado -como señala 'Un Curso de Milagros'- repetido una y otra vez, como si alguna vez pudiera llegar a ser distinto sin variar la concepción misma que el observador tiene de sí mismo. Y un imposible es un imposible. Una apariencia jamás es realidad.

   Por todo lo antedicho, no te des por supuesto e indaga en el indagador. Observa al observador en su observación. Ve a la fuente de la que manan los pensamientos y no te extravíes intentando arreglar consecuencias que no son más que efectos, pero nunca causas. Lo sustancial siempre tiene más peso que lo circunstancial, y lo percibido y su perceptor son esencialmente indistintos. Descubre a éso que cree descubrir. Libera a éso que en su ansia de libertad sólo reitera su cárcel. Suelta tus juicios acerca del mundo y te habrás perdonado al perdonarlo. El mundo no existe tal como lo supones, es una proyección de la idea que tienes de éso que tú crees ser. No busques más afuera. Ahonda. No te dirijas, desde la ignorancia de lo real, tras transitorios logros. Despierta de tus ensoñaciones. El futuro que se quiere alcanzar desde un presente condicionado por un pasado personal es, en verdad, una iterativa replica de la idea de sí; parecido a los fractales que son infinitesimales diferencias de lo mismo, configurándose en repetitivas estructuras que tienen la característica de que su aspecto y distribución no cambian sustancialmente cualquiera sea la escala con la que se observen. No caigas en la inercia a reiterarte en una sucesión de pasados proyectados. No te especialices en mantenerte diferente. Una situación, fuere la que fuere, para un observador cualquiera, da igual la escala que use para calificarla, es una conjunción de perspectivas interaccionando entre sí mediante una relación especial que procura sacar provecho para cada particular perspectiva, inclusive en detrimento de otras perspectivas particulares que la contemplan (la situación) de forma totalmente distinta; trayendo, inevitablemente, conflicto y disensión, nunca dicha y sosiego, jamás amor, paz o satisfacción duraderas.


   El ego parece muy real (aunque realmente no lo sea) si se atiende a su insidioso e incesante parloteo disgregador. Promete, una y otra vez, aquello que no puede cumplir, porque el cumplimiento de la dicha y la paz es su total desaparición. Desenmascara la falacia de lo especial y simplifica tu vida ahora. Ahonda. Fabricar distancias y perspectivas personales es su funesto plan, por eso el nombre del ego es: muchos enfrentados entre sí. No quieras alcanzar la felicidad en lo impermanente o te quedarás finalmente con nada. Aquiétate. En el presente ya Es, sin duda, Todo Lo Que Es. Sosiega tu mente no significando ningún pensamiento en contraposición. Revierte la dirección de tu pensar y no te distraigas con lo mucho o lo escaso, con lo mejor o lo peor, con lo agradable o lo desagradable... No escuches a la voz que divide y desconfía. Medita. No te dejes seducir por el relumbre de lo personal. Siendo nadie en especial se retorna a la experiencia viva de lo universal, de lo todo inclusivo, de lo indiferenciado y gozoso, de lo genuino e infinito... a la bienaventurada Luz que no concibe oscuridades. Nada se halla separado del observador... despertar del sueño de las diferencias nunca ha sido una cuestión de cantidad sino de consciencia plena, de comunión, de paz mental y de amor indiviso. Ama a Dios, al Eterno, al Santo de los santos, sobre todas las cosas y todos sus tiempos y aconteceres, y recordarás el significado del Amoramar al prójimo como a ti mismo, al saberlo indistinto de tu ser en el Ser de la Divina Unicidad. Todo volverá, por fin, a ser esencialmente reconocido como antes del principio de la paradoja de lo que se inicia y termina: 'No dos'..., perfecta comunión indisoluble de Consciencia Pura en la plenitud eterna de la Vida.

KHAAM-EL




Sé totalmente, siendo en paz ahora...
sin diferencias, sin juicios, sin expectativas...
en gozosa unicidad.